17 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA


lunes 05 de marzo 2018, actualizada 4:13 am


La usamos hasta en la sopa

La palabra "hasta" es una preposición que denota el término de tiempo, lugares, acciones o cantidades. La usamos con frecuencia para despedirnos: si hay un término definido decimos: "hasta mañana", "hasta el lunes" o "hasta la noche", por ejemplo. Si no está definido para cuando, decimos: "hasta la vista", que significa "hasta que nos volvamos a ver", o decimos "hasta luego" o quizá "hasta la próxima (ocasión)". Si no quieres volver a ver a esa persona, quizá te despidas diciéndole "hasta nunca".

Le doy otros ejemplos de aplicación de hasta: Tengo clases de las siete "hasta las doce". En ese caso, está muy bien definido el principio y el final, pero en el caso siguiente no: ¿A qué horas empieza la fiesta? A las ocho. ¿Y termina?, pues "hasta que el cuerpo aguante", o hay quien dice "hasta morir", metafóricamente, claro, no en sentido literal.

Dicen que había unos vasos que tenían grabado en el fondo la imagen de Jesucristo. El borracho que se tomaba el contenido de un solo trago exclamaba antes de hacerlo: "Hasta no verte, Jesús Mío", porque tomaba y tomaba y cuando veía la imagen divina es que ya se había acabado el contenido.

Y hablando de dipsómanos, o sea, de los que "empinan el codo" con frecuencia, se dice que "Fulanito andaba anoche hasta atrás" o "Hasta las chanclas" o también "hasta el chongo", aunque estas expresiones a veces pueden aplicarse en otra forma. Por ejemplo, cuando vayas a un restaurante y está muy lleno, puede ser que alguien te haga la referencia: "Uh, está hasta el chongo".

En esas mismas aplicaciones, se usa la expresión "hasta las manitas" y "hasta el tronco", y los chavos, si se muestran escépticos ante algo que les contó un amigo, no es raro que le repliquen: "Uy, sí, hasta crees".

La señora que está harta de las travesuras del chamaco, le dirá: "ya me tienes hasta la coronilla" o "estoy hasta el copete", y alguien un poco más grosero y que ya no le gusta su trabajo dirá: "Ya estoy hasta la madre de esa chamba".

Un individuo que anda deprimido o avergonzado se dice que anda con la cara "hasta el suelo", y algo que dura mucho es que dura "hasta el infinito" o "hasta el día del Juicio", refiriéndose al Día del Juicio Final, de acuerdo con las creencias de los cristianos.

Si entras a bañarte a un río, quizá digas: "No está hondo. El agua me da hasta la rodilla", y para marcar una distancia determinada se puede decir que es "de aquí hasta allá".

Yo me voy con un refrán que digo irónicamente cuando como demasiado: "Ahora sí, con esto y un bizcocho, hasta las ocho".

Escríbale a Juan Recaredo: [email protected]

PREGUNTA DEL PÚBLICO:

Araceli Galván: La canción del pastorcillo y el tambor dice: "en su humilde zurrón" ¿Qué es un zurrón?

RESPUESTA:

El zurrón es una bolsa de cuero que usan los pastores para llevar su comida u otras cosas.

Me retiro con esta frase de Goethe: Nadie es tan esclavo como quien se cree libre sin serlo. ¿Cómo dijo? LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA.

Por: Juan Recaredo

TAGS
Temas del día
  • Fortaseg
  • Chapo Guzmán
  • Roma
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando tendencia...