19 de mayo de 2019 notifications
menu
Doctor en Casa

Mantén una visión sana

Cuándo es necesario usar lentes

EDITH GONZÁLEZ
Torreón, Coahuila, sábado 03 de marzo 2018, actualizada 12:34 pm

A partir de un estudio realizado en Nigeria, se reveló que el 64 por ciento de los estudiantes creen que el uso de las gafas puede causar daños a los ojos. En Pakistán sucedió algo similar pero con el 69 por ciento de los objetos de estudio.

María Luisa Lozano Torres, licenciada en Optometría con especialidad en Desarrollo Funcional, explica que son los lentes adaptados de manera incorrecta los que pueden generar severas afectaciones a la salud visual.

Anteriormente en México no existía regulación legal para la prescripción óptica y cualquier persona podía hacerlo, sin embargo a partir de 2015 quedó establecida en el artículo 79 de la Ley General de Salud, que "para el ejercicio de actividades profesionales en el campo de la medicina, la odontología, la optometría, entre otras, se requiere que los títulos profesionales o certificados de especialización hayan sido legalmente expedidos y registrados por autoridades educativas competentes".

Lozano Torres, explica que no existe evidencia científica que demuestre afectaciones oculares por el uso de lentes, pero si una graduación es incorrecta, puede provocar diferentes defectos visuales, entre ellos miopías severas.

Normalmente esto sucede cuando la graduación es recomendada por personas que no tienen una preparación académica como la que ofrece la licenciatura en Optometría, de ahí que la recomendación sea acudir a establecimientos donde se muestre el documento que acredite el conocimiento del área.

Cuándo “poner ojo”

Los padecimientos visuales pueden aparecer desde la niñez. En el caso de los pacientes infantiles, el aprendizaje es a través del sentido maestro que es el visual, por eso es indispensable que todo niño o niña que ingrese a preescolar, sea evaluado para detectar si requiere el uso de lentes.

No hacerlo puede obstaculizar su correcto aprendizaje además de traer otras consecuencias desastrozas para el menor, ya que según la especialista el sentido visual no trabaja solo; a menudo suele trabajar de manera coordinada con el sistema auditivo, sistema de tacto, el sistema motriz, y si no se detecta que un sentido está sin balance, lo que provoca es que el resto tenga un retraso.

“Ojo que no guía bien a sus demás sentidos, genera retraso, tenemos retardos inclusive motores, cuando son defectos importantes se genera una inseguridad motora ya que el sentido visual está íntimamente ligado con el auditivo y si hubiera un problema visual severo que no es atendido, se liga automáticamente con el sistema auditivo y el aparato vestibular donde se da el equilibrio, son niños que se sienten inseguro en sus movimientos, son patrones de movimiento que no se van grabando de manera correcta a nivel cerebral, nos hace personas inseguras y en toma de decisiones intelectuales motoras o cuando estamos en peligro, somos incapaces de tomar una decisión rápida”.

Pocas veces los niños mienten, cuando alguno manifiesta un malestar ocular la especialista recomienda escucharlos y acercarlos con las y los especialistas para hacer el examen visual en el que se determine si existe algún problema.

“Los niños son las personas más auténticas. Cuando tienen alguna dificultad, las distracciones constantes en la escuela o al hacer la tarea, si no atrapa la pelota bien, si se tropieza seguido, si no puede andar en bicicleta, son algunos síntomas, hay que observarlos y escucharlos para atenderlos”.

En estos casos, las especialistas realizan en niños y niñas diversas pruebas combinadas para ver el funcionamiento  (auditiva-visual, verbal-visual, equilibrio-visual) con sus demás sentidos para hacer que funcionen de una forma eficiente y no tengan problemas escolares”.

Una necesidad para todos

La optometrista señala que en algún momento de la vida todos necesitaremos del apoyo de lentes por salud, debido al desgaste natural ocular que se da partir de los 40 años.

“Se va perdiendo la flexibilidad de la acomodación, hay un órgano muy pequeñito encargado del enfoque que se llama cristalino y con la edad se va endureciendo, entonces pierde flexibilidad y ya no puede tener esa acomodación rápida para enfocar lejos y cerca, cerca y lejos (presbicia), aunque sea un paciente normal, a los 38 o 40 años va a sentir esta necesidad”.

La recomendación para el uso de gafas se hace desde que se detecta a un paciente con estrés visual caracterizado por fatiga ocular, hasta otro tipo de sintomatología más severa.

La importancia de un diagnóstico oportuno con su respectiva corrección explica, es por todo lo que engloba el proceso de acomodación visual (enfoque), en el que se inmiscuyen desde los vasos sanguíneos que participan para que sea correcto.

Cuando hay dificultad para llevarlo a cabo, causa que los vasos sanguíneos se acompañen de otros más y arrastre a otros pequeños órganos del globo ocular para efectuar un mejor enfoque al no obtenerlo tan solo por el cristalino, lo que va a afectar es que este esfuerzo a diario provoque fatiga ocular importante con su sintomatología: cefalea, ojo rojo, parpadeo, etc.

Una vez que se detectan estos síntomas es necesario acudir con el especialista quien hará un estudio concienzudo sobre el enfoque, entre otras cosas, que ayudarán a detectar el padecimiento y la graduación para su corrección, o de lo contrario a mayor esfuerzo habrá un mayor desgaste que puede traer consigo un defecto visual más elevado.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...