Siglo Nuevo
REDACCIÓN S. N. Jueves 19 de abr 2018, 1:25pm ... Anterior 1 de 2 Siguiente ...

Creatividad al cubo

Restauración del Antiguo Palacio Municipal de San Cristóbal. Foto: Rodrigo Pardo

Un despacho que apuesta por la cooperación

Ofrecen a los clientes entregar un conjunto coherente de volúmenes, superficies, proporciones así como planteamientos en los que geometría y luz hagan de las suyas. Sus prioridades son el interiorismo, los proyectos de vivienda y las obras a gran escala.

C Cúbica Arquitectos es un despacho fundado en 1990 por tres socios: Emilio Cabrero, Andrea Cesarman y Marco Coello. A ellos los unió, además del gusto por el arte de los materiales, la perspectiva de realizar ejercicios multidisciplinarios.

Definen a su oficina como un lugar para “la expresión con pasión”. Al aplicar ese precepto a los planos, generan inmuebles que persiguen tres atributos esenciales: armonía, calidad y funcionalidad.

Su método apunta a forjar soluciones creativas y con rigor estético. Moldean desde residencias hasta centros comerciales, desde estadios hasta jardines. No desdeñan encargos que involucren dar forma o redimensionar a museos, hoteles, galerías. Aceptan retos en encargos relacionados con diseño de interiores o urbanismo.

Ofrecen a los clientes entregar un conjunto coherente de volúmenes, superficies, proporciones así como planteamientos en los que geometría y luz hagan de las suyas.

Sus prioridades son el interiorismo, los proyectos de vivienda y las obras a gran escala.

En la primera buscan que la personalidad del cliente se vea reflejada en el espacio y de ahí salga hacia la fachada. A propósito del desarrollo inmobiliario buscan ideas apegadas a una actualidad que se decanta por espacios cada vez más reducidos y reclama volúmenes prácticos y versátiles.

Además, en C Cúbica han desarrollado otra faceta: la de promotores e impulsores de la cooperación entre arquitectos y tiendas de diseño. Con eso en mente organizan las jornadas del Design Week México, cita en la que proyectistas, diseñadores gráficos e industriales, interioristas y artistas presentan piezas irrepetibles en un ambiente de colaboración. DWM se ha posicionado como una de las citas de referencia para creativos y actores importantes en los ámbitos de la cultura, la educación, el comercio y el gobierno.

/media/top5/SNarqCCubica.jpg

Museo de San Cristóbal de las Casas, México. Foto: Rodrigo Pardo

Otra de sus ideas en marcha es Blend México, una tienda conceptual en Lomas de Chapultepec con novedades en materia de diseño y decoración en la que también se montan exhibiciones. Quienes recorren el lugar pueden apreciar muestras del trabajo de creadores tanto emergentes como reconocidos, mexicanos o extranjeros.

Estos egresados de la Universidad Anáhuac promovieron la candidatura de la Ciudad de México que le valió ser designada como Capital Mundial del Diseño, título que reconoce las soluciones innovadoras a la hora de implementar estrategias de revitalización urbana. La Ciudad de México es la sexta metropolí y la primera en el continente americano en obtener este título. Para alcanzar esa meta no basta con emprender acciones, son requisitos trabajar en conjunto con la comunidad creativa y alcanzar una mejora de la vida económica, social y cultural en la metrópoli mediante acciones como invertir en la remodelación de calles y en la construcción de nuevas, destinadas únicamente para peatones.

PREMIOS

En la década en curso el estudio de Coello, Cesarman y Cabrero ha nutrido su vitrina de premios. El año pasado los socios recibieron uno del Congreso por un Nuevo Urbanismo, el CNU Charter Award 2017, gracias a la renovación del antiguo Palacio Municipal de San Cristóbal de las Casas en Chiapas. En 2016 les otorgaron el Noldi Schrek, de la Glocal Design Magazine, en la categoría de Arquitectura Efímera. Los distinguieron con el de la Asociación Mexicana de Diseñadores de Interiores en 2012 por su labor en Las Suites. En el mismo ejercicio ganaron el Premio de Interiorismo Mexicano Prisma por Diseño del Año.

Su bagaje teórico los ha llevado a dar pláticas sobre el oficio arquitectónico en foros en Italia, España, Estados Unidos y China. Los han invitados a formar parte de exposiciones en recintos como el Museo de Arte Moderno y el Museo Tamayo, en programas destinados a la producción artística contemporánea.

MUSEO EN CHIAPAS

El Proyecto I de C Cúbica consistió en restaurar y habilitar como museo de sitio la vieja sede del poder municipal en San Cristóbal de las Casas. Se trata de un edificio neoclásico, con la combinación de estilo toscano y dórico romano, erigido en 1885 por el ingeniero Carlos Z. Flores.

La intervención debía partir de un puerto complicado: revertir el deterioro. La clave estaba en no descuidar la integridad del inmueble. En una segunda etapa, el desafío fue adaptarlo a su nueva función.

En el despacho se adentraron en una investigación histórica, procedieron a analizar calas y muestras. Una vez que tuvieron claro el acabado original de los muros, artesanos y especialistas locales se sumaron a las tareas de restauración. Su visión no quedó limitada a esos muros y su interior; ejecutaron adecuaciones en la plaza aledaña, se destaca la instalación de una plataforma para eventos que se inunda y forma una fuente.

Los salones del antiguo palacio adquirieron los modos de salas de exposición y de usos múltiples. Además, los arquitectos propusieron y alzaron un anexo de vidrio. Esto adentra al edificio neoclásico en una combinación con un diseño moderno.

El Museo de San Cristóbal de las Casas abrió sus puertas en diciembre de 2016.

/media/top5/SNarqCCubica2.jpg

Casa M-4, Monterrey. Foto: Jaime Navarro

MÁS SOLUCIONES

El Proyecto VIII, ubicado en Santa Fe, en la Ciudad de México, es otro elemento atractivo de su dosier. Consiste en dos torres con departamentos de 60 a 160 metros cuadrados. En las cercanías hay jardines, andadores y una pista para salir al trote.

Otro componente de su expediente, el Proyecto XVIII, se ubica en Paseo de los Tamarindos, un enlace entre Bosques de las Lomas y Santa Fe. Allí dieron forma a una torre compuesta por 15 niveles de departamentos y una planta baja con áreas destinadas al necesario esparcimiento. Este complejo se destaca porque su volumetría (los espacios tridimensionales) responde a la curvatura del terreno. Los proyectistas se las arreglaron para crear una separación entre el edificio y una meseta ubicada justo detrás.

En 2016, con motivo de la visita del papa a México, en un área de 60 metros cuadrados, alzaron la Capilla del jaguar en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Como Francisco I ofrecía una misa en el estado Víctor Manuel Reyna, era necesaria una capilla dentro del templo deportivo.

Los de C Cúbica remediaron dicha carencia con una propuesta brutalista, apoyada en apenas tres materiales: madera, acero y concreto armado. Erigieron una instalación con un estilo sencillo y limpio. Hay una cruz formada por dos perfiles de acero casi al fondo de la construcción, allí donde inicia un pequeño patio interior. Un tragaluz cruza la capilla por lo ancho.

En una obra más reciente, C Cúbica se encargó de rehabilitar la estación del ferrocarril escénico del bosque de Chapultepec, que se convirtió en el Espacio CDMX Arquitectura y Diseño, sede temporal del Centro de Información del Programa Capital Mundial del Diseño 2018.

En cuanto a su labor de interiorismo, en el Proyecto XI, llevado a cabo en una zona de la Ciudad de México, buscaron concebir un oasis apartado del bullicio de la urbe. La estructura toma los materiales brutalistas antes mencionados y se desglosa en espacios adecuados para una vida cómoda y sencilla. En este sitio hay acabados naturales, cambios de altura, iluminación natural controlada y amplios ventanales, en dinámica relación con un exterior colmado de vida vegetal. Los arquitectos consideran que la inclusión de madera de encino en esta obra brinda un aspecto rústico a su diseño contemporáneo.

En la primera semana de marzo fue inaugurada la edición 2018 del World Design Capital CDMX, en la Segunda Sección del bosque capitalino. Emilio Cabrero, en su papel de director de DWM, destacó la importancia de organizar citas de este tipo para crear belleza y mejorar la vida en las urbes.

Creatividad al cubo

Restauración del Antiguo Palacio Municipal de San Cristóbal. Foto: Rodrigo Pardo


Más de Siglo Nuevo

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT