lector opina
El Siglo de Torreón Jueves 11 de ene 2018, 10:49pm ... Anterior 1 de 1 Siguiente ...

Foro del Lector


El legado de Peña Nieto.

La caída de la popularidad de Peña Nieto, como presidente de México, ha venido de menos a más, a partir de su tercer año de gestión, y tal parece que aún no termina de llegar al sótano; sin embargo, por sus dislates ya la historia y la sociedad, con excepción de la élite política, comienza a juzgarlo.

En una suerte de acto circense en el que la función empezó bien, pero de poco a poquito los actores empezaron, por descuido o descaro, a dejar ver el truco de sus actos malos que parecían ser buenos; cuando el descaro y la desvergüenza ocuparon el lugar del recato y la moderación; cuando la honradez, la justicia, la rectitud y la integridad dejaron paso a la deshonestidad, el oprobio, la corrupción y la impunidad; entonces, el sistema de gobierno, desde los altos mandos hasta el anónimo burócrata, se fue corrompiendo.

El Pacto por México, signado por los presidentes de los tres principales partidos políticos, en diciembre de 2012, fue el primero y quizás el más importante logro del presidente Peña Nieto; pero de su ambicioso contenido sólo una mínima parte se ha cumplido a cabalidad; la mayor parte ha quedado en el olvido o se ha cumplido parcialmente; pero de lo cumplido, poco o nada ha resultado como se había planeado; por ejemplo la Reforma energética, con la cual se dijo, bajarían los precios del gas doméstico y de las gasolinas, resultó un fiasco, y con ello aumentaron los índices de pobreza. Así como éste cambio estructural, se han iniciado otros que hasta hoy no pintan con buenos resultados.

En lo que cabe a su responsabilidad moral, la Casa Blanca de la primera dama, vino a dar al traste su probidad, pues con la simulación de una investigación de conflicto de intereses, dio carta de naturalización a la corrupción y a la impunidad; y con ello, algunos gobernadores priistas, panistas y perredistas, “nuevos” y viejos, cometieron delitos de peculado, lavado de dinero, riqueza inexplicable y varios más, tipificados como graves; y el colmo del cinismo fue, cuando algunos titulares de Secretarías de Estado idearon y llevaron a cabo la Estafa maestra, triangulando dinero a través de terceros, entre los que figuraban empresas fantasma y algunas universidades hasta entonces prestigiosas y con solvencia moral en su rectoría.

Vivimos en el caos total, el desgobierno, la inmoralidad, la corrupción sin freno, el saqueo del país por los propios políticos, que irónicamente deberían ser los guardianes y buenos administradores del dinero público y de los recursos naturales.

Pero lo peor, es que la tragicomedia mexicana no ha terminado aún, pues como penúltimo acto del supremo jefe de la nación, (esperamos que sea el penúltimo) es la promulgación de la temida y mayoritariamente rechazada Ley de Seguridad Interior, la que teóricamente vendrá a pacificar al país, en lo que compete a la delincuencia organizada; cosa que no ha hecho en casi once años (seis con Calderón y cinco con Peña Nieto).

Quienes leemos de todo y nos informamos en diferentes fuentes, además de escuchar el sentir de la ciudadanía, hemos comprobado que los legisladores y el propio presidente han cerrado sus oídos y su razón a las voces de las opiniones de organismos internacionales como las Naciones Unidas, Amnistía Internacional, la CNDH y muchas organizaciones nacionales que defienden los derechos humanos y propugnan el fortalecimiento de las autoridades civiles.

La resolución respecto de la inconstitucionalidad de esta ley está en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ahora veremos de qué están hechos los magistrados. ¿Serán de paja?, ¿Serán por suerte, probos juristas? La moneda está en el aire.

Y aún nos falta lo peor (¿o lo mejor?): las elecciones de 2018, la madre de todas las elecciones, en la que Meade, AMLO y Anaya, se darán hasta por debajo de la lengua, en la contienda por la presidencia de la república: Un circo de tres pistas, sin duda. Y para este circo, ¿querrá Peña Nieto como actores a los militares? ¿Usted qué cree?

Héctor García Pérez

Comarca Lagunera


Más de lector opina

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT