21 de enero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

La columna del perro

M.V.Z. MIGUEL DÁVILA DÁVILA
domingo 28 de enero 2018, actualizada 10:28 am


¿CREES EN EL KARMA?

El lunes pasado por el rumbo del vado del Rio Nazas, una persona del sexo masculino (si es que se le puede llamar persona) se bajó de su automóvil, y acto seguido, aventó a dos cachorritos de aproximadamente dos meses de edad al arroyo, estos cachorros retozando, pensaban que los llevaban a pasear y de una manera alegre y procurando seguir el juego, siguieron a su "amo" quien por toda respuesta los pateo para que no lo siguieran y se cayeran al lecho seco de nuestro querido "Rio Nazas".

Por fortuna pasaba por ahí, una persona de buen corazón, quien los rescato y alcanzo a este vil ser, reclamándole su proceder, quien por toda respuesta se hizo el desentendido y como si tal cosa, se alejó del lugar haciéndose el ofendido.

Este cobarde acto se repite por desgracia con más frecuencia que antes. Para los que si sentimos siempre compromiso de ayudar, y tratar de no perder la capacidad de asombro y de congraciarnos con los seres desvalidos, el enterarnos de estos actos nos afecta, pero aun así tratamos de reponernos de este negativo sentimiento y ayudar siempre en la medida de lo posible. Estoy convencido porque la vida me lo ha enseñado así que tarde o temprano los actos buenos que hagas en la vida siempre los premia, y los actos malos tarde que temprano también se pagan. El karma no falla nuestros actos hablan por nosotros más que nuestra boca y como dicen los orientales estos se nos regresan sean buenos o sean malos.

Me pregunto qué es lo que espera la humanidad para cambiar, y además el cambio en caso de que así fuera debe ser real, no solo debe ser en apariencia con una doble moral, de aparentar una cosa y ser otra. Tal vez esperamos que los demás cambien para nosotros, después el día de mañana tal vez cambiar, si así nos conviene, me pregunto ¿tendremos un mañana? Para como están las cosas en la actualidad, nadie tenemos la seguridad de tener un mañana, por tanto el cambio debe de ser aquí y ahora, recordemos siempre la consigna muy sabia de la vida que como un juez implacable nos recuerda que nadie se va de este mundo sin pagar las que debe.

Y ahora para terminar una gota de filosofía: LOS PLEITOS NI GANADOS, SON BUENOS.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...