23 de mayo de 2019 notifications
menu
Cultura Archivo

1877: Llega al mundo Alfred Cortot, un pianista esencial durante el siglo XX

UN DÍA COMO HOY...

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, martes 26 de septiembre 2017, actualizada 10:25 am


Considerado un pianista esencial durante el siglo XX, el músico y director suizo Alfred Cortot es recordado especialmente por su repertorio de los compositores románticos, así como por su fama internacional como profesor.

Alfred Denis Cortot nació el 26 de septiembre de 1877, en Nyon, Suiza. Desde temprana edad tuvo acercamientos a la música, pues a los cinco años de edad comenzó a tomar clases de piano, junto a sus dos hermanas.

En 1886, la familia Cartot se mudó a París con la esperanza de que Alfred estudiara en el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de la ciudad francesa.

Sin embargo, su formación y musicalidad no fueron adecuadas por lo que fue rechazado, señala el portal electrónico de la École Normale de Musique de París de Alfred Cortot ecolenormalecortot.com.

Cuentan que aunque no aprobó, uno de los profesores del Conservatorio, Émile Decombes (1829-1912), lo aceptó en su curso como observador. Un año después, Alfred quisó intentar de nuevo pasar el examen de ingreso, en el cual tuvo éxito.

Ya adentro de la institución, tuvo la oportunidad de conocer a los estudiantes del compositor y pianista polaco Frédéric Chopin (1810-1849), lo que le bastó para tener una impresión musical que perduró toda su vida.

En 1896, con 19 años de edad, realizó una brillante interpretación de la Quatrième Ballade, de Chopin, frente a un jurado de la escuela, quien unánimemente lo nombró ganador.

Dos años después fue director auxiliar en el Festival de Bayreuth, como defensor de las obras del compositor alemán Richard Wagner (1813-1883), puntualiza el portal electrónico biografiasyvidas.

Dicha experiencia le bastó para, en 1902, tener la oportunidad de dirigir la primera interpretación francesa del drama musical Götterdämmerung (El ocaso de los dioses) de Wagner.

Posteriormente, creó su propia orquesta, con la cual realizó sus primeras interpretaciones del Requiem Allemand, del compositor alemán Johannes Brahms (1833-1897) y Missa Solemnis, de Ludwig van Beethoven (1770-1827), en Francia.

Sin embargo, por razones financieras tuvo que volver a su carrera como pianista en 1905. Año en el que de acuerdo con el portal electrónico britannica.com, junto con el violinista Jacques Thibaud (1880-1953) y el violonchelista Pau Casals (1876-1973) formó un trío, el cual obtuvo gran fama internacional por su soberbia ejecución que prácticamente duró 40 años.

Con 30 años de edad, Cortot accedió al Conservatorio de París, esta vez como profesor; para 1918 fundó la École Normale de Musique de París, en la que ya con gran experiencia como profesor impartió clases de piano y forjó la educación de estudiantes, quienes se convirtieron en los mejores pianistas de principios y mediados del siglo XX.

En su calidad de pianista recorrió Europa y América y realizó más de 150 grabaciones durante las décadas de los años 20 y 30, y según un texto difundido por el portal “biografiasyvidas”, él era un músico muy elegante, aunque intuitivo y poco predecible.

Sin embargo, debido a sus múltiples actividades como profesor, intérprete y escritor, tenía poco tiempo para practicar, por lo que se ganó una reputación de pianista descuidado.

Durante el periodo de las dos guerras mundiales fue el apogeo de la carrera artística de Cortot, lapso en el que compuso la mayoría de sus obras: textos educativos Méthodes de Piano y Éditions commentées, así como las obras literarias La musique francaise de piano y Préfaces, entre otras.

Su libro La musique francaise de piano es una colección de artículos sobre las obras de piano de Franck, Debussy, Ravel y el Groupe des Six, pues Cortot estuvo particularmente encantado por la música francesa de su tiempo. Además de que a lo largo de su vida reunió una de las mejores colecciones privadas de autógrafos de músicos.

Fue durante la Segunda Guerra Mundial que ocupó el cargo de Alto Comisionado de Bellas Artes, pero tras la guerra, su carrera se vio gravemente afectada por las acusaciones de colaboracionismo con el régimen de Vichy.

En 1958 ofreció un concierto de despedida y en 1961 impartió una última clase magistral, para retirarse a la ciudad de Lausana, Suiza, donde pasaría sus últimos momentos, hasta el 15 de junio de 1962, día de su fallecimiento.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...