Columnas Social
M.V.Z. MIGUEL DÁVILA DÁVILA Domingo 25 de feb 2018, actualizada 10:30am ... Anterior El Siglo 3 de 5 Siguiente ... El Siglo

La columna del perro

El Siglo
TORREÓN, COAH.-

EL SALARIO DEL MIEDO

Las fallas o los errores en un empleo u oficio convencional, pueden corregirse o enmendarse, y en el peor de los casos, si no queda bien el trabajo o a conformidad del cliente, se puede rehacer desde el principio, con los consiguientes problemas de quedar mal con las fechas de entregas, las metas programadas, o pérdida parcial o total en el presupuesto programado para tal o cual cosa, pero de cualquier forma siempre se podrá corregir.

Si un arquitecto o ingeniero calcula mal el tiempo de entrega de alguna obra que le encargaron, podrá mermarle el margen de ganancia pero no pasará de ahí.

Si un ingeniero agrónomo calcula mal la fertilización, el insecticida o el agua que necesita alguna parcela, tendrá ciertas perdidas que podrán ser enmendadas para la próxima temporada de siembra y cosecha.

Si algún carpintero entrega un trabajo encomendado y a su cliente no le gusta, tiene la opción, o de que no le paguen lo convenido, o de repetir o corregir el trabajo a conformidad de su empleador.

En el caso de dedicarse a la política, el político tiene el recurso de la "chimoltrufia" así como te digo una cosa, te digo la otra y si con esto no quedan conformes las bases entonces queda el recuerdo de "ni los veo, ni los oigo"

Si alguien se dedica a la abogacía, tendrá el recurso de las demandas, contrademandas, amparos recursos de prescripción etc., para corregir los errores del cliente y de el mismo en caso de que los cometa, durante el proceso.

Si alguien trabaja para el gobierno o para alguna empresa, una vez acabada su jornada laboral se va a su casa a descansar, dejando los problemas de su trabajo atrás y no se los lleva a su casa para estar pensando en ellos, y si dejo algo inconcluso, piensa el lunes lo terminaré.

Pero ahora imaginemos que alguien se prepara para ir a trabajar, y tuvo alguna contrariedad con su esposa y sale molesto de su casa sin desayunar y en el traslado a su "chamba" se le descompuso su automóvil, se baja toma un taxi para continuar su camino hacia su trabajo pensando que tiene que pagar la colegiatura de sus hijos, y no olvidarse de recogerlos a la salida de clases, porque uno de ellos está enfermo para colmo de sus males les avisan al llegar a su área de trabajo que la grúa se llevó su auto porque lo dejo en un lugar prohibido y ahora pensemos que a quien le pasó éstas y otras más contrariedades tan mundanas como cotidianas y comunes sea un médico, que 20 minutos después tiene programada una cirugía o un procedimiento quirúrgico del cual depende una vida. Entonces y sólo entonces pudiéramos pensar que un error en cualquier trabajo, puede ser corregido, pero tratándose de la medicina, esto en muchas ocasiones no podrá ser así.

Por eso cuando alguien va a ser operado y las personas me dicen voy a orar por él, yo les sugiero que mejor recen por el médico que los va a intervenir, pues mientras el paciente permanece pasivo, esperando lo mejor, el médico necesita de toda su concentración mental y física para dar lo mejor de él.

Recordemos que la vocación para todas las profesiones, es la decisión que tomamos con respecto a lo que nos queremos dedicar, y si por algún motivo no logramos dedicarnos a lo que estudiamos, siempre habrá la posibilidad de desarrollarse honrosamente en otra cosa.

Pero el que estudia para ser médico en cualquiera de sus especialidades, o especies no se prepara sólo para trabajar, sino para una forma de vida, de la cual dependen para bien o para mal otras personas, iguales a él quienes le confiaran su salud y sus vidas.

Por eso quién se dedique a cualquier rama de la medicina, sabrá lo desafiante que es su vocación, y que en cada paciente se pudiera ganar o perder su reputación y por ende su futuro.

Y ahora para terminar una gota de filosofía: EL DIABLO NUNCA DUERME, Y DIOS NO PARPADEA.


Más de Columnas Social

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT