Doctor en Casa
MARIANA ONOFRE Lunes 21 de ago 2017, 3:26pm ... Anterior 1 de 3 Siguiente ...

Los primeros tropezones


Los 10 errores más comunes de las mamás primerizas

Es común, que las nuevas mamás tengan temor sobre cómo cuidar al recién nacido, cómo alimentarlo o cómo bañarlo. Lamentablemente, al nacer, los bebés no incluyen un manual de instrucciones, por lo que es normal que las madres primerizas se dejen llevar por los consejos de las abuelas, experiencias de otras mamás o información dudosa de internet, y cometan algunos errores durante los primeros meses.

Por tal motivo, te mostramos los errores más comunes que cometen las mamás primerizas. Te será de gran ayuda conocerlos, pues así evitarás cometerlos. Ten en cuenta que todas las madres cometen errores, así que no debes sentirte mal. Recuerda que poco a poco aprenderás a tratar a tu bebé y sabrás como afrontar y manejar cada situación.

1. Abrigarlo en exceso

Los expertos han relacionado el calor con la muerte súbita y el riesgo de asfixia. Si la temperatura de tu hogar se encuentra entre los 20 y 22 grados, el bebé puede vestir un “pañalero” de algodón que le cubra los pies. Si sus manitas y pies están un poco fríos, lo más probable es que tenga frío, así que será necesario arroparlo más. Por otra parte, si el cuello y cabeza del bebé se encuentran sudorosos, significa que tiene calor, por lo que es recomendable descubrirlo un poco.

2. Bañarlo todos los días

Los pediatras recomiendan bañar a los recién nacidos solamente dos o tres veces a la semana, ya que bañarlos diariamente irrita y reseca la capa que protege su delicada piel. Es preferente limpiar bien al bebé con una esponja húmeda después de cada cambio de pañal y lavar bien sus manitas. Además, los pediatras aconsejan que la temperatura del agua al bañarlo debe ser aproximadamente de 37 grados.

3. Dejarlo llorar

Algunos falsos consejos, dicen que es necesario dejar llorar al bebé para que no se mal acostumbre, sin embargo, cuando llore, inmediatamente se debe averiguar que ocurre para poder solucionarlo. Por lo general, existen cuatro razones por las que un bebé llora: hay que cambiarle el pañal, tiene hambre o sed, tiene frío o calor o tiene sueño. Si ninguna de las razones anteriores es la causante del llanto, lo más probable es que el bebé necesite caricias de su mamá. Tómalo en brazos y arrúllalo, esto provocará que se sienta protegido. Si el llanto continúa, es probable que el bebé tenga un cólico, el cual puedes solucionar con ligeros masajes en forma de “s” sobre el estómago.

4. Raparlo

Los dermatólogos no recomiendan hacerlo, pues no es verdad que el cabello crece más fuerte si se rapa al bebé, además es probable que pierda calor corporal. Recuerda que las características del cabello dependen de la herencia genética y serán definitivas hasta después de un año de vida. Tal vez el cabello de tu bebé tenga un aspecto de “pelusita”, o se vea encrespado o lamido, sin embargo, es mejor acomodarlo y peinarlo antes de raparlo.

5. Comparar a tu bebé con otros

Sin duda alguna, comparar al recién nacido con otros es el error más frecuente entre las madres primerizas. Debes tener en cuenta que cada bebé se desarrolla a su ritmo, y si tu instinto considera que algo en su crecimiento no anda bien, será mejor consultar inmediatamente a un especialista.

6. Cortar las uñas del bebé cuando está despierto

Por su corta edad, los bebés no controlan sus movimientos y es frecuente herir por error la piel de sus deditos al querer cortarle las uñas. Se aconseja esperar a que el bebé duerma para hacerlo tranquilamente con un cortaúñas pequeño y muy limpio.

7. Procurar no hacer ningún ruido mientras el bebé duerme

La mayoría de los papás primerizos intentan no hacer ruido para no molestar al bebé, sin embargo, esto ya no es recomendable al mes y medio de vida, pues es en este momento que sus rutinas de sueño cambian, ya que comienza a relacionar si es de día o de noche mediante la luz. Para que esta transición sea exitosa, se debe exponer al bebé a la luz solar y acostumbrarlo a los ruidos de la casa durante la siesta, de esta manera, percibirá que es de día. Cuando haya menos ruido y todo se encuentre oscuro, el bebé sabrá que es de noche y dormirá durante más tiempo.

8. Extremar la higiene

Los primeros tres meses de vida de tu bebé, es bueno esterilizar todo lo relacionado con él, sin embargo, a partir del segundo trimestre se recomienda ya no esterilizar todo, solamente mantener limpios los objetos con los que esté en contacto. Esto le ayudará a desarrollar sus defensas y a protegerse de probables alergias.

9. No dejar que lo toquen o lo carguen

El temor de que contagien a tu bebé de alguna enfermedad o de que lo carguen y se les caiga es normal en todas las mamás, pues creen que el bebé es muy pequeño y frágil. Sin embargo, debes mantenerte tranquila y relajarte. Puedes hablar con tus amigos y familiares y dejar en claro que quien esté enfermo trate de no acercarse al bebé.

10. Olvidarte de ti y de tu pareja

Indudablemente con la llegada del bebé las prioridades cambian, sin embargo, no debes hacer a un lado a tu pareja. Encuentra un momento para pasar un rato a solas, cenar juntos, ir al cine o salir a divertirse. Tampoco olvides ocuparte de tu salud, ya que si tú estás bien, tu bebé estará mejor.

Tu bebé los primeros días

¡No te alarmes! Cualquiera de los siguientes aspectos es completamente normal durante los primeros días de vida de tu bebé:

-Suelen estar arrugados por haber pasado nueve meses dentro del líquido amniótico.

-El cuerpo del bebé puede estar cubierto de una fina capa de vello. En pocas semanas se irá cayendo hasta desaparecer totalmente.

-Algunas veces, parecerá que el bebé esta bizco, pero es porque aún no controla sus músculos oculares, ¡tranquila! En unos meses su enfoque se irá corrigiendo.

-La primera deposición del bebé será muy oscura. No te preocupes, poco a poco las heces del recién nacido se aclararán.

-Es normal que los bebés tengan una descamación de la piel del tronco y extremidades. No necesita un cuidado especial, ya que desaparecerá sola en poco tiempo.

-En la mayoría de los recién nacidos, es normal encontrar una mancha oscura en la zona baja de la espalda. Afortunadamente no es síntoma de ninguna enfermedad y desaparecerá sola en los primeros años de vida del bebé.

-Las manchas de color rojo en la piel de la nuca, párpados o centro de la frente también son normales. Desparecerán en pocos meses.

-Es probable y normal que en la nariz, mejillas y barbilla de tu bebé aparezcan pequeños granos blancos. ¡No te preocupes! Desaparecerán solos los primeros días de vida del pequeño.




Más de Doctor en Casa

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT