12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Sucesos

Acaba maratón con el peor entrenamiento de la historia

SIN PRACTICAR, BEBIENDO CERVEZA Y COMIENDO CHATARRA

EL SIGLO DE TORREÓN
EU, jueves 25 de febrero 2016, actualizada 3:33 pm

Enlace copiado

Es de conocimiento público que para participar en un maratón es necesario una extensa preparación física, si al menos desea completarse la carrera. El esfuerzo es potencialmente mayor cuando se quiere competir por los primeros sitios.

Sin embargo, un sujeto trató de demostrar que también podía correr un maratón con la que bien podría ser la peor preparación física de todos los tiempos; jamás entrenó un sólo kilómetro, se hidrataría en la carrera bebiendo cerveza y consumiría comida chatarra a lo largo del trayecto.

Jesse Weber fue el responsable de lo que algunos calificaron como “una barbaridad”, al animarse a participar nada más y nada menos que en el maratón de 50 millas (80 kilómetros) del Cañón del Antílope en Arizona, Estados Unidos.

El joven corrió a su ritmo la pesada prueba deportiva y para sorpresa del resto de corredores, así como animadores del evento, se detuvo cada cierta distancia para tomarse una cerveza o bien, para comer alguna galleta o incluso una deliciosa quesadilla.

Al principio Jesse parecía divertirse a lo grande, hasta se dio tiempo para contemplar los paisajes y hacer chistes a la cámara portátil que utilizó para grabar su hazaña, pero conforme avanzaba las condiciones se volvieron más adversas.

Finalmente y superando las dificultades de su nula condición física, el chico llegó a la meta ante la ovación de varias personas que lo esperaban. Desde luego completó el maratón en un tiempo sumamente lejano al de los ganadores.

Pese a que Jesse Weber completó los 80 kilómetros, aconsejó no replicar su acto.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...