Siglo Nuevo
Jesús Tovar Domingo 2 de ago 2015, actualizada 12:26pm ... Anterior El Siglo 1 de 1 Siguiente ... El Siglo

Memorial a las víctimas de la violencia de Gaeta-Springall Arquitectos

El Siglo
...

Un templo del recuerdo en medio del bosque

En México, la violencia ya ha influido a la arquitectura y ha dado origen a dignos espacios de recuerdo, de homenaje, de diálogo entre las víctimas y los seres queridos que les sobreviven. El Memorial a las víctimas de la violencia, de Julio Gaeta y Luby Springall, es un ejemplo construido de un reclamo ciudadano y profundamente humano, una oración arquitectónica en medio del silencioso bosque.

El Memorial a las víctimas de la violencia, erigido en el Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México (2013) es un proyecto desarrollado por Gaeta-Springall Arquitectos en una parte del bosque que es propiedad de la federación, y que, por lo tanto significó la recuperación de 15 mil metros cuadrados de espacio público.

El despacho de Julio Gaeta y Luby Springall propuso un proyecto abierto que permitiera la apropiación por parte de la ciudadanía, al que los capitalinos y los mexicanos, en general, han respondido de manera positiva.

El Memorial a las víctimas de la violencia es un espacio público y un memorial al mismo tiempo. Consiste en un grupo de setenta muros metálicos, que no son siempre iguales, distribuidos por el bosque. La violencia ahí queda plasmada a través de una interesante alternancia entre lo material y lo inmaterial. Lo material son los muros en sí mismos, mientras que lo inmaterial son los espacios entre muros. Presencia y ausencia, una mística dicotomía.

MICROCOSMOS MUTANTE

Gaeta y Springall han creado un mundo de recuerdos dentro de un parque lleno de historia y de significado no solo para la capital, sino para el país completo, promoviendo así la reconciliación con la naturaleza, pues el memorial es como un microcosmos dentro de los últimos pulmones de la ciudad de México.

Es una composición abstracta y orgánica, donde los muros dialogan con los árboles, dando origen a una perdurable amistad, unos meciéndose con el viento, los otros manteniéndose firmes, unos reflejando sus sombras, otros haciendo rebotar la luz del sol. Un mundo de hierro y vegetación que invita a la reflexión y la contemplación, un antídoto contra la neurosis y el estrés. Bosque de monolitos que se yerguen con autoridad, firmeza, orden y proporción, recordándonos a sus abuelos los Atlantes. Aquí cohabitan arquitectura y naturaleza en total armonía, la una depende de la otra y no se hacen daño.

La paz que irradia esta serie de muros de acero aparente de diferentes dimensiones invita a recorrerlos con calma, en familia o en pareja. El césped cubre buena parte de los recorridos y en algunos otras áreas hay piso que permite a los peatones deambular libremente a paso lento.

Los muros reflejan su edad real, ya que al estar a la intemperie se oxidan y se hacen viejos, pero eso no los hace menos bellos. A veces la arquitectura sin maquillaje es más poderosa que cualquier artificio.

Los muros, además, invitan a la expresión espontánea de sus visitantes, quienes plasman en ellos palabras llenas de dolor, de espiritualidad, de esperanza. ¿Quién no quisiera volver a ver a sus muertos? Estas expresiones da vida a los muros y los convierten en pizarras, en un instrumento de comunicación entre dos dimensiones.

Y los árboles no se quedan atrás, sus sombras generan en los muros una caligrafía japonesa llena de trazos gruesos, ligeros, ramas, aves, hojas, haciendo parecer esos rígidos muros de acero láminas de madera o papel arroz.

Lleno de efectos de luz y sombra que varían con el paso de las horas, de los días y de las estaciones del año, el Memorial a las víctimas de la violencia es un conjunto que invita a detenernos y guardar silencio dentro de una ciudad cada vez más vertiginosa. Sus estanques son espejos de reflejos cambiantes y móviles, prolongaciones verticales de una composición infinita y quienes lo recorren forman parte de esta sinfonía.

La iluminación, por otro lado, juega un papel determinante ya que sale disparada del piso hacia arriba y no es una iluminación completa, está pensada para iluminar solamente la parte inferior de los muros y para que la penumbra del bosque termine el trabajo. Es una iluminación que guía y que orienta al visitante, aspectos que la hacen profundamente bella, plástica e inolvidable

Gaeta y Springall nos han legado un bosque de monolitos dentro de un bosque de árboles. Dos bosques que, combinados de esta manera, se han convertido en una poesía de paisaje que recuerdan las Torres de Ciudad Satélite, a otra escala y en otro entorno, pero con un remoto parentesco.

MUROS QUE CLAMAN JUSTICIA

Los textos luminosos que se encuentran en algunos de los muros de este memorial son advertencias y consejos que claman atención. Las listas de víctimas plasmadas ahí esperan pacientes por la justicia. Estas listas son la evidencia del horror, de la tristeza, de la felonía; son las listas de nuestras incapacidades como sociedad. No es un proyecto pretencioso, es simple, humilde, sobrio, integrado y diferente, es un templo del recuerdo.

Los memoriales, por desgracia, son cada vez más comunes. La violencia no tiene nacionalidad y México la padece de un modo más generalizado desde hace ya algunos años. El Memorial a las víctimas de la violencia evoca, por momentos, los memoriales construidos en Oklahoma y Nueva York, Estados Unidos, por las víctimas de los bombazos de abril de 1995 y de los atentados del 11 de septiembre de 2001, respectivamente.

EL DESPACHO GAETA-SPRINGAL

Julio Gaeta y Luby Springall han desarrollado obras con un sentido único, contemporáneo, resultado de una fusión entre Uruguay y México, dos países que comparten una herencia latinoamericana densa en historia y al mismo tiempo fresca y cosmopolita. Con proyectos como este Gaeta-Springall Arquitectos han ganado ya el reconocimiento internacional.

Julio Gaeta, nacido en Uruguay y nacionalizado mexicano, es un hombre incansable que ha logrado el éxito en un país que no es el suyo pero que lo reconoce día a día. Es arquitecto por la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República (Montevideo, Uruguay) y doctor en arquitectura por la Universidad Federal de Porto Alegre, Brasil.

Desde 1985 combina la actividad profesional con la académica, desempeñándose como arquitecto proyectista, docente e investigador en temas de arquitectura y ciudad. En 1991 fundó la revista de arquitectura y temas urbanos ELARQA, publicación en la que ha destacado su trabajo como autor y editor de más de cien ediciones publicadas.

Luby Springall es arquitecta por la Universidad Iberoamericana de México y artista plástica con estudios de posgrado en el Royal College of Art en Londres. En 1987 comienza su actividad docente en arquitectura en el ciclo de Proyectos de la Universidad Iberoamericana.

En 1998 obtuvo Medalla de Plata en la V Bienal de Arquitectura de México con el edificio del CIDE, México. En el mismo año quedó como finalista en la II Bienal Iberoamericana de Arquitectura (España) y obtuvo Mención de Honor en la XI Bienal de Arquitectura de Quito.

Es fundadora y directora de la editorial y revista de arquitectura ELARQA MX y fundadora de la oficina Gaeta-Springall Arquitectos en 2004.

Sus obras han sido expuestas en México, España, Israel, Uruguay, Argentina, Brasil, Ecuador, Roma y Berlín. En 2010 fue la curadora de la Exposición ARCH-MX2010 de Arquitectura Mexicana Contemporánea en Melbourne, Australia.

Correo-e: [email protected]

738642Memorial a las víctimas de la violencia de Gaeta-Springall ArquitectosMemorial a las víctimas de la violencia de Gaeta-Springall ArquitectosMemorial a las víctimas de la violencia de Gaeta-Springall ArquitectosMemorial a las víctimas de la violencia de Gaeta-Springall ArquitectosMemorial a las víctimas de la violencia de Gaeta-Springall Arquitectos

Más de Siglo Nuevo

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT