Autoridades y sociedad civil se afanan en los trabajos de limpieza y en el buque avanzan a buen ritmo los trabajos para sellar brechas

Derrame de petróleo en costa africana continúa causando estragos

Internacional EFE

Las corrientes y los vientos expandieron hoy el derrame de petróleo proveniente de un barco varado en las costas de Mauricio, mientras autoridades y sociedad civil se afanan en los trabajos de limpieza y en el buque avanzan a buen ritmo los trabajos para sellar brechas y vaciar los tanques.

Derrame de petróleo en costa africana continúa causando estragos

29 fotos, Las corrientes y los vientos expandieron hoy el derrame de petróleo proveniente de un barco varado en las costas de Mauricio, mientras autoridades y sociedad civil se afanan en los trabajos de limpieza y en el buque avanzan a buen ritmo los trabajos para sellar brechas y vaciar los tanques. »


derrame de petróleo

"Las corrientes y el viento están cambiando y ahora nuevas zonas se están contaminando", dijo este domingo a Efe en conversación telefónica desde la zona afectada Mokshanand Sunil Dowarkasing, asesor ambiental en la isla de Mauricio y ex responsable de estrategias de la organización ecologista Greenpeace África.

Según este experto local que trabaja en las tareas a pie de playa, este cambio pone en riesgo ahora toda la costa este de la isla, incluidas algunas de las principales atracciones naturales y turísticas de la nación africana, como la Île aux Cerfs.

En las jornadas previas, el derrame se concentraba en el sureste, donde permanece encallado el granelero MV Wakashio desde el pasado 25 de julio, justo enfrente de la zona denominada Pointe d'Esny.

Durante el fin de semana ha habido una afluencia masiva de personas para colaborar en las tareas de limpieza y de construcción de barreras de contención.

Gracias a ello, en los sitios afectados por la primera oleada de combustible la situación "se ha mitigado un poco", indicó Dowarkasing, pero aún queda mucho por hacer.

Organizaciones locales han puesto en marcha una campaña para recaudar fondos a través de la web https://www.crowdfund.mu y están pidiendo ayuda al resto del mundo bajo el lema "Mauritius Oil Spill Cleaning 2020 - MV Wakashio" (Limpieza de derrame de petróleo en Mauricio - MV Wakashio).

Con los trabajos en el barco, según la información que maneja Dowarkasing, se está logrando contener la brecha que ocasionó el vertido y hay motivos para ser optimistas respecto a que la mancha negra no siga aumentando.

Pero ello dependerá también de que se logre vaciar todo el combustible que queda en el buque, repartido en distintos tanques, para que nuevas fisuras no reaviven el problema.

Un equipo francés trabaja ya sobre el terreno, después de que el viernes el primer ministro mauriciano, Pravind Jugnauth, pidiera asistencia al Gobierno de París por la falta de medios propios en la isla.

También se ha prometido ayuda desde otros países, como Japón.

El MV Wakashio es un granelero de propiedad japonesa, pero registrado en Panamá, que navegaba desde China en dirección a Brasil.

En el momento del accidente no transportaba carga, pero se estima que estaba repleto con más de 200 toneladas de diésel y 3.800 de petróleo para consumo propio.

La tripulación, de una veintena de personas, fue evacuada.

Los vecinos de la costa sudeste de Mauricio encontraron hoy, jueves, otros siete delfines muertos, que sumados a los 18 delfines y marsopas hallados ayer, eleva la cifra de mamíferos marinos fallecidos a 25 tras el desastre ecológico que causó el derrame de combustible del buque MV Wakashio.

Los vecinos de Grand-Sable y Pointe-aux-Feuilles encontraron esta mañana los cuerpos de los mamíferos, que ha recuperado la Guardia Costera para realizarles la autopsia.

Greenpeace Africa confirmó la cifra, después de que ayer ya advirtiera que esperaban un número de delfines muertos mayor e incluso podría haber cachalotes muertos por ingerir el hidrocarburo.

Los cadáveres recogidos ayer han sido enviados al Instituto Oceanográfico de Mauricio para determinar las causas de la muerte, que muchos activistas y expertos medioambientales relacionan con el vertido de petróleo del granelero japonés MV Wakashio, de bandera panameña, que embarrancó el pasado 25 de julio en los arrecifes de Pointe-d'Esny.

"Se debe, sin duda, a la toxicidad del agua", alegó el jueves el oceanógrafo Vassen Kauppaymuthoo, en declaraciones al diario local Le Mauricien.

Kauppaymuthoo señaló que los hallazgos son "solo el comienzo" de las consecuencias que va a dejar. "Los productos tóxicos que han contaminado el mar son un veneno muy poderoso. Es probable que haya varios efectos a largo plazo para toda la biodiversidad marina".

Sin embargo, las autoridades mauricianas alegan que "no hay traza de hidrocarburos en ellos o en su sistema respiratorio por el momento", según los resultados iniciales.

Todavía se desconoce si este accidente, que ya constituye el peor desastre ecológico en la historia de Mauricio, se debió a un fallo mecánico o a un error humano, dada la cercanía a la costa con que navegaba esta embarcación de unos 300 metros de eslora.

En el momento del accidente, el MV Wakashio, que viajaba de China rumbo a Brasil, no transportaba carga, pero se estima que aún llevaba más de 200 toneladas de diésel y 3,800 de fuel para consumo propio.

Comentarios

Fotos más vistas