Columnas Social
M.V.Z. FRANCISCO NÚÑEZ GONZÁLEZ Domingo 18 de feb 2018, actualizada 10:22am ... Anterior El Siglo 4 de 10 Siguiente ... El Siglo

Pequeñas especies

El Siglo

LA OTRA CARA DE LOS CONGRESOS

No todo es estudio y estar encerrados en los congresos escuchando los últimos avances de la ciencia veterinaria dedicada a las pequeñas especies.

Hemos tenido la gran oportunidad de asistir a diferentes congresos dentro y fuera del país durante los cuarenta años dedicados a la salud de los animales y una de las grandes experiencias es conocer las costumbres y lugares de las diferentes ciudades anfitrionas máxime cuando hay la coordinación de los gobiernos de los estados y las asociaciones para dejar una grata impresión y regresar al próximo año, pero sobre todo la convivencia que realizamos con los colegas que nos hace transportar una vez más a una de las más bellas épocas de nuestra vida, cuando fuimos estudiantes.

Hace días asistimos al congreso anual en Puerto Vallarta, varios colegas de nuestra asociación asistimos, algunos de ellos viajaron en avión mientras que tres de nosotros preferimos viajar en automóvil e ir disfrutando y pernoctando donde nos diera en gana. Otra de las grandes ventajas de ir por carretera en la provincia, son las bellas artesanías que nos sacan de apuros para llevar regalos a la familia, pero sobre todo los agasajos gastronómicos que disfrutamos, afortunadamente coincidíamos en los antojos y los tres nos catalogamos de "buen diente".

Una de las características que nos identifica a la gente de nuestra región, es el carácter alegre y hospitalario, nos gusta platicar con cualquier persona desconocida. Recuerdo que en el congreso mundial de Granada, España, en los intermedios de las conferencias, asistía a la exposición comercial de productos utilizados en la clínica veterinaria, había cientos de locales exhibiendo los últimos adelantos a nivel mundial de tecnología, veíamos desde los importantes laboratorios de medicina veterinaria hasta las grandes compañías de aparatos de resonancia magnética, anestesia, rayos x, ultrasonidos, instrumental, libros, etc. la mayoría quería sobresalir con sus obsequios para atraer la atención de los congresistas echando la casa por la ventana, había quien regalaba desde los sencillos bolígrafos hasta libros, botellas de vino, otoscopios, lámparas, medicina, todos atendidos por bellas edecanes, me llamó mucho la atención el local de un laboratorio que tenía una pequeña barra con sus respectivos banquillos, ¡un microbar!, sobresalían las estiladas llaves doradas del barril donde servían una espumosa cerveza española y a un lado para degustar una deliciosa pierna de jamón serrano, hice amistad con tres colegas españoles que tenían una clínica en Badajoz, les agradaba escuchar las anécdotas de nuestros pacientes y sobre todo los chistes que para eso nos pintamos solos, también congeniamos con los colegas brasileños, bastante alegres, había colegas japoneses, australianos, ingleses, israelitas, de todas partes del urbe, logramos entablar plática con algunos de ellos, pero definitivamente hubo mayor identificación con los hispanos.

En Madrid había una zona de viejos bares, "cuchilleros" donde uno se remonta a cientos de años atrás por su vieja arquitectura, nos sorprendimos al escuchar la música, esperábamos oír el clásico flamenco y cual fue nuestro asombro que la mayoría de las canciones eran de nuestro querido Juan Gabriel, lo cuál nos daba mayor agrado y fue motivo de hacer nuevas amistades.

En una ocasión le comenté a mi colega con quien compartía el cuarto del hotel, miembro de nuestra asociación, nos encontrábamos en el congreso mundial de pequeñas especies en Granada. Mañana me voy a Málaga le dije, se encuentra a una hora de aquí, incrédulo me preguntó que me iba a perder las conferencias de cardiología y gastro del siguiente día, también invité a otro colega que se encontraba en otra habitación del hotel, éramos los tres inseparables en las excursiones turísticas, también me dijo asombrado, ¡te vas a perder las conferencias de mañana!, así es le dije, mañana salgo a las seis de la mañana para aprovechar el día, si te animas me avisas. Al día siguiente a las seis de la mañana estaba por salir de la habitación y me dijo mi colega ¡Siempre si te acompaño! cursos y conferencias los hemos tenido toda la vida, España sólo una vez.

En la estación de camiones, al ver los letreros de los diferentes destinos de las líneas de transporte era increíble, Francia, Portugal, Italia, Alemania, Suiza, algo a lo que no estaba acostumbrado. Estando en la playa de Málaga veíamos Marruecos, el Continente Africano a simple vista, y sobre todo el gran espectáculo que daban las Malagueñas que se asoleaban placenteramente sin recato alguno, fue una experiencia que disfrutamos aún a nuestra edad, recuerdo muy bien ese día, era un cuatro de octubre, onomástico de mi colega y mío, así que teníamos motivos para celebrar el día de San Francisco.

Al regresar en la noche nos fuimos directamente a un gran evento que habían preparado los anfitriones, al platicar de la grata experiencia del viaje al colega que prefirió quedarse a las pláticas de cardiología a irse de "pinta" con nosotros, que no lo culpo, nos dijo arrepentido, "hubiera ido con ustedes, vimos lo de siempre", mañana vamos a la Alhambra, un hermoso palacio del siglo trece construido por los Moros, tú sabes, ¡claro que me voy con ustedes!, pláticas y cursos habrá toda la vida.

Fue así como conocimos, Toledo, Sevilla, Madrid, Málaga y Granada. No creo que hayamos exagerado cuando le platicamos nuestras experiencias de Málaga a nuestro colega que se perdió de ese viaje, que regresó a España después, precisamente a conocer la bella ciudad de Málaga.

Espero que mis colegas no sigan el mal ejemplo de un servidor e "irse de pinta" y no asistir a las conferencias, pero si lo hacen para conocer España, ¡Creo que valdrá la pena!


Más de Columnas Social

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT