Doctor en Casa
CARLOS F. RODRÍGUEZ Jueves 24 de ago 2017, 3:28pm ... Anterior 1 de 3 Siguiente ...

La guía del buen dormir


Logra que tu bebé adopte una rutina de sueño

Hay diversos métodos para enseñarle a tu bebé a dormirse solito y a permanecer dormido toda la noche. Algunos bebés se duermen muy fácil y rápidamente. Pero a muchos les cuesta quedarse dormidos o volver a dormirse cuando se despiertan, y necesitan ayuda. Hay dos principales corrientes con relación a enseñar o "entrenar" a los bebés para que se duerman solos; se dividen básicamente en métodos que defienden "dejar llorar" al bebé o "dormirlo sin llanto".

Algunos expertos en el sueño infantil recomiendan técnicas que están entre los dos extremos.

Nadie tiene un manual de instrucciones para que el bebé aprenda a dormir y no a todos los padres les dan resultado los mismos consejos. Sin embargo, siempre es válido intentarlo.

Las claves:

1. De a poco, el bebé debe ir incorporando las rutinas del día y las de la noche, y entre estas últimas se encuentran los rituales para ir a dormir: un cuento, unos masajes o mimos en su cuna, una canción o un poco de música suave pueden ir generando el ambiente adecuado para el sueño.

2. Cerrar las persianas garantizando una buena ventilación en el cuarto, apagar la luz y moderar los ruidos, es fundamental para que el bebé pueda conciliar el sueño con tranquilidad.

3. Dale la última comida alrededor de las ocho o nueve de la noche para que aprenda a acostarse temprano. Esto es bueno para el suficiente descanso del bebé y para que los padres tengan un momento de tranquilidad para estar juntos.

4. No hay que hacerlo dormir en brazos ya que se acostumbrará. Hay que acostarlo en su cuna todavía despierto y acompañarlo hasta poco antes de que se quede dormido.

5. Antes de acostarlo es importante ayudarlo a que se relaje, para eso no hay nada como un buen baño. Es una excelente oportunidad para que el bebé se relaje y si se realiza siempre más o menos a la misma hora, de a poco va a ir comprendiendo que después del baño llega la hora de dormir. Quien se encargue de acostar al bebé también debe estar relajado y dispuesto a prestarle al niño la atención que necesita.

6. Para evitar que la cara del bebé quede cubierta durante el sueño, se aconseja que no haya almohadas, almohadones, ropa enrollada y mullida, muñecas, juguetes u otros artículos en la cuna. El colchón debe ser firme, ajustarse bien a la cuna sin dejar espacios libres y estar cubierto por una sábana ajustable fina.

7. La ropa de cama debe ser adecuada: es importante no abrigar demasiado al bebé y no colocar mantas que pudieran ahogarlo. Si se utilizan sábanas para cubrirlo, éstas deben quedar por debajo de las axilas del bebé, con sus bracitos por fuera. La Academia Americana de Pediatría sugiere la utilización de bolsas de dormir para bebés y frazadas para vestir (en las que la cabeza del bebé y sus bracitos quedan por fuera), porque son mejores alternativas que las frazadas comunes ya que evitan el riesgo de que el bebé quede con la cabeza cubierta por la ropa de cama.

8. Evita llevarlo a tu cama o determina un mínimo de veces; en algún momento del día o cuando los chicos ya son más grandecitos y no se corre el riesgo de crear el hábito de dormir en la cama grande. Evítalo sobre todo cuando llora por la noche.

9. Mantén las reglas del sueño incluso cuando alguien se queda a cuidarlo o cuando va a dormir a otro lado, por ejemplo a casa de los abuelos.

10. Después de los seis meses de edad si se despierta durante la noche, hay que enseñarle a dormirse solo nuevamente, ya que los bebés a esta edad duermen de seis a ocho horas seguidas. Si no llora, es mejor no ir a su cuarto. Si llora, hay que explicarle que debe dormir y se debe evitar cargarlo. Todo el proceso requiere mucha paciencia.

A dormir se aprende, por lo tanto, puede ser enseñado. Por eso es tan importante ser constantes en las rutinas para que el bebé vaya adquiriendo hábitos que luego lo acompañarán a medida que crezca.

¿Cómo sobrevivir las desveladas?

Es curioso, pero después de que llega un recién nacido a casa, normalmente todo gira alrededor del bebé y la mamá. Pero para el papá también hay grandes cambios, tú también a veces sufres de desvelos y cansancio, por eso te compartimos las siguientes sugerencias:

* Duérmete temprano: Es súper pesado tener noches sin descanso, y más cuando a la mañana siguiente hay que ir a trabajar. Te sugerimos que si tienes una noche para dormirte temprano, te ahorres el episodio de la serie que querías ver, no navegues en Internet y ¡aprovecha para dormir! Acuérdate que las desveladas severas son sólo durante los primeros meses, no pasa nada si dejas la serie de lado y la retomas para que puedas dormir una noche completa o seis horas seguidas.

* Arma tu rutina: Trata de establecer horarios y hábitos. Los seres humanos nos sentimos cómodos con lo habitual, nos da confianza saber qué va a pasar. Una manera de sobrevivir los desvelos es tratar de organizar tu día y tratar de ser constante.

* Come bien: A las mamás, les pedimos que se cuiden y coman bien, en cambio a los padres a veces se les descuida. Así que procura alimentarte bien ya que tu bebé y tu pareja te necesitan fuerte. Tu cuerpo ya tiene suficiente estrés con las desveladas, contrarréstalo comiendo sano, ligero y a tus horas.




Más de Doctor en Casa

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT