20 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Con espíritu maya, Iron Maiden enloquece a fans

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 05 de marzo 2016, actualizada 9:19 am

Enlace copiado

Los amantes del heavy metal estuvieron de fiesta el jueves, pues dos de sus más grandes exponentes, Iron Maiden y Anthrax, llegaron a México para hacer vibrar el Palacio de los Deportes, en un show con el que las agrupaciones demostraron que en la ciudad no sólo reina el pop y el rock.

Durante casi tres horas el Domo de Cobre recibió los estruendosos riffs de guitarra, acompañados de la batería y la poderosa e inconfundible voz de Bruce Dickinson.

Desde que cayó la noche, los más de 20 mil 600 fans no tuvieron que esperar tanto para escuchar los primeros acordes de metal, pues poco antes de las 21:00 horas Joey Belladonna, Scott Ian, Frank Bello y Charlie Benante, integrantes del grupo Anthrax, ofrecieron un pequeño repertorio con el que encendieron los ánimos de los presentes por casi una hora.

Tras este show siguió el turno del más esperado de la noche, Iron Maiden, quien con su show consiguió transportar a su público al paradisiaco Chichén Itzá.

Y es que su espectáculo estuvo cargado de referencias a este sitio y a la cultura maya, con la cual el grupo rindió homenaje a dicha civilización.

En el escenario la banda recreó una selva maya con todo y pirámide y ante los pies de esta comenzó su recital con temas como If eternity should fail, Children of damned y Speed Of light.

Luego de dar una cálida bienvenida a sus fans con un "Hola México, es maravilloso estar aquí con ustedes, gracias por venir", la banda integrada por Bruce Dickinson, Dave Murray, Adrian Smith, Janick Gers y Nicko McBrain continuó su recital con Tears of a clown y The red and the black.

Como es costumbre, "Eddi the head" (el esqueleto mascota de la agrupación) no pudo faltar y venía vestido para la ocasión, con indumentaria maya.

Cada estrofa era entonada como un himno por sus seguidores, la mayoría de ellos vestidos con pantalón y playeras negras y largas cabelleras que movían conforme la canción se los pedía.

Tras interpretar Death or glory y The book of The souls, llegó uno de los momentos más vibrantes de la velada, cuando Dickinson recordó que México está constituido de muchas culturas que ya no existen pero que hacen que hoy sea el país que es.

Este momento provocó que los presentes gritaran y alzaran los puños, mientras que otros grabaron el momento para la posteridad.

Entre los más de 20 temas con los que la banda inundó de metal el escenario estuvieron The trooper, Fear of the dark y The number of the beast, uno de los más aclamados de la noche.

Iron Maiden no se pudo ir sin interpretar Blood brothers y Wasted years.

Confunden a baterista con un vagabundo

Antes de que la enigmática banda de heavy metal diera su concierto, Nicko McBrain, baterista de la banda fue interceptado por tres elementos de seguridad del hotel donde se encontraban hospedados, según describe el Reforma.

El miembro de la banda salió a caminar fuera de las instalaciones del hotel, en donde se encontró a un numeroso grupo de fans que lo empezaron a asediar y jalonear, cosa que irritó a McBrain quien decidió retirarse a su habitación.

Al tratar de ingresar al hotel, el músico fue detenido por la seguridad del lugar quien argumentaba que se trataba de un vagabundo que quería acceder a las instalaciones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...