17 de junio de 2019 notifications
menu
Columnas Deportes

Al Larguero

OTRA MIRADA

ALEJANDRO TOVAR
TORREÓN, COAH, miércoles 27 de junio 2018, actualizada 8:34 am


Enlace copiado

¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie? Seguramente, porque todo sujeto consciente de su entorno concibe sus propias fortalezas y en ese conocimiento de sí mismo, ubica las decisiones, una de ellas es ingresar al club de los esperanzados, con la obligación total de ser persona que coleccione ilusiones en esos callejones donde viven los sueños.

Ya como miembro activo, debe comportarse como un turista; ver todo dos o tres veces, indagar, tocar, preguntar mucho, negarse a tener miradas de chicas modernas, que solo parecen ver, cuando en realidad están o recordando amores o esperando que suene el móvil, o creyendo que el sexo no tiene horarios. No, éstos socios son cosa seria, deben afinar siempre su mirada.

Cuando han hecho su entrenamiento básico, le impiden que tome caminos propios; nada de eso, aquí descubrirá que cada quien tiene sus luces y sombras, encontrará que sus dirigentes son maestros en la manipulación de la realidad y en esa franca simulación de la verdad, lo inducen al futbol, no para divertirlo, sino para sujetarlo para el resto de su vida, para tenerlo dominado.

Este es un club donde sus líderes suelen mentir más que los políticos y en ese juego, en esa farsa de la simulación de la verdad, nos transforman en gente sin complejos, con la obligación de mantenerse en la vida personal como los grandes equipos, con esa mística; es decir, solidarios en defensa y valientes al ataque, orgullosos de competir y tomar píldoras para control de la ansiedad.

Lo que no enseñan es que en esto del futbol, es que los muertos no tienen lágrimas, no hay medicinas para el miedo, el olvido es una forma de violencia, las redes sociales son banalidades y como socios tenemos el deber de luchar hasta quedar vacíos o vivir como volar sin pensar en el impacto, como trapecistas que trabajan rezando y sin red, el futbol es la prisión de todos nosotros.

Lo más temido es la etapa de los Mundiales, pues el futbol es ahora una máquina que produce dinero y hay más sponsors que los que suma el Vaticano, las cadenas de tv que no tienen los derechos llevan personal para reñir entre ellos, a falta de videos, mientras en las canchas se privilegia el resultado y el futbol mismo queda en deuda. Se toman modas, como linchar héroes.

En esta falta de libertad se concluye con que nadie puede deshacer el hechizo y algunos compañeros han rescatado frases como aquella de "la timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, un nivel, una dimensión que desemboca en la soledad". Uno quisiera que esa otra mirada fuera con futbol en el triunfo de la imaginación, como un instante eléctrico y supremo.

Ahora mismo todos entendemos, porque en este club se descubren siempre cosas nuevas, la razón de que nos nieguen acceso al vino español KM 31-2016 que por ningún motivo debe ser consumido por gente de nuestro nivel, pues dicen es el vino del placer, euforia, éxtasis, alegría, satisfacción, aunque aquí abunden talentos secretos descubiertos demasiado tarde.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...