17 de enero de 2019 notifications search
menu
Deportes

Muere Luis Muruato 'el último campeón'

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH , miércoles 23 de agosto 2017, actualizada 8:09 am

El equipo ya está completo. Ayer por la tarde partió a su encuentro con El Señor, don Luis Muruato Puente, quien era el último sobreviviente de los peloteros campeones de la Liga Mexicana de Beisbol con el Unión Laguna en la temporada de 1950.

La familia de don Luis fue la encargada de difundir la información del fallecimiento de quien atrapó el último out con el que el Unión Laguna se coronó campeón en la lejana temporada de 1950, el más reciente título por algún equipo lagunero de beisbol profesional. "Les comparto que hoy 22 de agosto, hace aproximadamente una hora, falleció mi abuelo Luis Muruato Puente. Quiero agradecerles a los jugadores y directivos del Unión Laguna por el homenaje que le hicieron al inicio de temporada, él estaba muy emocionado y feliz de poder regresar al estadio de la Revolución", compartió a El Siglo de Torreón la señora Raquel Rosales, ayer alrededor de las 20:00 horas.

Luis Muruato Puente formó parte del equipo Unión Laguna que se coronó campeón de la Liga Mexicana de Beisbol en la temporada de 1950, él tuvo la fortuna de concretar el último out del juego ante los Charros de Jalisco con el que los laguneros consiguieron el gallardete. Bajo el mando de Guillermo Garibay, el Unión Laguna contó en esa temporada con talentosos jóvenes como José "Zacatillo" Guerrero, Jesús "Chanquilón" Díaz, Leonardo "Leo" Rodríguez, Pedro "Charolito" Orta, Carlos "Cartucho" Regalado y el cátcher Laureano Camacho, mientras que como lanzadores lucían Tomás Arroyo y Benny "Brinquitos" Brown.

Don Luis fue un deportista dedicado y ejemplar, además de hombre de familia, religioso y respetuoso, tuvo oportunidad de intercambiar opiniones con los peloteros del actual Unión Laguna, a quienes buscó fomentar el amor por la camisola lagunera. Con 88 años cumplidos, Luis Muruato Puente se despidió del mundo terrenal, dejando un legado de amor en su familia y su nombre escrito en letras imborrables dentro de la historia del deporte profesional en La Laguna. Hoy seguramente lo ha recibido con alegría el resto del equipo del Unión Laguna de 1950, para jugar una vez más, ahora en el diamante celestial.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando tendencia...