25 de marzo de 2019 notifications search
menu
Finanzas

Los híbridos más limpios

LOS AUTOS VERDES NO TODOS IGUALES

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 13 de junio 2018, actualizada 9:51 am

El concepto de "autos verdes" inicia a perder vigencia. Para empezar, porque el lenguaje de comunicación de los principales fabricantes de autos ha optado por los tonos azules para identificar a los vehículos cuya ingeniería está pensada para emitir menos contaminantes que la generalidad. Sin embargo, más allá de eso el problema es otro.

Dicha idea generalizadora agrupa a vehículos eléctricos e híbridos bajo un gran grupo que nos hace pensar que si compramos alguno de estos autos estamos contribuyendo a una causa proambiental que no necesariamente sea real.

Para saber esto hay que remontarnos a la idea de qué rige la naturaleza esencial de cada uno de estos tipos de autos. Los híbridos son vehículos que funcionan con un tren motriz dividido entre la propulsión de un motor a gasolina y uno eléctrico que, teóricamente, hace las funciones de ahorro de combustible. Por ejemplo, el Toyota Prius.

También existen los eléctricos de rango extendido, los cuales se derivan del principio que hace funcionar a los vehículos híbridos con la diferencia sustancial de que el propulsor a gasolina no sirve para impulsar al motor, sino para alargar el funcionamiento del paquete de baterías del auto. Algo así como una fuente de luz que funciona con gasolina. Un ejemplo de este tipo de autos es el Chevrolet Volt.

Finalmente, están los eléctricos puros. Éstos son impulsados exclusivamente por un paquete de baterías que es recargable en una estación de alta corriente en un tiempo reducido, o bien, por largas horas en una instalación doméstica. Por ejemplo, el Tesla Model S.

Sin embargo, entre más se desarrollan los vehículos, se han develado más modelos que nos hacen romper la idea de que tener uno de estos autos no necesariamente quiere decir que estamos contribuyendo al medio ambiente. Para muestra, te enseñamos este comparativo de algunos vehículos que nos demuestran que no sólo por ser híbridos son ecológicos, pues puede que su propósito sea otro, como el desempeño.

 LOS MISMOS BENEFICIOS QUE UN VEHÍCULO ELÉCTRICO PURO

A pesar de que algunos de los modelos híbridos pueden emitir más gramos de dióxido de combustible por kilómetro que un auto con motor a combustión, éstos tienen los mismos beneficios fiscales (exención de verificación y tenencia) que un auto eléctrico que no contamina en relación a este apartado.
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...