19 de febrero de 2019 notifications search
menu
Internacional

Sofoca Theresa May rebelión sobre 'brexit'

DIPUTADOS AMENAZABAN CON DAR CONTROL AL PARLAMENTO CON ENMIENDA

EFE
LONDRES, REINO UNIDO, miércoles 13 de junio 2018, actualizada 8:20 am

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, sofocó ayer una rebelión en sus filas al aceptar negociar algunas concesiones, todavía por determinar, a diputados de su formación que amenazaban con respaldar una enmienda que cedía control al Parlamento en la negociación del "brexit".

La Cámara de los Comunes rechazó por 324 votos frente a 298 una cláusula que obligaba al Gobierno a seguir el dictado del Parlamento en caso de no llegar a un acuerdo con Bruselas sobre los términos de salida de la Unión Europea (UE) que cuente con el visto bueno de las cámaras.

May ya se comprometió en diciembre a someter a votación el eventual pacto al que llegue con los 27 socios comunitarios restantes, pero ese compromiso no especifica qué pasos debe seguir el Ejecutivo en caso de que el Parlamento rechace su propuesta.

Varios diputados "tories", liderados por el exfiscal general Dominic Grieve, se mostraron ayer favorables a una enmienda que permitía a los parlamentarios forzar al Gobierno a regresar a la mesa de negociaciones en caso de no haber alcanzado un acuerdo satisfactorio.

Poco antes de la votación de esa cláusula, May se reunió con Grieve y otros conservadores para ofrecerles "garantías" de que negociará con ellos una solución a sus "preocupaciones", según detalló el propio diputado.

Los Comunes continuarán evaluando ayer la ley del "brexit" antes de enviarla por segunda vez a la Cámara de los Lores, donde los conservadores podrían introducir una nueva enmienda suavizada.

"Estoy bastante satisfecho, creo que vamos a conseguir tener un voto significativo" sobre el acuerdo final, dijo tras la sesión parlamentaria Grieve, que en diciembre ya encabezó una revuelta interna contra el Gobierno en los Comunes.

 APROVECHAN DEBILIDAD

La presión sobre el Ejecutivo para ceder ante los rebeldes comenzó ayer por la mañana, cuando el secretario de Estado para la Justicia Juvenil y Familiar, Phillip Lee, anunció su dimisión por estar en desacuerdo con la política de May sobre el "brexit".

"Creo que el Parlamento debería tener la capacidad de pedir al Gobierno que ajuste su rumbo en beneficio de los intereses de la gente a la que representan sus miembros", consideró el político "tory".

El Partido Conservador no cuenta con mayoría absoluta en los Comunes y requiere del apoyo de los diez diputados del norirlandés Partido Unionista Democrático (DUP, en inglés) para imponerse en las votaciones.

En diciembre, doce diputados rebeldes ya aprovecharon esa debilidad para forzar a May a aceptar una enmienda en la ley del "brexit", un escenario que los conservadores temían que se volviera a producir esta tarde.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...