15 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Macron y Le Pen van a la segunda vuelta

POLíTICOS FRANCESES PIDIERON IMPEDIR EL TRIUNFO DE LA ULTRADERECHA

AP
PARÍS, FRANCIA, lunes 24 de abril 2017, actualizada 9:57 am

Enlace copiado

El centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen fueron los que más votos obtuvieron ayer domingo en la primera ronda de las elecciones de Francia y disputarán la presidencia en un desempate el 7 de mayo, cuyo resultado reconfigurará el panorama político nacional y será crucial para la permanencia del país en la Unión Europea.

Los políticos franceses tanto de izquierda como de derecha exhortaron de inmediato a los electores a que impidan la llegada de Le Pen al poder en la segunda vuelta y afirmaron que las agresivas políticas nacionalistas de la candidata contra la Unión Europea y la inmigración podrían resultar desastrosas para Francia.

"El extremismo sólo puede traer infelicidad y división a Francia", afirmó el candidato conservador derrotado Francois Fillon. "De esta forma no hay más opción que votar contra la extrema derecha".

Le Pen y Macron ofrecen a los electores un agudo contraste, pues albergan opiniones diametralmente opuestas sobre el futuro de la Unión Europea y la permanencia de Francia en el bloque.

La segunda vuelta será el escenario de la confrontación entre la visión optimista de Macron de una Francia tolerante y una Europa unida con fronteras abiertas, y la de Le Pen de una plataforma más oscura y aislacionista de "Francia primero" que prevé cierre de fronteras, endurecimiento de medidas de seguridad, menor inmigración y el abandono de una moneda común -el euro- para restituir el franco francés.

Dado que Le Pen quiere que Francia abandone la UE y Macron pretende incluso estrechar aún más la cooperación entre las 28 naciones del bloque, el resultado del domingo señala que la segunda vuelta del 7 de mayo tendrá los matices de un referendo sobre la permanencia de Francia en la UE.

La ausencia en la segunda ronda de candidatos de los partidos tradicionales, el socialista de izquierda y los republicanos de derecha -las dos principales fuerzas políticas que han gobernado Francia desde la posguerra- también marcó un cambio abrupto en la política francesa.

Macron, de 39 años y banquero de inversiones, alcanzó la segunda vuelta gracias a su campaña entre las bases sin apoyo de ningún partido político grande.

Cuando el escrutinio alcanzaba 90 %, el Ministerio del Interior informó que Macron captaba casi 24 % de los votos, una ligera ventaja sobre el 22 % de Le Pen. Fillon tenía poco menos de 20 % y superaba apenas a Jean-Luc Melenchon, de la extrema izquierda, que acumulaba 19 %.

Tras anunciarse los resultados, el primer ministro del país Bernard Cazeneuve llamó a los votantes a rechazar a Le Pen y a votar por Macron en la segunda vuelta.

Poco después Le Pen pronunció un discurso declarándose ganadora y advirtiendo que el debate sobre la globalización está abierto. Dijo que ella es "la gran alternativa" en la contienda electoral.

Por su parte el candidato socialista Benoit Hamon aceptó su derrota en la primera ronda, pero aseguró que "la izquierda no ha muerto" y pidió a los franceses votar por Macron.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...