Alejandro Fernández 'rompe fronteras' en La Laguna

Espectáculos ERNESTO RAMÍREZ CAMACHO

Motivados por la trayectoria artística de Alejandro Fernández, miles de laguneros se dieron cita en el Palenque Vicente Fernández de Gómez Palacio, Durango, para disfrutar de la que sería la primera de las dos presentaciones que el cantante ofrecerá en la región, como parte de su gira Rompiendo Fronteras.

Fue en punto de las 12:30 cuando se apagaron las luces y los primeros acordes comenzaron a sonar, entre gritos y aplausos, pisó el ruedo luciendo una esbelta figura en su tradicional traje de charro negro con botones e hilos en color dorado, camisa blanca y un gran moño rojo.Sus primeros temas fueron En lo correcto, Unas nalgadas, Pude y Estuve, con las que reconoció el escenario donde ya había estado y con seguridad en sus movimientos conectó con su público.El integrante de la dinastía Fernández saludó a sus seguidores de manera breve, ya que lo que él quería era seguir cantando y no perder el ritmo y ambiente que se estaba generando. Continuaron temas como Mátalas y LocoAlejandro ya había entrado en confianza, el calor humano se dejaba ver por lo que fue despojándose del saco y del moño, ante los gritos eufóricos de todas las damas.“El Potrillo” se hizo acompañar por un mariachi, así como de cinco músicos quienes en todo momento seguían sus indicaciones.No podía faltar en el repertorio de la noche No lo beses, Ella, Ahora que te vas, Me haces tanto bien y una de las más esperadas Nube viajera, continuó con Te voy a perder, Canta corazón, Serenata huasteca y Me dedique a perderte.Se acercaba el final, el palenque ya estaba de pie y “saboreaba” cada letra, “Alex” como le llamaban muchas de sus fans entonó con su potente voz Si tu supieras, No sé olvidar y Como quien pierde una estrella con la que se despidió en punto de las dos de la mañana.Se me va la voz, fue con el que empezó la tanda de la despedida, todos los asistentes movían sus brazos de lado a lado, haciendo un momento único.“Voy a cantar en Gómez Palacio una herencia que dejó mi padre, no me la dejó a mí, se la dejó a todo México” y sonó el famoso tema Las llaves de mi alma, le siguieron Por tu maldito amor, Mujeres divinas, Si me dejas, no me olvides, Hermoso cariño, Estos celos, Acá entre nos y para cerrar con broche de oro con De qué manera te olvido.Antes de despedirse se acercó a algunas de sus fans, las que se deleitaron con la cercanía del cantante.Fue así como “El Portillo”, demostró una vez más, porque es uno de los más queridos de los palenques.En las butacas, parejas y grupos de amigos cantaban, grababan y dedicaban las canciones que hacían suyas. Quiero que vuelvas, Cascos ligeros, Que voy a hacer con mi amor, fueron entonadas al unísono.

Alejandro Fernández 'rompe fronteras' en La Laguna

12 fotos, Motivados por la trayectoria artística de Alejandro Fernández, miles de laguneros se dieron cita en el Palenque Vicente Fernández de Gómez Palacio, Durango, para disfrutar de la que sería la primera de las dos presentaciones que el cantante ofrecerá en la región, como parte de su gira Rompiendo Fronteras. »


alejandro fernÁndez

Fue en punto de las 12:30 cuando se apagaron las luces y los primeros acordes comenzaron a sonar, entre gritos y aplausos, pisó el ruedo luciendo una esbelta figura en su tradicional traje de charro negro con botones e hilos en color dorado, camisa blanca y un gran moño rojo.

Sus primeros temas fueron En lo correcto, Unas nalgadas, Pude y Estuve, con las que reconoció el escenario donde ya había estado y con seguridad en sus movimientos conectó con su público.

El integrante de la dinastía Fernández saludó a sus seguidores de manera breve, ya que lo que él quería era seguir cantando y no perder el ritmo y ambiente que se estaba generando. Continuaron temas como Mátalas y Loco

Alejandro ya había entrado en confianza, el calor humano se dejaba ver por lo que fue despojándose del saco y del moño, ante los gritos eufóricos de todas las damas.

“El Potrillo” se hizo acompañar por un mariachi, así como de cinco músicos quienes en todo momento seguían sus indicaciones.

No podía faltar en el repertorio de la noche No lo beses, Ella, Ahora que te vas, Me haces tanto bien y una de las más esperadas Nube viajera, continuó con Te voy a perder, Canta corazón, Serenata huasteca y Me dedique a perderte.

Se acercaba el final, el palenque ya estaba de pie y “saboreaba” cada letra, “Alex” como le llamaban muchas de sus fans entonó con su potente voz Si tu supieras, No sé olvidar y Como quien pierde una estrella con la que se despidió en punto de las dos de la mañana.

Se me va la voz, fue con el que empezó la tanda de la despedida, todos los asistentes movían sus brazos de lado a lado, haciendo un momento único.

“Voy a cantar en Gómez Palacio una herencia que dejó mi padre, no me la dejó a mí, se la dejó a todo México” y sonó el famoso tema Las llaves de mi alma, le siguieron Por tu maldito amor, Mujeres divinas, Si me dejas, no me olvides, Hermoso cariño, Estos celos, Acá entre nos y para cerrar con broche de oro con De qué manera te olvido.

Antes de despedirse se acercó a algunas de sus fans, las que se deleitaron con la cercanía del cantante.

Fue así como “El Portillo”, demostró una vez más, porque es uno de los más queridos de los palenques.

En las butacas, parejas y grupos de amigos cantaban, grababan y dedicaban las canciones que hacían suyas. Quiero que vuelvas, Cascos ligeros, Que voy a hacer con mi amor, fueron entonadas al unísono.

Comentarios

Fotos más vistas