Torreón
FABIOLA P. CANEDO Lunes 20 de nov 2017, 8:09am ... Anterior 3 de 16 Siguiente ...

La Cuna de la Revolución

El primero. Según el cronista Manuel Ramírez, Gómez Palacio fue el primer municipio del país tomado por los revolucionarios.

TORREÓN, COAHUILA.-
CRONISTAS COMPARTEN LOS HECHOS DE TRASCENDENCIA QUE MARCARON EL RUMBO DE LA LUCHA ARMADA

En La Laguna, diversas ciudades se disputan el título de ser "Cuna de la Revolución Mexicana", dado que aquí se generaron hechos de trascendencia que marcaron el rumbo de la lucha armada. Viesca se atribuye uno de los primeros levantamientos magonistas, San Pedro fue donde Francisco I. Madero escribió el libro de La Sucesión Presidencial y Gómez Palacio se reconoce como un importante punto donde la gente se levantó en armas el 20 de noviembre de 1910.

PRECURSORES

El 24 de junio de 1908, en Viesca, se levantó en armas un puñado de valientes, comandados por Benito Ibarra Cuéllar, en contra del régimen dictatorial de Porfirio Díaz Mori, dentro de los movimientos que se comenzaron a gestar tiempo atrás, motivados por los hermanos Flores Magón.

Al día siguiente hubo otro levantamiento en Acuña y otro se había presentado en Jiménez en 1906. Las condiciones políticas, socioeconómicas y culturales en el atraso provocaron en los pobladores de esta villa la necesidad de rebelarse contra el gobierno, al considerar que el progreso sólo era para unos cuantos, mientras que el resto era explotado.

"Viesca participa activamente", explicó Manuel de Jesús Lastra López, cronista de Viesca, "claro, ese movimiento fue sofocado a sangre y fuego, se decepciona la gente de que no hubo eco en Matamoros ni en San Pedro, se desmoralizan y se disuelve el movimiento".

No obstante, el Ejército comenzó a perseguir a quienes participaron, a apresarlos y llevarlos a las mazmorras de San Juan de Ulúa, en Veracruz. Algunos mueren allá y otros son liberados cuando triunfa la revolución maderista, con trato de héroes regresan a Viesca en un tren militar.

Viesca sin duda aportó generales, sargentos, capitanes, que participaron activamente en el movimiento armado. Lastra López señaló que esta villa fue precursora de la Revolución, pues indicó que ya durante el movimiento armado propiamente, no se registraron combates en el pueblo, ni estuvo aquí Francisco Villa.

"Sin duda la región Lagunera fue uno de los escenarios más importantes en la Revolución, con las tres tomas de Torreón, aquí fue parte central de los combates de Villa, en el centro del país hay más fervor por la Independencia, nosotros festejamos, todavía, con mayor clamor la Revolución", comentó.

 MOVIMIENTO MADERISTA

Aunque Francisco I. Madero, el hombre, nació en Parras, los habitantes de San Pedro aseguran que el político nació en este municipio, al que llegó a vivir en octubre de 1893. Luis Martín Tavarez Gutiérrez, cronista de San Pedro, refirió que el personaje vivió más tiempo en San Pedro, pues se vino a hacer cargo de la administración de las haciendas algodoneras de la compañía familiar.

"La única Revolución Mexicana que va a triunfar es la que encabeza Francisco I. Madero y él tiene su génesis en San Pedro, no sólo es el libro, hay varios movimientos antiporfiristas, pero el único que tiene frutos es el de Madero", comentó.

La población identifica tres casas en las que vivió en este municipio, la primera en la calle Juárez, casi esquina con Viesca, la segunda sobre la Morelos y la tercera en la Madero, frente a la plaza, en lo que hoy es la Casa de la Cultura.

Madero vivió en Europa y estudió en Estados Unidos durante su juventud, por lo que aspiraba a que México adquiriera ese desarrollo económico y social, donde se respetara el Estado de Derecho. En San Pedro, se dedica a la homeopatía y la agricultura, funda el primer club demócrata para participar en las elecciones municipales de 1904. Comienza a tejer una red nacional con clubes de los hermanos Flores Magón y de Bernardo Reyes, opositor de Porfirio Díaz.

El primer club de San Pedro termina por replicarse por todo el país y en 1909 nombran a Madero candidato a la Presidencia de la República.

"Los sampetrinos decimos que aquí es la cuna de la Revolución porque aquí se gestó todo, aquí se gestó el movimiento maderista, aquí nació el grito Viva Madero, aquí se crean los primeros clubes, llegó a haber cinco clubes demócratas", expresó Tavarez.

Tras el triunfo de Madero, busca justicia y no venganza, pues era un idealista y buscaba que el cambio en el país fuera a través de las instituciones y las leyes, por lo que sigue trabajando con la estructura porfirista.

Uno de los grandes avances democráticos en el país es la promulgación de la nueva Ley electoral para que fuera un hombre, un voto, y no por delegados estatales. Sin embargo, el reparto agrario se queda como el gran pendiente y no es hasta 1936, con Lázaro Cárdenas, que se logra, e inicia en San Pedro.

Luego de la muerte de Madero, San Pedro se mantiene como un municipio revolucionario, aquí se gesta el primer levantamiento, en forma, en contra de Victoriano Huerta, en marzo de 1913.

En la revolución constitucionalista, el 14 de abril de 1914, este municipio es escenario de una batalla inesperada, que según algunos historiadores pudo ser de las que decidieron la lucha.

"Militarmente hablando, la batalla de Zacatecas fue una masacre, porque era la División del Norte, con mucha experiencia, armamento, soldados veteranos, contra un Ejército Federal de leva, lo fuerte del Ejército Mexicano fue destruido en San Pedro, aquí se le ganó a lo más selecto del ejército huertista, fue la División del Norte contra 14 generales huertistas", dijo Tavarez.

El cronista indicó que la Revolución fue un acto de justicia social sin precedentes, en su momento, pues en la Comarca Lagunera eran 12 familias las que se beneficiaban con el cultivo del algodón, riqueza que se repartiría después entre más de 20 mil campesinos que formaron parte de un ejido.

"La Revolución va a marcar mucho la forma de ser de los laguneros, en Saltillo y Durango dicen que somos muy liosos, muy grillos, no somos dejados, esto es parte del sentimiento revolucionario que todavía tenemos", expresó.

 LEVANTAMIENTO EN ARMAS

Como lo establecía el Plan de San Luis, elaborado porFrancisco I. Madero, el 20 de noviembre de 1910, a las 18:00 horas, los gomezpalatinos se levantaron en armas. Manuel Ramírez López, cronista de Gómez Palacio, aseguró que este fue el primer municipio del país tomado

Por los revolucionarios.

Señaló que fueron diversos factores los que orillaron a los gomezpalatinos a sumarse a la lucha armada: "la miseria, la desesperación, el hambre, la falta de libertad, de democracia, de justicia, donde sólo los ricos tenían derecho a la justicia mientras los pobres eran encasillados en los ranchos, no había esperanza para la educación, la gente en su desesperación quería un cambio".

Días antes, el 15 de noviembre, en una reunión en Torreón, en la calle Blanco número 8 norte, en el Centro, donde los conjurados de la región Lagunera le declararon la guerra al gobierno porfirista y declararon ilegítimo al presidente y demás funcionarios, nombrando oficiales del ejército constitucionalista que se harían cargo de las batallas.

"Pero la gente que estaba convocada en Torreón el día 20 no se presentó, argumentando que no tenían armas porque ya estaba la guarnición federal frente a la Alameda, donde hoy está el banco, ahí era el cuartel", comentó el cronista, "quedaron de concentrarse en los límites de los municipios de Torreón, Gómez, Lerdo, había un carrizal muy grande".

Señaló que no hubo respuesta al levantamiento armado en Durango y otros municipios, pero sí en Gómez Palacio, pues al no llegar ninguno de los convenidos, nombraron a Jesús Agustín Castro como jefe y a Orestes Pereyra como segundo en el mando, desenterraron sus armas de la Hacienda de Santa Rosa de Lima, donde hoy está la colonia Las Rosas y el Campestre.

Cuando Madero estuvo en campaña, mantuvo contacto con Manuel N. Oviedo,

Quien luego sería el primer alcalde de Torreón en la época revolucionaria. También con Dionisio Reyes, con quien convocaron diversas reuniones para armar la rebelión, algunas ocurrieron en Hidalgo y Mártires, en el recinto de la Revolución, donde era un templo

Protestante, en el barrio de la Patria, en Aldama y Escobedo, que era el hogar de Dionisio.

Cuando los laguneros se levantaron en armas, tomaron la cárcel municipal, derrotaron a los policías, recolectaron más armas y partieron con rumbo a Lerdo. Eran un puñado de 40 personas que buscaron sumar más gente en los ejidos. El 15 de mayo de 1911, participaron en la toma de Torreón.

"Estaban hartos de las drásticas políticas de don Porfirio, que decía 'si los agarras y los sorprendes, mátalos en caliente', la otra para los que protestaban era 'dales encierro, destierro o entierro', entonces la gente estaba temerosa, los castigos eran brutales", dijo Ramírez.

Los laguneros buscaban paz y dignidad, les movía la esperanza de una mejor calidad de vida, tener sus derechos fundamentales a salvo, libertad, democracia.

"La justicia, la educación, libertad, el respeto, que los gobernantes fueran justos y permanecieran el tiempo que dicte el pueblo, la esperanza de una mejor vida para sus hijos, son valores que persisten entre los laguneros", expresó el cronista.

/media/top5/otras19475565jpg.jpg

Sin duda la región Lagunera fue uno de los escenarios más importantes en la Revolución, con las tres tomas de Torreón, aquí fue parte central de los combates de Villa, en el centro del país hay más fervor por la Independencia, nosotros festejamos, todavía, con mayor clamor la Revolución". — Manuel de Jesús Lastra López, Cronista de Viesca
/media/top5/otras19475562jpg.jpg

Los sampetrinos decimos que aquí es la cuna de la Revolución porque aquí se gestó todo, aquí se gestó el movimiento maderista, aquí nació el grito Viva Madero, aquí se crean los primeros clubes..." — Luis Martín Tavarez Gutiérrez, Cronista de San Pedro
/media/top5/otras19475559jpg.jpg

La justicia, la educación, libertad, el respeto, que los gobernantes fueran justos y permanecieran el tiempo que dicte el pueblo, la esperanza de una mejor vida para sus hijos, son valores que persisten entre los laguneros".

— Manuel Ramírez López, Cronista de Gómez Palacio



La Cuna de la Revolución

Aportación. Viesca aportó generales, sargentos y capitanes que participaron activamente en el movimiento armado.

La Cuna de la Revolución

El primero. Según el cronista Manuel Ramírez, Gómez Palacio fue el primer municipio del país tomado por los revolucionarios.

La Cuna de la Revolución

Hogar. Francisco I. Madero nació en Parras, pero vivió más tiempo en San Pedro, según el cronista Luis Martín Tavarez.


Etiquetas: revolucion mexicana

Más de Torreón

... Anterior Siguiente ...


2
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT