Doctor en Casa
JUNIOR ROBLES Martes 12 de dic 2017, 8:27pm ... Anterior 1 de 2 Siguiente ...

Celebra sin culpas


Consejos para una navidad saludable

Seamos sinceros, cuando llega diciembre es inevitable pensar en el sabor de un chocolate caliente, la exquisita textura del pan horneado y el olor de los tamales recién hechos. Sin duda es un mes lleno de alimentos deliciosos, que gracias al frío se vuelven más antojables.

Por años se ha dicho que cuidar la alimentación en estas fechas representa una actividad exclusiva de “valientes”, pues las personas diariamente se rodean de comidas ricas en calorías como dulces, harinas y licores; dejando a un lado las frutas, los vegetales y la fibra.

Sin embargo, los platillos de esta temporada, por tan deliciosos que sean, pueden provocar la aparición de los temibles “kilitos” de más o de alguna enfermedad cardiovascular. Por eso, en esta ocasión platicamos con la doctora Carmen Ruiz, nutrióloga con especialidad en deporte, quien proporcionó sus mejores consejos para iniciar el próximo año con la misma figura y salud. Si deseas saberlos, continúa leyendo.

Pon atención...

Según la doctora Carmen Ruiz, el primer paso para no engordar en esta temporada es no predisponer a la mente, es decir, evitar pensar que subirás de peso sólo porque es diciembre. Al hacer esto tu mente y cuerpo se programan, provocando que consumas más alimentos calóricos porque pensarás que “de igual manera engordarás”.

El siguiente importante consejo es medirse en las porciones de los platillos. Supongamos que en la noche tendrás una cena navideña donde el platillo fuerte será lomo de cerdo, Carmen Ruiz recomendó consumir durante el día alimentos no tan pesados como frutas y verduras, o ingerir aquel lomo (con moderación) acompañado de una ensalada.

“Un truco que enseñamos los nutriólogos en diciembre es hacer el plato del buen comer, es decir, que nuestros platillos tengan los colores verde, amarillo y rojo (cada uno representa alimentos de origen animal, las frutas, las verduras y las leguminosas). Al consumir este grupo de comida, la gente tendrá una cena navideña saludable”, comentó la nutrióloga.

Algunas personas comen dulces con frecuencia durante esta temporada porque buscan calentar su cuerpo y llenarse de energía. Sin embargo, consumir altos porcentajes de azúcar propicia a enfermedades cardiovasculares como la diabetes, y eso ni el espíritu navideño lo podrá evitar. En esta situación la nutrióloga recomendó utilizar edulcorantes no calóricos para endulzar las bebidas o postres.

El último tip para no aumentar de peso es realizar una actividad física. El frío a veces incita a las personas a quedarse en su casa viendo televisión o “descansando”; pero practicar un deporte o simplemente caminar durante 30 minutos, te ayudará a sentirte más ligero.

Las excusas no existen, hasta en las fiestas decembrinas se pueden realizar distintos ejercicios. “Si eres alguien que te gusta bailar, después de la cena navideña párate a bailar o si eres una persona religiosa, cena más temprano y vete caminando a la iglesia”, recomendó la nutrióloga Ruíz.

La combinación ideal

No te agobies, como dijo la nutrióloga Carmen Ruiz, mejor evita pensar que engordarás en este mes y opta por realizar una actividad física y consumir alimentos saludables o platillos navideños con moderación.

En diciembre no descuides tu organismo, suele pasar que por las bajas temperaturas ignoramos las ensaladas, los frutos secos o el agua. Para conservar la figura y mejorar la salud, estos alimentos recomendados por la doctora Ruiz serán de gran ayuda:

1. Brócoli y hojas verdes crudas: El primero es rico en vitamina C, en antioxidantes y muy bajo en calorías. Las segundas aportan clorofila con efecto depurativo y enzimas. La idea es no abandonar las verduras. Puedes consumirlas de distintas maneras: cocidas, con aceite de oliva, en guisos, con salsa de tomate, revueltos con claras de huevo o en tortillas al horno.

2. Tomate: Es una excelente fuente de fibra, poseen una cantidad enorme de vitaminas C y E; los antioxidantes perfectos para depurar el cuerpo. Este fruto evita la oxidación celular y agiliza la depuración de los productos tóxicos. Añade tomate a tus ensaladas navideñas, pero quítale la piel porque en ella se depositan la mayor cantidad de químicos nocivos.

3. Frutos secos: Las nueces, por ejemplo, contienen mucho calcio y son ideales para mantener los huesos en buen estado. Son muy recomendables en personas mayores que pueden tener más facilidad de descalcificarse, sobre todo en mujeres que se encuentren en la postmenopausia. Deben comerse frescas, porque su alto contenido graso hace que se pongan rancias apenas peladas.

4. Infusiones: Si buscas calentar tu cuerpo en esta temporada, evita los dulces y mejor opta por consumir tés de frutas o verdes. Si vas a ingerir caldos, elige los caseros porque los instantáneos contienen aditivos perjudiciales.

5. Agua: Para cualquier época del año, la ingesta de agua provoca la eliminación de toxinas previniendo ciertas enfermedades. A veces por el frío la gente no consume agua, sin recordar que el organismo humano está formado en su mayoría por este líquido. Para evitar la descomposición del organismo, la recomendación es beber por lo menos ocho vasos de agua al día; se puede tomar uno al despertar, otro en el desayuno, dos al medio día, uno en la comida, dos durante la tarde y uno en la noche.

6. Frutas: Aprovecha las frutas cítricas de esta época del año, que son ricas en vitaminas y antioxidantes. Algunos ejemplos son el kiwi, la naranja y la mandarina.

7. Pescados: Son las proteínas más aconsejadas, incluso, se sugieren consumirlos entre cuatro o cinco veces por semana.

8. Huevos: No se deben olvidar para complementar una alimentación balanceada. Son una rica fuente de proteínas y mejor si son orgánicos.

9. Miel: Además de los edulcorantes no calóricos, la miel también puede reemplazar el azúcar refinada. Este producto aporta energía y favorece la salud de las vías respiratorias, lo cual protege a las personas de gripe, tos o resfriados.

10. Yogur: La doctora Ruiz recomendó sustituir la crema con la que preparan algunos alimentos con yogur natural, debido a que este alimento no es tan pesado y protege a la flora intestinal.

Comiendo estos alimentos, tu organismo recibirá buenos nutrientes para disfrutar de un invierno saludable.

¡Cambia tu menú!

En las fiestas decembrinas sustituye la comida alta en grasa por platillos sanos y deliciosos. Aquí te damos una propuesta diferente:

Aperitivos: Puedes ofrecer un ceviche de berberechos picantes al estragón que son ricos en vitamina C y hierro, o también unas bruschettas de Camembert y uvas al horno, ideales por ser muy fáciles de elaborar, ricas en fibra y calcio.

Entrada: Una sopa de marisco podría ser una excelente opción ya que ofrece mucho sabor, un alto contenido acuoso y además, es fuente de hierro y proteínas; los ideales para calentar al cuerpo.

Plato principal y guarnición: Como plato principal puedes preparar unas pechugas de pollo rellenas de higos. Este platillo es rico en proteínas y fibra, y se puede acompañar con una lombarda braseada con manzana, castañas y naranja; un platillo rico en vitamina C y potasio.

Postre y dulces: Si en años anteriores, después de ofrecer un platillo pesado rematabas con un pastel de tres leches, este tip funcionará. Para cerrar el menú ofrece rebojos zamoranos que no alcanzan las 100 calorías por porción y que pueden acompañarse con frutos rojos que suman fibra y micronutrientes al plato. Recuerda que durante el postre debes tomar abundante agua y poca cantidad de alcohol.

Lasaña de verduras

¡Dale una feliz navidad a tu paladar!

Ingredientes:

(Para ocho porciones)

16 láminas para lasaña

5 tazas de salsa de tomate

400 gramos de queso mozzarella rallado

½ kilogramos de hongos, sin tallos y cortados

½ kilogramos de calabaza

½ kilogramos de berenjenas

200 gramos de espinacas

Aceite de oliva

Pimienta

Perejil para adornar (opcional)

Preparación:

1. Precalienta el horno a 200°C. Calienta también en el microondas o en una olla la salsa de tomate que usarás.

2. En una sartén, con 1 o 2 cucharadas de aceite de oliva, saltea las espinacas con algo de pimienta durante 2 minutos hasta que se marchiten. Retira del fuego. Coloca la espinaca en un bol, quita el exceso de líquido que haya desprendido con una cuchara.

3. Añade un poco más de aceite y saltea las calabazas y las berenjenas picadas en cubos pequeños. Añade pimienta. Deja cocinar de 3 a 5 minutos hasta que estén suaves. Saca del fuego y pon aparte.

4. En la misma sartén saltea con un poco de aceite alrededor de 3 a 5 minutos hasta que estén suaves. Retira del fuego y reserva.

5. En una fuente para horno pon un poco de aceite en el fondo y cubre con láminas de lasaña. Agrega 3/4 de taza de la salsa de tomate ya caliente. Luego añade la mezcla de calabaza y berenjenas, y por encima queso rallado. Repite el mismo procedimiento pero agregando una capa de espinaca y después de hongos. Al final agrega solo salsa de tomate y queso.

6. Lleva tu lasaña al horno por 30 minutos o hasta que la pasta esté cocida y el queso derretido y gratinado. Si quieres, espolvorea algo más de queso rallado por encima y perejil para adornar.




Más de Doctor en Casa

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT