20 de enero de 2019 notifications search
menu
Deportes

Dan colorido a trayecto en la carrera de los 5K

AARÓN ARGUIJO
TORREÓN, COAH, lunes 12 de febrero 2018, actualizada 8:36 am

El ambiente de fiesta, camaradería y convivencia fue el ingrediente principal de la Carrera Atlética de 5 kilómetros organizada por El Siglo de Torreón y que se llevó a cabo durante la fresca mañana de ayer.

Desde las 8:00 horas comenzaron a congregarse los corredores a las afueras de esta casa editora, donde tuvieron oportunidad de realizar sus últimos ejercicios de calentamiento, ajustar bien sus agujetas y colocarse el chip electrónico, para comenzar el recorrido de cinco mil metros. Comenzó entonces la cuenta regresiva y se escuchó el disparo de salida para liberar la adrenalina de los centenares de deportistas que dieron vida a esta competencia en la que participaron familias enteras con el objetivo de pasar una mañana agradable en torno a la actividad física.

Las calles del Centro de la ciudad fungieron como pista de atletismo para los corredores que a cada paso recorrían un poco de la historia de Torreón, pasando junto a edificaciones que han sido parte imprescindible para el crecimiento de "La Perla de La Laguna". En el pelotón de atletas se pudo observar a luchadores enmascarados, superhéroes del universo Marvel o de la vida real que cruzan cualquier obstáculo a bordo de su silla de ruedas, incluso se logró ver al Chavo del ocho y hasta al mismísimo Diablo, todos corriendo por su causa particular.

No faltaron las mascotas que acompañaron a sus amos, así como tampoco los niños pequeños, quienes a bordo de sus carriolas no reparaban en la batalla particular con el cronómetro, ellos se dedicaban a sonreír para los espectadores que alrededor de la calle les brindaba el aplauso. Ver el Bosque Venustiano Carranza anunciaba a los corredores que se encontraban cerca de cumplir con su objetivo, rodear el "Gran Pulmón" de la ciudad significaba agotar las últimas energías en las piernas, pero ahí precisamente se incrementaba el apoyo, lo que empujaba a los participantes a seguir adelante.

La recta final en la calle Juan Pablos se corre más con el corazón que con las piernas, los atletas se entregan al júbilo y con cada paso se acercan más y más a la META, donde se pisa el tapete azul y se puede exclamar "misión cumplida".

Al final, un masaje, una terapia, el kit de hidratación y recuperación, además de la medalla, sólo sonrisas se veían en el área de convivencia, expresando los laguneros su felicidad tras culminar una edición más de esta carrera - convivencia de 5 kilómetros que se ha convertido en toda una tradición dentro del calendario atlético de la región.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...