23 de mayo de 2019 notifications
menu
Finanzas

Bytes libres

SOFTWARE LIBRE Y TRANSPARENCIA

OSVALDO R. SALAZAR S.
jueves 05 de junio 2014, actualizada 9:37 am


Hace unos días charlaba con un estudiante de Ciencias Políticas. Hablábamos sobre la transparencia, ya que estaba por tener dentro de su clase un debate sobre el tema.

- Existen cosas que son difíciles de implementar- dijo con un dejo de tristeza en su voz.

- ¿Por ejemplo?

- La transparencia: Llevamos una hora hablando de ello y no veo que sea posible. Creo que es algo que no se puede llevar a cabo.

- Pero sí se puede, existen ejemplos de ello.

- Dime uno, ¡uno solo!

- Un ejemplo: el Software Libre.

- ¿Qué es eso?

- Es sobre informática. Nosotros compartimos líneas de código, documentos, conocimientos y habilidades con todos. Aquí, cada línea de código está disponible para que cualquier persona pueda revisar y auditar.

- Interesante. ¿Me explicas?

- Sí... - Miro su computadora - Tú tienes instalado en tu computadora un sistema operativo, Windows, ¿verdad?

- Sí.

-¿Sabes cómo funciona o cómo está hecho?

- No.

- En tu computadora, con el Windows que no sabes cómo está hecho, tienes instalado un Office, a lo que repito: ¿Sabes cómo funciona o cómo está hecho?

- No, yo no soy informático.

- Me puedes decir que no eres informático y eso no te pueda interesar, pero puedes decirle a alguien de tu confianza o que esté trabajando para ti que lo revise, y te aseguro que no podrá ver el código de ninguno de los dos antes mencionados: Windows y Office.

- ¿Código? ¿Qué es el código?

-El código, el código fuente. Son varias líneas de instrucciones que indican cómo trabajará el programa: qué hacer cuando se pulsa una tecla, de qué color será la ventana, etcétera.

- ¿Y qué con eso?

- Al no saber cómo está escrito tu programa no sabes si tiene una funcionalidad para monitorear lo que hagas, con lo que tu equipo y toda la información que está manejando se puede ver comprometida, si no es que ya lo está.

- Pero, ¿Es eso posible?

- Por supuesto. Ahora imagínate lo siguiente: Tu puedes descargar un sistema operativo, GNU/Linux en cualquiera de sus distribuciones; lo puedes descargar libremente: no es ilegal, ya que su licencia permite el poder copiarlo y estudiarlo.

- ¿Y lo que mencionaste... el código?

- El código también lo puedes descargar, puedes ver cada una de sus líneas y, si cuentas con el debido conocimiento informático (tú o alguno de tus empleados o amigos), puedes ver si va algo que atente contra tu privacidad en el uso, creación y manejo de información.

-¿Y la transparencia dónde quedó? - Me preguntó.

- En el momento en que puedes descargar el código, ahí está la transparencia: el ver cómo se hace el programa, si algo está bien o mal, si se puede mejorar, etcétera.

- Y de esa manera - dice - todos pueden ver qué y cómo se hace.

- Y también pueden ver quién hizo algo o ver quién hace nada...

Noto en su cara esa expresión que he visto en otras personas; la expresión de haber encontrado la solución a un problema.

- Si todo fuera así de transparente - reflexionó - todo sería mas fácil. No tendríamos tantos problemas.

- Así es. ¿Así o más transparente? - Respondí.

El autor, Osvaldo R. Salazar S., es miembro del Grupo de usuarios de GNU/Linux de La Laguna (http://www.gulag.org.mx)

TAGS
Temas del día
  • IMSS
  • Guardia Nacional
  • Huawei
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando tendencia...
    Cargando más noticias...