Torreón
GABRIEL ACOSTA Lunes 22 de may 2017, actualizada 8:49am ... Anterior El Siglo 1 de 18 Siguiente ... El Siglo

La vida a través del golf

El Siglo
...

TORREÓN, COAH.-

La vida de Pamela Ontiveros, originaria de Gómez Palacio, ha estado marcada por el golf desde que lo descubrió cuando era pequeña. El deporte solitario la convirtió en una de las mejores exponentes a nivel nacional y a hacer historia en una universidad de Estados Unidos. Hoy, a sólo unos cuantos años de retirarse del deporte, Pamela continúa con su lejado enseñando a futuros golfistas.

Los inicios
/media/top5/pamela008jpg.jpg

Pamela comenzó a jugar golf cuando tenía seis años y medio. Su padre fue una gran influencia en su infancia en cuanto a su inclinación por los deportes, enseñándola a jugar tenis y basquetbol. “Mi papá también es una persona muy deportista y me anduvo enseñando deportes pero en ninguno hacía click. Me enamoré del golf cuando me llevó al Campestre de Gómez Palacio y desde ahí no lo he dejado hasta ahorita”.

Los planes de convertirse en golfista profesional no estaban en la cabeza de Pamela, al menos cuando era pequeña. Confiesa que en aquel entonces su meta era la de entrenar suficiente para poder vencer a su padre el fin de semana. La disciplina llegaría cuando ingresó al equipo del Campestre de Gómez Palacio.

“Representé al club durante diez años en una gira de la zona norte. Ahí surgió mi segunda meta, que era conseguir una beca para estudiar en una universidad de Estados Unidos y formar parte de un equipo”.

Universidad
/media/top5/pamela007jpg.jpg

Pamela logró cumplir la meta y consiguió una beca para estudiar Psicología en la universidad Oral Roberts en Tulsa, Oklahoma, donde afirma que vivió una de las mejores etapas de su vida.

“Si volviera a nacer me volvería a ir. Es una etapa donde te conoces mucho. Te vas de la burbujita de Torreón, de las comodidades de tu casa. Me ayudó mucho a madurar como persona y para saber realmente lo que quieres en la vida”.

Durante los cuatro años y medio que estudió en Estados Unidos, Pamela se tenía que dividir entre las clases, los entrenamientos y las tareas. “Nunca en miv ida había estado tan cansada como esa vez. Realmente estás sola. Siempre estaba muy ocupada, teníamos torneos cada mes donde representábamos a la universidad”.

Pamela no sólo cumplió el sueño de estudiar en Estados Unidos jugando golf, sino que hizo historia al convertirse en la primera mujer golfista en ingresar al Salón de la Fama de la universidad.

¿Qué sigue?
/media/top5/pamela006jpg.jpg

Mientras la mayoría de los compañeros egresados de la carrera de Pamela tomaban la decisión de mandar currículums para ingresar a grandes empresas, ella confió en su talento y habilidad para decidirse a convertirse en golfista profesional.

“Yo quería seguir jugando golf. Mis papás siempre me han apoyado desde el día uno. En ese entonces mi meta era estar en la LPGA (Ladies Professional Golf Asociation). Fui a la calificacion y logré tener mi tarjeta. Hice un plan de trabajo de tres años y si en ese tiempo no lo lograba, iba a pasar a lo que sigue”.

Durante un intermedio entre viajes y torneos, el coach de Pamela le ofreció trabajo en Monterrey para ser entrenadora del equipo de niños, lo cual le dio un giro inesperado a los deseos de buscar entrar a la LPGA.

Descubriendo la vocación
/media/top5/pamela005jpg.jpg

“Ahí trabajé con niños y me encantó. Ahora tenía la oportunidad de transmitir a los niños las mismas dudas que yo tenía de pequeña. Me metí a cursos de instrucción y me gustó”.

Al pasar los tres años que Pamela se puso como prueba para convertirse en profesional, tomó la difícil decisión de retirarse del deporte, de lo cual no se arrepiente debido a que afiirma haber escuchado a su corazón.

“Extrañaba a los niños. Mi mente y mi corazón ya no estaban en jugar en la LPGA, ya estaban en otro lado. Tomé la decisión de dejar de jugar".

¿Fue duro retirarte?
/media/top5/pamela004jpg.jpg

"Sí y no. Sí porque tenía mucho talento y potencial, pero uno se da cuenta. Cuando estás ahí y estás pensando en otra cosa quiere decir que ya no estás tan apasionada como antes. Ahora veo a muchas chavitas que están en la universidad y quieren seguir de profesionales, que se la pasan practicando 12 horas diarias. Yo antes era así´. Al último ya no había placer en mí de practicarlos. Mi tiempo prefería dedicárselo a los niños”.

El golf como forma de vida
/media/top5/pamela003jpg.jpg

Pamela considera que el golf abre la posibilidad de conocer la identidad de una persona a través de sus emociones en una ronda.

“Si juegas una ronda de 18 hoyos puedes conocer cómo es una persona; es una rueda de emociones. En un tiro puedes estar contento y en otro puedes estar enojado aventado bastones. Ahí te puedes dar cuenta de cómo reacciona una persona en un momento de tensión. Es más que un deporte, es una enseñanza de vida”.

El éxito de Pamela no sólo se debe a su talento sino también, en gran parte, a su fortaleza mental. Sabe que ese aspecto es tan importante como el físico y ésa fue una de las razones por las que decidió estudiar Psicología.

“En cualquier deporte la mente es un 99.9%. Los futbolistas pueden entrenar cien veces un penalty y el que tienen que meter terminan fallándolo. La mente juega un papel muy importante. Muchos entrenadores enseñan técnica pero también se necesita un entrenamiento mental. Ahora busco hacer mi maestría en Psicología del deporte. Quiero tener más herramientas para poder enseñarles a los jugadores a controlarse. Si puedes controlar tus emociones, puedes llegar muy lejos”.

Regreso a La Laguna
/media/top5/pamela002jpg.jpg

Luego de pasar 11 años fuera de Torreón, Pamela regresó a La Laguna donde vive una nueva etapa como entrenadora del equipo de golf del Campestre de Torreón.

“Me abrieron las puertas aquí en el Campestre en 2014. Amo Torreón pero regresar no estaba en mis planes. Estos tres años que llevo aquí estoy muy feliz con el apoyo que me ha dado el club, el comité. A todas las actividades que se me ocurren con los niños me dicen que sí”.

Cuando vine aquí quise hacer historia con los niños de Torreón y quise que fueran los mejores del norte. En marzo de este añ o logramos ser campeones. Ahorita lo estoy disfrutando más. No me importa que a veces trabajo 14 horas, no pasa nada. Ver la sonrisa de los niños es lo mejor que puedes ver.

Uno de los objetivos principales cuando aceptó el reto de entrenar al equipo era el de convertirlos en los mejores del norte, lo cual logró hace un par de meses cuando lograron ser campeones. “Ahorita lo estoy disfrutando más. No me importa que a veces trabajo 14 horas, no pasa nada. Ver la sonrisa de los niños es lo mejor que puedes ver”.

¿Qué representa el golf en tu vida?
/media/top5/pamela001jpg.jpg

Me ha dejado de aprendizaje que siempre luches por lo que quieres. Me ha enseñado a conocer mis límites y mis fortalezas y a saber cuál es mi tope. Me ha dado mucha seguridad y el empuje para seguir soñando. Yo tuve un sueño de irme a estudiar a una universidad y lo conseguí. El gof me ha ayudado mucho a ser la persona que soy ahorita.

/media/top5/pamela009jpg.jpg

La vida a través del golf

Etiquetas: Vidas de solPamela Ontiveros

Más de Torreón

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo2
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT