lector opina
El Siglo de Torreón Domingo 12 de mar 2017, 10:23pm ... Anterior 1 de 1 Siguiente ...

Foro del Lector


El cuidado del gasto

Líbrame Señor Dios de mis propias necesidades (San Francisco de Asís).

El Santo hacía esta plegaria porque en un momento cualquiera desde un hogar hasta una congregación gasta de más.

Porque bajo una óptica de necesidad, en realidad pues “todo” hace falta y gastar el total del dinerito que ganamos es lo más terrible que podemos hacer, aunque tal vez haya algo peor aún, que es gastar lo que no tenemos sobre todo si este gasto es en frivolidades.

Hoy que estamos viviendo tiempos inciertos es muy importante recapacitar “del como” gastamos nuestro dinerito que hemos ganado con tanto esfuerzo y que a veces literalmente dilapidamos.

Nuestra nación hoy se ve amenazada por el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Sin embargo debemos estar consientes de que cualquier amenaza exterior o interior será amortiguada si somos cautelosos en nuestro gasto lo cual aplica a todos, es decir, gobierno, empresas, y por supuesto hogares, nuestros hogares sobre todo los del grueso de la población mas necesitada. Hoy escuchamos todos los días que “no alcanzamos para el gasto” debido básicamente a que en lo que gastamos se nos hace “necesario”, lo cual se debe replantear, y analizar con mas detalle.

En mi niñez, en la década de los cincuentas recuerdo que el segundo cuadro de la ciudad y también en el primero, había casas cuyas habitaciones tenían el piso de tierra y otras con piso de ladrillo, también muchas casas carecían de electricidad y se alumbraban con “aparato” o quinqué de petróleo, también había niños que iban a la escuela descalzos y otros con calzado “Canadá Alianza” que se fabricaban muy económicos en este mercado y duraban mucho por tener suela de llanta. Inclusive los funerales casi siempre eran en las casas por carecer de dinero para una funeraria, me tocó asistir a algunos donde el finado estaba en el suelo sobre un petate y cuatro velas en una botella cada una.

También recuerdo que algunas familias compraban en la tiendita “un cuartito de leche” en una ollita o una señora que compraba un “blanquillo” así le decían al huevo, había quienes cazaban palomas, “sí señor, esas aves que hoy son una plaga” para comer o bien vendían porque servían para alimento. Hoy que todo mundo trae celular de miles de pesos, ropa de marca, carro aunque sea extranjero, come carnes asadas aunque sea de vez en cuando, bebe caguamas y muchos etcéteras, debemos analizar si esos gastos son verdaderamente necesarios porque pienso que sería bueno recuperar la sensatez en el gasto y seamos modestos en nuestra forma de vivir será nuestra vida más tranquila y como dijera alguien; “No esperemos a tener todo para disfrutar la vida, mejor disfrutar de todo porque tenemos vida”.

Además, casi todos esos gastos nos hacen daño, como el celular o la carne o las caguamas, porque si se analiza con serenidad lo más probable es que sean necesidades “inventadas”. Y la regla de oro, entre más modesto sea nuestro ingreso mas debemos ser cuidadosos al gastarlo. Y como dijera el Santo de Asís “líbrame Señor de mis propias necesidades”, muchas gracias.

A t e n t a m e n t e

Ing. Arturo Pedro Salas Juárez,

Comarca lagunera


Más de lector opina

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT