18 de enero de 2019 notifications search
menu
Torreón

Peatones sufren con obras del Metrobús

ARRIESGAN SU INTEGRIDAD AL IR ENTRE VARILLAS, CABLES Y TIERRA

ROBERTO ITURRIAGA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 07 de febrero 2018, actualizada 2:10 pm

María Graciela Hernández lleva en brazos a su pequeño nieto de un año, ella es una mujer de la tercera edad y con una lesión en una de sus piernas, luego de bajar de un camión debe cruzar el bulevar Revolución para llegar a la Clínica Número 16 del IMSS en Torreón.

En primer lugar se enfrenta al tráfico de vehículos en ambos sentidos, los conductores casi nunca respetan los límites de velocidad y precisamente en ese punto no hay elementos de Vialidad que la apoyen para que tenga un cruce seguro; se acerca la luz roja del semáforo y camina a prisa para llegar al camellón central, ahí se enfrenta a otro riesgo: cables y varillas que salen del suelo, las debe sortear para evitar una tragedia.

"Es que no se ponen en nuestro lugar, se tardaron mucho para abrir aquí y luego nos dejan así todo peligroso, yo todavía puedo caminar más o menos bien, pero hay gente que se puede caer y se pueden encajar una varilla… siempre el más perjudicado es uno que anda a pie, que anda en camión", lamenta la señora García.

En otro punto del bulevar Revolución, a la altura del bulevar Sarabia, el tráfico sigue cerrado de forma parcial, todo un carril de circulación sigue ocupado por máquinas y trabajadores que dan forma al proyecto del Metrobús, las autoridades iniciaron con las obras de ese lugar en agosto de 2017 y prometieron reabrir en diciembre, para ayer martes 6 de febrero de 2018 ni siquiera había fecha para concluir, menos para reabrir a la circulación.

CIRCULACIÓN PROBLEMÁTICA

Precisamente en ese crucero es donde se forman los llamados efectos "cuellos de botella" entre los vehículos, es a las "horas pico" cuando largas filas de unidades automotrices se generan en dos carriles laterales de la derecha para circular rumbo al oriente.

Agentes de Vialidad prácticamente deben de ocupar la zona de forma permanente para evitar accidentes, pues la cantidad de vehículos (incluyendo camiones de ruta) es elevada respecto a otros cruceros del mismo bulevar Revolución. "Yo no veo que trabajen muy seguido, pasan días y las máquinas están paradas, a nosotros nos ha ido muy mal en cuanto a los clientes, cerraron en agosto y nos dijeron que antes de este año iban a terminar, pero no vemos claro, la verdad", detalló Juan Carlos, empleado de un negocio de alimentos en la zona.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...