Columnas Deportes
ALEJANDRO TOVAR Martes 13 de mar 2018, actualizada 8:48am ... Anterior El Siglo 2 de 2 Siguiente ... El Siglo

Al Larguero

El Siglo
TORREÓN, COAH.-
MIRAR Y EXPLORAR

Aunque el crédito de una trasmisión de tv se lo llevan quienes narran y comentan, el real protagónico es el camarógrafo, porque nos deja ver el mundo del futbol a través de sus ojos que son el filtro donde se proyecta para el público, la imagen del bien deseado y va girando y cada mirada es la de una exploración en la cancha que se acompasa con música del alma propia.

El mundo de los Siboldi boys ha cambiado desde que ellos mismos decidieron dejar atrás el oficio de fantasmas que los atrapó un par de años y ya disipada la sombra de Don Chepo aparece el uruguayo con todo el arsenal de Churchill, encarnando en cancha el reflejo de Gary Oldman, llevando al pueblo a una nueva etapa de alegría, pues hemos entrado a un juego de ilusiones.

Rayados hizo una estrategia que no permitiera los desbordes en carrera de Djaniny, con dos carrileros rápidos y flexibles pero ubicando que al no estar Tabares encontraron al joven Cabecita, que abandonó rápidamente su vida de fantasma para sonreír en la cara de la gente, pues salió para luchar hasta quedar vacío y encontró tres claras. Una la falló y dos las puso en la red.

Esas imágenes dominicales entonces obligan a desempolvar la nostalgia a golpe del presente, porque en el futbol muchas veces lo significativo se revela a través de lo trivial pero controlan la mente de muchos miles, porque los comunes somos como una tribu urbana y no es solo la imagen, sino también el espíritu que está en su interior. El futbol los rescata ahora del desagüe.

En general, Siboldi cuida sus palabras, porque es inteligente y sabe que desbordarse equivale a exponerse, entonces va paso a paso, como corresponde a todo hombre mesurado, quizá festeja y grita en la soledad, como el escritor de imaginación abierta que se muestra analizando el mundo, enfrentando peligros y sombras para después dejar sus detalles todos en una escritura nítida.

Mohamed parece jugador de pókar encartado y dio facilidades, dejando a Pabón (cuyo toque y facilidad de disparo no es para el banco) junto con el criterioso Carlos Sánchez, lo que admite que dentro, no todo es fraternidad y armonía, porque apenas ingresaron la máquina aceitada aceleró, en un gesto de soberana lucidez sobe el trasfondo de vidas pequeñas, ligeras y atormentadas.

Para el pueblo, un liderato es un homenaje, desapercibido para los medios de México, Guadalajara y Monterrey, que ahora nos miran hacia arriba y no entienden lo que sucede o no pretenden darle su crédito, aunque todos sabemos que el buen juicio depende del apego a la verdad. Los laguneros somos raza de trapecistas de la vida, acostumbrados a vivir en el aire y dejarse caer hasta el final, sin red

[email protected]


Etiquetas: Al Larguero

Más de Columnas Deportes

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT