Siglo Nuevo
REDACCIÓN S. N. Miércoles 24 de ene 2018, 11:49am ... Anterior 1 de 2 Siguiente ...

La movilidad tubular de Munsk

Foto: Hyperloop

Traslados terrestres a la velocidad del sonido

Un viaje hyperloop es, básicamente, subir a bordo de una cápsula que se mueve con asombrosa celeridad mediante cables eléctricos y propulsión dentro de tubos de baja presión.

El futuro, uno que se presume inmediato, del transporte es la levitación magnética. México está inscrito entre los primeros territorios donde la tecnología promovida por el estadounidense Elon Musk, dueño de la armadora de vehículos eléctricos Tesla y de la agencia de viajes turísticos fuera del planeta SpaceX, haría sus primeros recorridos.

Hyperloop One México es el nombre del proyecto cuya visión se enfoca en lograr, en un plazo de cinco años, la construcción de una ruta entubada para hacer viajes de la Ciudad de México a Guadalajara en 38 minutos; también habría salidas de la capital del país a Querétaro, la distancia entre ambas ciudades se cubriría en 12 minutos.

Sin embargo, son muchos los vacíos de información. Se desconoce el monto a invertir y si habrá aportación de los gobiernos locales y federal.

Tampoco se tienen definidos aspectos fundamentales para el funcionamiento de este modelo de transporte; no hay una versión definitiva acerca de cómo se hará que los vehículos floten y se desplacen a grandes velocidades; se trata de un punto indispensable, garantizar el vacío del ducto, es decir, que no haya aire en su interior.

Otra cuestión todavía en duda es la relativa a la capacidad de generar el campo magnético que separe al vehículo de la vía y anule la fricción. Un tercer factor es la cantidad de energía (y de qué tipo sería) a gastar en la propulsión.

El consorcio mexicano responsable de la ejecución se llama Mexloop y su propósito es establecer un tendido tubular con una extensión de 532 kilómetros.

En etapas posteriores se buscaría llevar el modelo de movilidad ultraveloz en dirección a Manzanillo y Veracruz, a Monterrey y Nuevo Laredo.

GANADORES

En septiembre pasado la empresa Hyperloop One anunció que Mexloop fue uno de los ganadores del Hyperloop One Global Challenge, convocatoria en la que se destacaron 10 proyectos en Estados Unidos, Reino Unido, México, India y Canadá.

En el consorcio mexicano participan firmas como Arup, Sener, Thornton Tomasettis, Baker McKenzie, McKinsey & Company, JLL, Voyage Control Integralis Consulting Group y Bruce Mau Design además de una oenegé, el Instituto Mexicano de Desarrollo de Infraestructura.

Un viaje hyperloop es, básicamente, subir a bordo de una cápsula que se mueve con asombrosa celeridad mediante cables eléctricos y propulsión dentro de tubos de baja presión. Los promotores de este sistema indican que, con una resistencia aerodinámica muy baja en los ductos, se alcanzarían velocidades de avión supersónico en una ruta totalmente terrestre; la consideran una revolucionaria combinación de tecnologías aeronáutica y ferroviaria. Si la teoría se traslada a la práctica con eficacia, el impacto en la logística de los traslados sería enorme y se obtendría un beneficio ecológico de consideración.

EVOLUCIÓN

Virgin Hyperloop One (VHO), una de las empresas estandarte de esta iniciativa de levitación magnética, difundió que consiguió una nueva marca de velocidad de 386 kilómetros por hora. Es apenas una cuarta parte de lo que espera conseguir el dueño de Tesla.

La prueba de VHO se realizó en la pista DevLoop construida por Virgin en la Unión Americana, en el estado de Nevada.

En la prueba fue utilizada una cápsula de ocho metros y medio de largo que recorrió un tubo con una extensión de medio kilómetro. En la compañía explicaron que desarrollaron un sistema de esclusa que deja el interior de la vía casi sin aire.

Una noticia relacionada fue la obtención de un permiso, por parte de la compañía de infraestructura The Boring Company, para iniciar las excavaciones de la que sería su primera línea. Se trata de abarcar 16.5 kilómetros de una ruta Baltimore-Washington.

La meta establecida es ofrecer viajes de 20 minutos de duración entre Washington DC y Nueva York.

No obstante, es claro que todavía faltan varios años para ver abierto al público el hyperloop. Otro punto digno de mención es que la visión de Musk pasa por alcanzar velocidades de hasta 1 mil 200 kilómetros por hora.

/media/top5/SNcienciahyperloop.jpg

El prototipo supersónico se mantuvo rodando en las vías durante su primera prueba utilizando levitación magnética. Foto: Hyperloop one

ABIERTO

Elon Musk se conduce por el camino de la sinergia tecnológica. Posee varias compañías y, aunque todas tratan materias distintas, la meta es alcanzar una confluencia en la que todas aporten parte de sus innovaciones tecnológicas a la consecución de un objetivo más grande.

Su definición del hyperloop es buena referencia del carácter híbrido de la misión: “una mezcla de un Concorde, un cañón de riel y el juego de hockey de mesa”.

El manifiesto del cofundador de PayPal sobre el transporte por levitación fue presentado en 2013. El documento de 57 páginas desmenuza sus reflexiones y estimaciones sobre el tema.

Musk partió de imaginar cómo podría realizar un trayecto de seis horas en coche en sólo 35 minutos. La única opción para los viajes a velocidad superlativa, según el sudafricano, es la de cápsulas que se deslicen por un tubo mediante tecnología de punta. Así sembró el germen de un proyecto de colaboración abierta.

Las cápsulas visualizadas por el también inventor estarían integradas con motores eléctricos en línea que les permitirían alcanzar los 1 mil 200 kilómetros por hora ya mencionados.

En su discurso reconoce que hay mucho por hacer y revisar, en particular en materia de costos, abordaje y descenso de pasajeros, el mecanismo de los vehículos y, desde luego, cuestiones de Física aplicada. En el plano ideal, expone, se trata de lograr un modo de viajar seguro y sumamente rápido a precios accesibles.

Munsk anticipó que la movilidad será el quinto medio de transporte colectivo después de las aeronaves, los trenes, los automóviles y los botes.

“El hyperloop, o algo similar, es, en mi opinión, la solución adecuada para el caso específico de ciudades vecinas que estén separadas por hasta 1 mil 500 kilómetros”, expuso en su medio y reiteró su confianza en desarrollar desplazamientos que alcancen la velocidad del sonido.

También asegura que no habrá demasiada contaminación auditiva. Con la geometría adecuada y la altitud suficiente, defiende, el ruido no será más alto que el de los aviones hoy día.

Para acercar éste sueño a a la cotidianidad con mayor rapidez, Elon Musk decidió manejarlo dentro del esquema de hardware abierto. Eso significa que cualquier desarrollador interesado puede trabajar el concepto y obtener respaldo para echarlo a andar.

A Musk le tomaron la palabra los emprendedores de Hyperloop One, fundada en 2014 por Josh Giegel y Shervin Pishevay, que en cuatro años ha recaudado financiamiento por 295 millones de dólares. Este año se fusionó con la compañía Virgin y así se ubica a la cabeza en el desarrollo de esta tecnología. Son los únicos que han construido un sistema Hyperloop a gran escala.

MINUTOS

Los detractores de la idea no dejan de objetar que se trata o de un engaño o cuando menos de pura especulación debido a obstáculos técnicos, económicos y regulatorios. Los partidarios señalan que el hyperloop ya existe, con el matiz de que no se trata de un medio de transporte funcional sino de un modelo en fase de pruebas.

En esa etapa inicial destacan, además de Virgin Hyperloop One, nombres como Hyperloop Transportation Technology, cofundada por Dirk Ahlborn y Bibop G. Gresta, así como Transpod, cofundada por Sebastien Gendron y Ryan Janzen.

El plan de Musk es que se vayan resolviendo las dudas sobre el funcionamiento del concepto y que se consigan los permisos urbanos y gubernamentales necesarios para tener tres hyperloops activos en 2021.

La meta, en términos de vida cotidiana, es decir adiós a los embotellamientos, al tráfico, y que cruzar de una ciudad a otra o incluso de un país a otro sea algo que se tome apenas unos minutos. El proyecto, en suma, es objeto de críticas porque, de momento, no hay ninguna certeza de que funcionará.

La movilidad tubular de Munsk

Foto: Hyperloop

La movilidad tubular de Munsk

Foto: Hyperloop one

La movilidad tubular de Munsk

Hyperloop realiza primera prueba pública en una pista instalada en un desierto próximo a Las Vegas. Foto: Hyperloop one


Más de Siglo Nuevo

... Anterior Siguiente ...


2
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT