Negocios en la era digital, El Siglo de Torreón
02 de diciembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Siglo Nuevo

Negocios en la era digital

Las redes como plataforma de publicidad

Jessica Ayala Barbosa
sábado 19 de julio 2014, actualizada 9:15 pm

Enlace copiado

Tal parece que la mercadotecnia en redes sociales llegó para quedarse ya que han demostrado ser un gran apoyo para el desarrollo de empresas novedosas como para el posicionamiento y fortalecimiento de marcas reconocidas, lo cual ha provocado el debilitamiento de los medios tradicionales. Aun así para muchos su funcionamiento y alcances aún es un misterio.

Que el internet ofrece un mundo de posibilidades de negocio para todos es una frase que quizá todos repiten pero que pocos entienden a cabalidad. Decir que empresas como Yahoo!, Google, iTunes, Amazon, YouTube, Facebook y Twitter, por sólo mencionar algunas, han revolucionado la forma de hacer negocios se ha vuelto una especie de lugar común ante el que todos se sorprenden pero que muy pocos reflexionan.

Cada determinado tiempo, las notas periodísticas que dan cuenta de los millonarios ingresos de cada una de estos gigantes de la red llegan a los oídos de miles de personas en cuya mente la lógica interrogante: “¿Cómo lo lograron?” resuena con fuerza pero pocos se atrevan a externarla. Es probable que se llegue a la conclusión de que si la pregunta es lógica la respuesta también lo es, pero no es así.

Incluso antes de convertirse en lo que ahora son, antes de los millones de dólares, antes de figurar en la bolsa de valores, algunas de estas empresas tuvieron que superar la dura etapa de ser simples ideas que resolvían problemas o cubrían -de manera brillante- necesidades específicas de segmentos determinados. Por la mente de sus fundadores debió surgir la misma pregunta: ¿Cómo volverlo un negocio?, o lo que es lo mismo: ¿Cómo hacer dinero con esto?

El poderoso Facebook

El ejemplo de Marck Zuckerberg, fundador de Facebook es, además de fascinante, muy ilustrativo. El joven tenía una red muy cool con alcances inimaginables, un entramado de usuarios de todo el mundo que generaban un alud de contenido pero nada de ingresos. Cobrar por el registro a modo de membresía significaba sacrificar parte de la esencia que atraía a tanta gente. Pero la actual es una sociedad de la información, y aunque tuvieron que pasar algunos años finalmente entendió algo que años antes los motores de búsqueda como Yahoo! y luego Google ya habían comenzado a explotar con muy buenos resultados: que en esta llamada era de la información, es precisamente eso, la información, la moneda de cambio.

La publicidad era la respuesta que Zuckerberg estaba buscando. Los usuarios eran ahora una base de datos esperando a ser agrupados de acuerdo al criterio más conveniente para ser ofrecidos a las empresas como un segmento mercantil objetivo o target.

¿Publicidad? ¿Qué tiene eso de novedoso? Es cierto, la publicidad ya existía antes de Facebook, lo que no existía era la garantía de que esta llegara específicamente al grupo que los anunciantes querían llegar.

Cuando una empresa o negocio contrata un paquete de publicidad ya sea en prensa, televisión o radio, puede estar seguro de que su marca, producto o servicio será visto por muchas personas, mas eso no quiere decir que todas esas ellas se interesen en lo que publicita.

Gracias a un sofisticado sistema y a una muy efectiva interfaz que invita a sus usuarios a compartir cada detalle de su vida, Facebook puede ofrecer a sus clientes la garantía de que su anuncio llegará específicamente al público meta, a los consumidores potenciales. ¿Cuánto vale un servicio así?

Queda claro, entonces, que mientras algunos sólo comparten inocentemente su vida; su recorrido por el mundo a través del check in, sus gustos, intereses y afinidades a través de un Like, o de una actualización de estado y otros alimentan el morbo que significa observar -un tanto en calidad de incógnito, un tanto en calidad de cómplice- la vida del otro, hay quienes se están volviendo ricos en serio con esta red social.

Con más de mil 230 millones de usuarios en activo, una plataforma que permite al anunciante gestionar su propia publicidad, tarifas adaptables a prácticamente cualquier presupuesto y una nueva red de publicidad para móviles (nuevo adalid de la vanguardia), Facebook se afianza como la reina de la mercadotecnia en redes sociales o social media marketing.

Las cifras publicadas de su primera evaluación trimestral de este año, revelan que la popular compañía californiana se ingresó durante ese periodo un total de dos mil 502 millones de dólares, de los cuales dos mil 270 millones, fueron por concepto de publicidad.

Dichas cantidades representan un incremento del 82 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, lo que permite deducir que las adaptaciones que ha implementado la empresa para optimizar su oferta mercadotecnia ha dado buenos resultados.

Un nicho de oportunidades

Marck Zuckerberg, desde el Olimpo del social media marketing lanza la invitación a todo aquel interesado en publicitar algo a hacerlo a través de Facebook, mostrando aquí y allá ese discreto y enigmático botón que promueve la leyenda Crear una página.

“¿Una página? ¿Para qué voy a querer yo una página?” deben decirse muchos usuarios sin decidirse siquiera a experimentar y entre tanto continúan engordando la base de datos a la que Zuckerber, no obstante todo lo que ya le ha exprimido, sigue buscando cómo sacarle jugo.

“Cuando no participas en redes sociales, intencionalmente, de todas maneras estás participando, pero en vez de ser tú el cazador estás siendo cazado, siendo comida de los demás”, opina Alejandro Martínez, joven emprendedor y socio fundador de la empresa de mercadotecnia en redes Stratecnia.

La sentencia parece ir dirigida a todos aquellos que aún no se atreven a hacer negocios en las redes y para aquellos que siguen viéndolas como una manera de pasar tiempo de ocio.

Y es que pareciera que actualmente el mundo está en las redes sociales. Medios de comunicación e instituciones científicas han abordado este tema desde diferentes enfoques, casi siempre el psicológico y social -con resultados dignos de atención- pero en lo que atañe a este artículo lo que importa es observar que el mundo de los negocios también está en las denominadas 'plataformas 2.0'.

El Estudio sobre los hábitos de los usuarios de internet en México 2014 realizado por la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet) concluye que Las principales actividades del internauta son el uso del correo electrónico y las redes sociales, desplazando a la búsqueda de información.

De acuerdo con este documento, se calcula que en México existen 51.2 millones de usuarios de internet, de los cuales -según la inferencia que se hace a partir de la muestra seleccionada para el estudio- el 77 por ciento considera el acceso a las redes sociales como la actividad que más realiza en línea, superado únicamente por el uso del correo electrónico (80 por ciento).

Asimismo, establece que la red de referencia en nuestro país sigue siendo Facebook, seguida de YouTube, Twitter y Google+.

Son quizá estas nociones las que están detrás de la perspectiva de Alejandro Martínez, para quien la inminente adopción de las redes sociales como principales canales de información es “algo que no podemos detener” y por eso “es importante que tomemos cartas en el asunto desde ahorita”, advierte.

Para ejemplificar el prominente rol que juegan estas plataformas en la vida actual, el joven señala que a diferencia de lo que “hacían nuestros padres”, hoy en día es muy raro que la gente busque servicios en un directorio telefónico.

“¿Hace cuánto que no agarras un directorio para buscar un registro público, o buscar un dentista? No. Ahora lo buscas en internet. encuentras a un buen dentista y luego de ahí ¿Cómo llegar?... no agarras la sección amarilla, ni la guía roja de mapas. ¿Qué haces? Te metes a Google Maps, te metes a Foursquare y 'checas' ahí mismo las recomendaciones. Cada vez hacemos eso más seguido. Tanto las generaciones que vienen y la nuestra ya usamos esos canales de información”.

Las redes sociales han abierto un nicho de oportunidades que puede -y debe, según la visión de Martínez- ser aprovechado por todos.

Desde las grandes empresas posicionadas a nivel internacional hasta los jóvenes emprendedores pueden beneficiarse de la mercadotecnia en redes sociales.

Para las compañías con el presupuesto suficiente para contratar una agencia de marketing o incluso paquetes de publicidad en medios tradicionales (que generalmente son costosos) se ha vuelto imprescindible tener presencia en redes sociales para mejorar la notoriedad de la marca, aumentar el tráfico web o conocer mejor a su público y generar tendencias.

Como resultado, las empresas han mejorado la efectividad de sus estrategias de mercadotecnia, han visto un mayor grado de satisfacción por parte de sus clientes y en algunos casos han disminuido los costos de sus planes mercadológicos.

Pero dejando de lado el poder económico de las empresas ya establecidas, las redes también representan el cambio de paradigma en la forma de hacer crecer un negocio. Para los emprendedores, pequeños y medianos empresarios, hacer uso de estas plataformas puede acarrear una oleada e beneficios. Cualquier giro es candidato. Facebook los agrupa en seis tipos: lugar o negocio local; empresa, organización o institución; marca o producto; artista, grupo musical o personaje público; entretenimiento; causa o comunidad.

La dinámica de Facebook

Una vez que se determina a cuál de estos pertenece la idea que se quiere publicitar ya sólo queda aceptar las (¿Engañosas? ¿Ventajosas?) condiciones de las páginas de Facebook y comenzar a llenar el formulario, que entre otras cosas solicita generalidades como nombre de la página, descripción, foto de perfil, domicilio, etcétera.

La primera tarea ya como administrador de la página en cuestión será alcanzar los primero cien 'Me gusta' y posteriormente comenzar a gestionar la propia publicidad

Para conseguir esta meta hay dos opciones; la primera un -tanto lenta- es aprovechar la red personal de amigos pidiéndoles un 'Me gusta', esperando que lo hagan y que a su vez le soliciten el favor a sus amistades; la segunda -viral y más efectiva en teoría- es pagarle a Facebook para que coloque los anuncios en el lugar adecuado, en los muros y time lines de los consumidores potenciales, es decir aquellos que conforme a su comportamiento en la red social son más susceptibles a la persuasión publicitaria.

“Imagínate que cuando compraras una televisión pudieras poner tu nombre, tu edad, tus gustos, que naciste y vives en tal lugar y que los anuncios que te salieran fueran hechos exclusivamente para ti, por tu género, por tu estado civil, por tus gustos, etcétera, eso es lo que tiene Facebook”, explica Sergio Pedraza, también socio de Stratecnia.

Facebook promete una efectividad impresionante, por ejemplo en la consecución de 'Me gusta' (seguidores o suscriptores), que es lo que finalmente le dará una mayor amplitud a la penetración de tus contenidos. Puede ofrecer, por ejemplo entre 42 y 168 nuevos 'Me gusta' con tan sólo 66 pesos (las tarifas varían diariamente), la ventaja es que el presupuesto asignado sólo se consume cada vez que el cliente da click en el anuncio que lo dirige a la página del cliente, una vez ahí el consumidor tiene la decisión de dar 'Like' o no. Haciendo un poco una comparación es como si de repente en la calle un transeúnte (usuario de Facebook) es atraído por un seductor olor a deliciosa comida (publicidad pagada) hasta un restaurante o local (la página del anunciante), una vez ahí el transeúnte evalúa la situación con criterios propios (limpieza, presentación, variedad, etcétera) y toma una decisión. El dueño del local (anunciante) lo único que puede hacer para que la decisión lo favorezca es tratar de anticiparse a esta evaluación.

Otros servicios de mercadotecnia que se pueden comprar en Facebook son la promoción de las publicaciones de la página a fin de aumentar el alcance y las posibilidades de ubicarla en la sección de noticias de un buen número de usuarios y las historias patrocinadas, que consisten en promocionar una publicación para llegar a más personas en su sección de noticias. A través de este esquema el anunciante puede llegar a sus seguidores pero también a todos sus amigos. Así, si alguien interactúa con la página, sus amigos pueden ver una historia al respecto en su sección de noticias. Una publicación patrocinada aparecerá en un nivel superior al normal en la sección de noticias del público meta, aumentando las opciones de que vean el mensaje y respondan a él.

¿Sencillo?, ¿verdad...? No tanto, advierte Alejandro Martínez, quien, no obstante las bondades de la más popular red social, sugiere ser cauteloso a la hora de invertir en este tipo de mercadotecnia

“Sí es recomendable pero hacerlo muy focalizado, porque si no sabes cómo gastar en Facebook se te va el dinero y puedes terminar desencantado, pensando que es una mala estrategia o que no sirve”.

Para él, es necesario que los interesados primero echen una ojeada a los cursos y talleres gratuitos que hay línea que enseñan cómo gastar en esa red y después buscar asesoría profesional.

Alejandro apuesta por el estudio previo de mercado como estrategia clave para poder emprender una campaña en esta red social, pues de lo contrario no se podrán aprovechar las ventajas que la red ofrece y sólo se estará perdiendo el dinero.

Twitter

Como plataforma 2.0 vaya que Twitter ha ganado terreno, sin embargo, como esquema de negocios no cuenta con el grado de sofisticación mercadotécnica que tiene Facebook.

“Twitter no tiene métricos tan exactos en su misma plataforma para los usuarios, no puedes medir la precisión de quienes te retuitearon, no puedes ver de dónde son, de qué edades...”, pondera Alejandro Martínez.

Lo primero que hay que entender acerca de la mercadotecnia en redes sociales es que ninguna es igual a otra. Cada una tiene sus características específicas y pueden servir para distintos objetivos siempre y cuando estos estén muy bien determinados.

En ese sentido, las características que hay que destacar de Twitter son que favorece la comunicación entre la empresa y sus clientes así como con sus futuros consumidores; permite propagar contenido a gran velocidad y facilita la investigación de mercados.

“Twitter es un poco más complicado, es una red más compleja, los presupuestos son más altos, pocos le apuestan porque aplica más para marcas internacionales o nacionales”, apunta Pedraza, quien por otro lado hace énfasis en la cualidad de Twitter para asuntos como el branding y el fortalecimiento de la imagen personal.

Hay varios caminos para hacer mercadotecnia en esta red; por una parte están los que ofrece la propia empresa: temas promocionados (se insertan en los Trending Topics); tuits promocionados (aparecen únicamente en el Time Line de los usuarios calificados como ‘afines’ por un algoritmo); cuentas promocionadas (recomendaciones en función de la lista que los usuarios ya siguen).

Por otra parte están todas las estrategias que marcas y agencias llevan a cabo en la red social con el objetivo de promocionarse.

Las propias cuentas de las empresas son en sí una forma de publicidad, pero también existen por ejemplo, los tuits patrocinados, que son aquellos escritos por una celebridad o usuario influyente (influencer) a cambio de un acuerdo económico o de intercambio.

Lo atractivo de estos tuits es que permiten llegar a un segmento muy específico de usuarios.

Este esquema, además de beneficiar al anunciante, representa para los usuarios de a pie una oportunidad de capitalizar todo ese tiempo que ‘gastan’ tuiteando.

A diferencia de Facebook, que pone muchas trabas en cuanto a lo que puedes publicar y cómo, Twitter resulta ser “una red muy libre que te permite hacer muchas cosas, se pueden hacer pactos con personas, como esto de los influencers, que es una estrategia de relaciones públicas online; todo es válido”, compara Srgio Pedraza.

“No tiene tantas trabas como Facebook”, añade, aunque reconoce que sus tarifas pueden constituirse como una de ellas.

YouTube

Otra red social que a lo largo de nueve años ha crecido y se ha reconfigurado y ha integrado herramientas cada vez más eficientes para hacer de la publicidad es YouTube, la red de videos más importante de internet.

Hay que comenzar diciendo, que YouTube pertenece al gigante Google, la empresa más grande e importante de la web. Gracias a que poco a poco ha ido adjudicándose las páginas más populares, la empresa ha podido sistematizar de manera muy efectiva la segmentación del mercado en internet y en consecuencia, hacer de su esquema publicitario el más rentable.

Existen cinco formatos de anuncios en YouTube: display o banners; anuncios de videos superpuestos en la parte inferior del video, TrueView In-Stream, que se insertan antes, durante o después del video principal y se pueden omitir; TrueView en display, que aparecen junto a otros videos de la red o en sitios web que coinciden con tu público objetivo y anuncios In-Stream que no se pueden omitir, se pueden insertar antes, durante o después del video principal y que se reproducen completos antes de ver el video seleccionado.

Como se ha visto, en los últimos dos o tres años el formato que más ha crecido es el de TrueView, el cual parte de la premisa de que gracias a sus opciones gráficas y de aundio el video es la manera más creativa y efectiva de llegar al público meta.

La gran ventaja de TrueView, al igual que la mayoría de los productos publicitarios que Google ofrece, es la amplia gama de elementos de orientación de campaña, pues el propio anunciante decide a quiénes desea que llegue su video, en qué horario del día, a qué ubicaciones geográficas y contenido tanto de búsqueda como de los videos en los cuales el anuncio será mostrado.

Así, su anuncio aparecerá en la ventana principal del video, al inicio del mismo, cuando un usuario cumpla con el filtro de características que él mismo has definido en su campaña y, le da al usuario la opción de ‘saltar’ el video después de cinco segundos de reproducción, por lo cual se debe ser muy creativo para atrapar su atención casi de inmediato.

La ventaja es que Google únicamente cobra por aquellas personas que vean el anuncio completo y no por quienes lo salten.

Este formato es una opción atractiva sobre todo para empresas que tienen los elementos para realizar una producción comercial en video ya sea para poner a prueba su efectividad antes de lanzarla en televisión o para como complemento digital de una campaña existente.

YouTube es el tercer sitio con más visitas a nivel mundial y México es el segundo país que más consume videos en esta plataforma. Pero, ¿garantiza eso el éxito de la publicidad?

Algunas cifras sugieren que la forma en que se hace publicidad en esta plataforma no es necesariamente la más efectiva, o al menos no en todos los sectores.

Como ya se sabe, cantidad no es calidad y aunque más de mil millones de personas en todo el planeta son usuarios de YouTube de forma activa, algunos estudios revelan que del total de personas que usan frecuentemente esta red, sólo el cinco por ciento pone atención a la publicidad contenida en los videos, mientras que el 81 por ciento reconoce abiertamente no estar interesado en consumir anuncios.

Esto puede sonar desalentador, sin embargo, la buena noticia es que la televisión, el medio de más exitoso para la publicidad no presenta percepciones muy distintas: solamente el seis por ciento dice prestar atención a la publicidad, mientras que el doce por ciento asegura no estar interesado en consumirla.

Tanto YouTube como la televisión comparten, en términos publicitarios, la intención de llegar a un auditorio cada vez mayor, pero con estos datos surge la sospecha de que ante las grandes distancias entre sus respectivos presupuestos publicitarios, la penetración y efectividad de YouTube podría ser considerada más efectiva que la televisión.

Las cifras de inversión publicitaria en contenidos multimedia ha ido creciendo y se estima que para 2017 alcanzarán los 4.5 billones de dólares, esto según la agencia BIA/Kelsey.

Se deduce entonces que apostarle a la publicidad en YouTube es muy rentable, siempre y cuando se tenga claro qué se quiere hacer, para qué se quiere hacer y cómo se quiere hacer.

Otra forma de hacer dinero a través de esta red social, que ha sido aprovechada sobre todo por jóvenes, es mediante el sistema de Partner, el cual fortalece las cuentas de algunos usuarios (youtubers) que han logrado un buen número de reproducciones, a fin de atraer más suscriptores con lo que amplían la probabilidad de que los anuncios pagados sean vistos.

En este caso, los youtubers obtienen ganancias proporcionales de acuerdo al número de gente que consume la publicidad de YouTube.

Casos como el de los canales Hola soy Germán, Werevertumorro y lady16makeup (Yuya), son algunos ejemplos de cuentas que han podido monetizar sus contenidos a través de este programa, llegando a ganar, en el caso de los primeros dos por ejemplo, hasta 41 mil y 20 mil dólares diarios, respectivamente.

¿Es para todos?

La mercadotecnia en redes sociales ofrece, pues, posibilidades ilimitadas. La imaginación de los millones de usuarios de internet alrededor del mundo va dictando la pauta para modelos estratégicos exitosos.

A la mente de Sergio Pedraza vienen dos ejemplos de empresas que realizan todo su mercadeo a través de internet: Nomad y GoPro.

“Todo lo hacen por internet, son empresas que tendrán cinco años o seis años y que crecieron como no tienes una idea, en el caso de GoPro, “unos chavos comenzaron a hacer accesorios y cámaras para surfistas, ahorita su cámara es una de las más vendidas en el mundo”, cuenta.

Casos como este, llevan a Sergio a asegurar que las redes sociales, sobre todo Facebook, son ideales para los emprendedores.

“Facebook es la red donde todos los emprendedores deben estar, porque la manejas desde tu celular, en tiempo real estás comunicándote con tus clientes estás resolviéndoles problemas, dándoles un servicio mucho más personal y el costo beneficio es altísimo”, considera.

“Un emprendedor puede tener una campaña exitosa desde cien dólares al mes, mientras que un anuncio espectacular te cuesta alrededor de ocho mil pesos”, ejemplifica.

La publicidad en Facebook tiene la ventaja de no ser invasiva, cualidad que cada vez cobra más importancia puesto que según su perspectiva “cada vez somos más selectivos con lo que queremos ver en nuestras redes sociales y eso es algo bien importante que todas las marcas y personas deben tener bien presente”.

“Todos los medios de comunicación excepto las redes sociales son invasivos, porque tú no escogiste verlos y en Facebook tienes la ventaja de que las personas que te dieron like lo hicieron voluntariamente, eso hace que no seas invasivo a la hora de hacer tus publicaciones porque ellos decidieron seguirte. Ese es un beneficio que no tiene la televisión ni la radio”.

Aun así, añade que se debe tener cuidado en los contenidos que se presentan, deben ser de tan buena calidad a fin de no ser vistos como spam.

El objetivo es “lograr ese enganche marca cliente para que ellos se vuelvan embajadores de tu marca”.

Para ambos socios es importante aprovechar al máximo las redes sociales de forma cualitativa.

El auge de la mercadotecnia en redes sociales ha propiciado la aparición de un sinfín de agencias que prometen elevar el número de seguidores en las redes, pero lo logran a través de herramientas que a fin de cuentas resultan contraproducentes.

“Lo que se estila hacer es tener un grupo de gente que esté pegado a la computadora dando respuesta, cuentas falsas o bots, etcétera, pero es un apoyo que no es verdadero y finalmente la gente se da cuenta”, comenta Alejandro Martínez, de acuerdo a su experiencia con Stratecnia, que se especializa en comunicación social y política.

“Atendemos exclusivamente a entidades de gobierno, universidades, asociaciones civiles, candidatos, etcétera”, complementa Sergio, quien explica que su esquema de trabajo se diferencia de otras agencias porque está basado en los objetivos que cada cliente presenta, esto a fin de garantizar el éxito de cada campaña.

Ellos apuestan por la conformación de verdaderas redes sociales. Que van formando de manera previa a cualquier campaña. Según detalla Sergio cuentan con una red de influencers en diferentes estados de la república, a los cuales seleccionan de acuerdo a ciertas características. Son cuentas de personas en la que vieron potencial y que van fortaleciendo para que en determinado momento apoyen en tal o cual campaña.

Pueden ser desde analistas políticos, hasta jóvenes que atraen por su imagen, pero que tienen cierta “chispa al publicar” y cuyos seguidores creen en ellos, de modo que al momento de apoyar una campaña habrá mayores posibilidades de ganar simpatía.

En una campaña política, por ejemplo, se empieza a trabajar varios meses antes; “comenzamos a contactar con personas que comparten nuestra ideología, que alguna vez tuvieron simpatía por cierto evento, por candidatos o partidos, les damos seguimiento a través de las cuentas que nos asigna el cliente y generamos ese vínculo de apoyo real y, en su momento, se les pide de favor que nos apoyen”, explica Alejandro, “es un tejido social real que se va formando se va tejiendo con el paso de los meses y cuando llega el momento de hacer una publicación o de tratar de hacer un Trend topic local o nacional se le va pidiendo apoyo”.

“Muchos cometen el error de todos los días publicar una frase o slogan pero qué tal que esa persona que está destinada a darte información te habla como una persona real, con sentimientos, que publique 'buenos días voy con mi familia o buenos días estoy comiendo y aparte de las cosas que hago también apoyo cierta acción de gobierno'... tiene más credibilidad”.

La clave es la sinergia

Si bien no han acabado con los modelos y medios tradicionales, las ventajas que ofrecen las redes sociales en materia de negocios han provocado que cada vez más gente se las toma más en serio.

De momento es aventurado decir que medios como prensa, radio y televisión ya no funcionan, pero sí han decaído, sobre todo entre los sectores de gente joven.

“La educación que se le está dando a los jóvenes va de la mano de la tecnología, entonces les muestras un papel, les pones el radio y no les interesa, ya no escuchan radio en el carro, por ejemplo, usan su iPod, no leen el periódico”, expone Alejandro, sin embargo, continúa “los medios tradicionales siguen siendo contundentes aunque la tendencia vaya hacia las redes”.

Es por eso que por ahora, en particular para las empresas grandes, marcas ya establecidas y políticos o personas que buscan posicionar su imagen lo más recomendable es la sinergia de medios.

“Es bueno Facebook, es bueno el periódico, la televisión, pero solos no te sirven, necesitas siempre el apoyo de más medios, si lo haces integralmente pues olvídate”, finaliza Alejandro.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...