Columnas la Laguna
MA. DE LOS ÁNGELES ORDÓÑEZ Viernes 13 de oct 2017, 9:26am ... Anterior 3 de 4 Siguiente ...

PARTICIPACIÓN CIUDADANA 29


RELACIONES

Por los hechos, es fácil darnos cuenta lo que hace tiempo algunos suponíamos, otros ya sabían y la mayoría ni idea tenía. Ahora, por no saberlo y mucho menos interesarnos, los asuntos públicos, los asuntos de gobierno empiezan a ser del interés de muchos y por ello reconocemos que la distancia entre nosotros, la sociedad, la comunidad y el gobierno ha sido lejana y hoy lo es más, y así nos ha ido. Me explico: Como nación independiente constituimos un sistema político y de gobierno, sustentado en el pueblo y para el pueblo -palabra en desuso y muy desgastada-. Su referente fundamental y razón del discurso y la oferta de los políticos, que luego se transformarían en gobierno; es buena la intención, se establecen reglas para cumplirla, se construyen estructuras para hacer lo necesario y que ese pueblo sea el beneficiario de la acción del gobierno, se establecen los instrumentos y los medios que servirán para que ese pueblo reciba los beneficios que le permitan mejor estar y mejor vivir; sin embargo, al paso del tiempo los buenos propósitos se convirtieron en terribles realidades. Las estructuras han servido para mantener una casta burocrática - todo el gobierno- que ha sido particularmente nociva, los instrumentos han servido para contar con las condiciones necesarias que le permitan a esa casta ser la beneficiara principal del gobierno, no el pueblo; y de los medios, los recursos, ¿qué podemos decir?, que el manejo patrimonialista de ellos es, y ha sido siempre, el principal incentivo de esa casta. Así las cosas, el punto de llegada no podía ser otro: el uso y abuso del poder para tener más poder, servirse, no servir, lealtades personales no institucionales, más leyes, menos justicia, y con ello la construcción de un sistema donde se subasta el poder al que da más por él; si durante la colonia, en la Península, la Corona Española subastaba los cargos de virrey, comendador, al mejor postor, y una vez conseguido el cargo, quien lo obtenía, contaba con el derecho de disponer del poder para recuperar la inversión y los intereses correspondientes, en la actualidad no es muy diferente, el procedimiento es muy parecido, con la diferencia que la subasta no es pública, todo se cocina en privado. Que tiene que ver toda esta perorata con el título de esta colaboración, se preguntará, amable lector; ¡con la forma evolucionada de estos procedimientos, y la confirmación de lo poco que ha cambiado la esencia de estas prácticas!, y si, efectivamente el tema central de las relaciones sociedad - gobierno en estos tiempos que vivimos es la incongruencia de la forma y la realidad de dichas relaciones: elegimos gobernantes para cargos ejecutivos que sólo les importamos como voto; elegimos representantes ante órganos colegiados como los congresos y cabildos, y no nos representan y estas prácticas sólo tienen un referente, el uso del cargo para enriquecerse a su costa y con cargo a nuestros impuestos; aquellas estructuras, reglas, instrumentos y procesos que tan bien fueron definidos para una buena relación sociedad - gobierno, se han echado a perder, se han podrido, se han corrompido y han servido para darle forma a la manera de gobernar que padecemos, donde la simulación es una habilidad necesaria, el cinismo es una virtud, el apego a derecho es sólo una frase para el discurso y la declaración, el servilismo es condición para ocupar cargos públicos; por lo cercano y nocivo, la forma de construir el Sistema Estatal Anticorrupción en Coahuila, es un claro ejemplo de esta radiografía. Un congreso servil sirve para desarrollar la simulación formal para crear este sistema, al cabo que "mayoritear" también es un derecho, siempre y cuando se acaten las instrucciones del gobernador y el resultado no podía ser otro: aprobación de leyes al final del tiempo establecido y con la complicidad de la mayoría; lo demás vendría por añadidura: nombramiento de magistrados para el Tribunal Administrativo cuyo fierro de la familia, llevan todos los nombrados en la frente ; del Consejo Ciudadano no se puede decir algo distinto, ya que lo de distinguidos ciudadanos se cubre con una buena relación con el poder, así se cubre el requisito para no admitir ciudadanos de fuera del corral; y del Comité de participación Ciudadana -CPC- , nombrado por ese Consejo, se obtuvo más de lo esperado, ya que ninguno de los 5 nombrados reúne el requisito elemental de experiencia y desarrollo académico en los temas de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, sino, basta algunos botones de la muestra: de los residentes en Torreón, uno notario y el otro empresario, a lo más que llegaron en asuntos públicos y de gobierno fue el de pertenecer a consejos ciudadanos que sólo sirvieron para legitimar al gobierno; de Saltillo, una especialista en comunicación, también sin experiencia en temas centrales del combate a la corrupción, un experto en ferias económicas, y la cereza del pastel, otro de Saltillo, cuya gracia fue el servicio prestado para que la transparencia como práctica y cultura social avanzara lo más lento posible, en el ICAI, donde fue presidente, y en el Instituto Electoral del estado donde fue consejero; el fierro se le ve por todas partes, aquí tenemos a uno que reúne la virtud, tiene la condición y es experto en simulación; es claro que vivimos un proceso para la integración de los componentes del Sistema Estatal Anticorrupción - SEA- que tal parece que su tarea será fortalecerla, no combatirla; sé que son necesarios los nombres de quienes han servido a estos intereses, pero estimé necesario contextualizar esta fase del SEA, para dimensionar de mejor manera no sólo el abuso y daño que nos ha agraviado como resultado de la decisión del gobernador Moreira, y de los legisladores del Congreso; amable lector, si tienes interés por conocer éste y otros temas relacionados con la participación ciudadana, acércate, en PC 29 te informamos y te decimos cómo te puedes involucrar para que aportes tu granito de arena para hacer que las relaciones entre sociedad y gobierno mejoren.

En el Cajón. Aunque no será nada difícil de hacer, en próxima colaboración conoceremos el perfil de los miembros del Comité de participación Ciudadana del SEA, qué requisitos cubre su experiencia y formación, y cuáles son los exigidos; por cierto, ¿Cuáles fueron los criterios en los que se basó el Comité de selección para seleccionar a los del CPC?

www.pc29laguna.org.mx

Facebook: Participación ciudadana 29

Twitter: @pc29laguna


Más de Columnas la Laguna

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT