16 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA


miércoles 06 de junio 2018, actualizada 4:13 am


Ya ve la importancia de la llave

Para asegurar algo al que no cualquiera puede tener acceso, lo ponemos bajo llave. O sea, que ponemos un candado, una cerradura, algo que impida el acceso a menos que usemos la llave adecuada para abrir la cerradura y poder acceder al preciado objeto. Así, con una llave - que por lo general es de metal - abrimos puertas, ventanas, escritorios, autos, muebles, aparatos, cajas fuertes y miles de cosas que se cierran con llave.

Se supone que cada cerradura se abre sólo con una llave o una copia de la misma, así que si usted tiene la llave de su carro, supuestamente nadie más lo puede abrir. Pues se supone, porque el problema es que los "amantes de lo ajeno", o sea, los ladrones, son especialistas en abrir cerraduras sin usar la llave, o bien, le sacan una copia - sepa usted cómo - y abren cualquier cerradura como si nada.

Antes, la misma llave que usábamos para abrir nuestro coche, la insertábamos en la "llave de ignición" y lo encendíamos así para poder conducirlo. Ahora, prácticamente todos no necesitan ya la llave para abrirse y ni siquiera para arrancarlo, ya que con presionar un botón se enciende el automóvil gracias a que diversos sensores en el interior de la cabina ya han detectado que la llave está en alguna parte dentro del auto y así puede arrancar. Y espérese, que muy pronto, la llave de nuestro coche será nuestro teléfono celular… y no solamente del auto.

Las cosas importantes o valiosas se deben guardar bajo llave y esa expresión se usa a veces simbólicamente, sobre todo ahora que se usa cada vez menos. Nuestra huella digital, la retina del ojo o incluso nuestro rostro - aunque estemos feos - sirven de llave para abrir cerraduras modernas.

Pero hay muchos otros tipos de llaves. Están las llaves que sirven como herramientas. La llave tuerca, que sirve para aflojar o ajustar precisamente las tuercas. Así oímos que el mecánico le dice a su ayudante: Pásame la llave de media, o dónde quedó la llave de tres/dieciséis, por ejemplo.

La palabra llave viene del latín clavis, o sea, clave, que es algo que en cierta manera sirve también para conservar algo oculto. En el idioma de la informática, se llama password, una clave que sirve para que sólo el que la conoce pueda tener acceso a determinado sitio o información.

Está también la llave del agua y la llave de paso que abrimos o cerramos para que llegue el líquido a toda la casa. Existen también las llaves o claves que dan indicaciones en el pentagrama cuando se escribe música. ¡Ah!, y que no se me olviden la Nelson, la doble Nelson, la quebradora y todas las llaves que aplican los luchadores a sus contrincantes.

Yo aquí termino, pero usted seguramente seguirá buscando llaves, y si encuentra algunas otras, ¡compártamelas escribiéndome!

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Jaime Carrizosa: ¿Cómo está correctamente dicho: "con base en" o "en base en"?

LE RESPONDO:

Es una expresión que comúnmente se dice mal y que ahora preguntan mucho. La expresión correcta es "con base en".

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Quienes esperan disfrutar las bondades de la libertad, deben soportar la fatiga para defenderla.

Por: Columna póstuma de Juan Recaredo

TAGS
Temas del día
  • Chapo Guzmán
  • Venezuela
  • Roma
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando tendencia...