Siglo Nuevo
SERGIO SARMIENTO
lun 2 ene 2017, 12:44pm 1 de 1

Cambio de año


1

Opinión - Jaque mate

Termina un año difícil, con poco crecimiento económico, con problemas serios para el país y para el mundo, con un presidente electo de los Estados Unidos que amenaza el libre comercio y a los mexicanos.

Si 2016 ha sido difícil, el 2017 puede ser peor. Donald Trump asumirá la presidencia estadounidense el próximo 20 de enero. No podemos esperar muchas cosas buenas de su gobierno. Si bien, quedan interrogantes sobre las políticas que aplicará, su inestabilidad emocional y limitaciones de conocimiento hacen temer lo peor.

En México sufriremos una mayor desaceleración económica. Cerraremos este 2016 con un crecimiento de alrededor de dos por ciento, contra 2.5 por ciento de 2015. Para 2017 los economistas independientes están haciendo pronósticos en torno al 1.7 por ciento. Es cierto que México está creciendo, mientras que otros países de Latinoamérica han sufrido caídas, pero estamos muy lejos del seis por ciento de expansión anual que el presidente Enrique Peña Nieto prometió como candidato.

No sólo crecerá menos la economía, sino que uno de los indicadores más positivos de los últimos años se deteriorará: la inflación. Llegamos a tener cifras inferiores al 3 por ciento anual, que era la parte inferior de la banda objetivo del Banco de México. En este 2016 cerraremos con alrededor de 3.3 por ciento, pero para 2017 se espera un alza fuerte que rebase el 4 por ciento.

Varios factores permiten prever esta aceleración de la inflación. El índice de precios al productor ha superado ya el 7 por ciento y una fuerte depreciación del peso ha elevado los precios de los productos importados. La liberación de los precios de la gasolina en enero afectará, sobre todo porque en México se sigue cobrando un impuesto muy fuerte a este combustible. El aumento de 10 por ciento del salario mínimo también impulsará el alza de precios.

Las cosas, sin embargo, pueden empeorar. Algunas de las políticas anunciadas por Donald Trump quizá generen un mayor crecimiento económico en Estados Unidos, lo cual beneficiaría a México. Este sería el caso de una baja de impuestos corporativos, que podría impulsar una mayor inversión. Los beneficios, sin embargo, serían nulificados si Trump elimina el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En México la vida política girará en torno a las elecciones del Estado de México, consideradas una especie de ensayo general para los comicios presidenciales, pero la verdadera atención política estará colocada en 2018.

El terrorismo seguirá siendo un problema importante a nivel internacional; pero, aunque seguramente México quedará a salvo de esta situación, seguiremos sufriendo los estragos de nuestra propia forma de terror, la violencia de la delincuencia organizada. Los ciudadanos seremos también nuevamente víctimas de los constantes cierres de calles y carreteras con los que los grupos de presión obtienen dinero y privilegios de un gobierno débil.

Enrique Peña Nieto ha empezado el último tercio de su gobierno con extraordinaria debilidad política. Pero quizá esto sea un acicate para mejores acciones de gobierno. Con sus bajísimos niveles de aprobación, el presidente ya no tiene nada que perder si se faja los pantalones e impulsa medidas de fondo para resolver cuando menos algunos de los problemas más serios de nuestro país.

Twitter: @SergioSarmiento

1
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
izmir escort escort bodrum
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT 1