Se niegan a abandonar la Presa de Hielo

Durango JOSÉ ANTONIO RODRÍGUEZ

En la Presa del Hielo y sus alrededores, habitan aún cientos de personas en puntos en los que el riesgo de una inundación es latente. Y es que a poco más de un año de la tragedia que el 29 de septiembre del año pasado cobró cinco vidas, la mayoría no aceptó la irregularidad de su zona habitacional, y mucho menos una reubicación.

Varias colonias ubicadas aguas abajo de la presa, fueron construidas en terrenos susceptibles de inundación.En el ambiente se denota la "normalización" de un estilo de vida en el que el peligro, durante la temporada de lluvias, es considerado una prioridad para distintos entes gubernamentales.Aún existe la negativa de muchos por irse de un sitio al que, en su mayoría, llegaron bajo circunstancias ilegales.En este lugar, decenas de niños crecen ajenos al peligro del lugar en que sus padres construyen su hogar; en la gran mayoría de los casos, la necesidad les hizo comprar terrenos en esta zona de riesgo.En el lecho de este embalse, no dedicado al almacenamiento sino a la contención, viven un par de decenas de familias.Desde predios no establecidos para zona habitacional, hasta algunos casos en los que hubo despojo por parte de líderes sociales.Aunque en la zona existen escuelas, la oferta educativa no es suficiente, dado que es inviable construir más planteles en los puntos aledaños.Niños y adolescentes, pese a lo adverso del entorno, respaldan el esfuerzo familiar, que es diario.En un recorrido realizado por este medio de comunicación, se captaron imágenes de los alrededores de la llamada "Presa de Hielo".Esta zona de la ciudad, además de estar entre las de mayor riesgo, está clasificada entre las más pobres de la capital.Al fondo de esta imagen, la cortina de la Presa del Hielo, desbordada el año pasado.Hoy, esperan que jamás ocurra de nuevo un fenómeno como el del año pasado; sin embargo, la única garantía que tienen, es la fe.Adultos mayores prefieren mantenerse en esta zona antes que ser reubicados pues carecen de empleo o apoyo para solventar gastos mayores.Varias colonias ubicadas aguas abajo de la presa, fueron construidas en terrenos susceptibles de inundación.Esta zona de la ciudad, además de estar entre las de mayor riesgo, está clasificada entre las más pobres de la capital.Aunque en la zona existen escuelas, la oferta educativa no es suficiente, dado que es inviable construir más planteles en los puntos aledaños.Niños y adolescentes, pese a lo adverso del entorno, respaldan el esfuerzo familiar, que es diario.Un adulto mayor descansa sobre el canal que permite la salida de agua de la presa del Hielo.

Se niegan a abandonar la Presa de Hielo

18 fotos, En la Presa del Hielo y sus alrededores, habitan aún cientos de personas en puntos en los que el riesgo de una inundación es latente. Y es que a poco más de un año de la tragedia que el 29 de septiembre del año pasado cobró cinco vidas, la mayoría no aceptó la irregularidad de su zona habitacional, y mucho menos una reubicación. »


presa de hielo,durango,frío durango

Varias colonias ubicadas aguas abajo de la presa, fueron construidas en terrenos susceptibles de inundación.

En el ambiente se denota la "normalización" de un estilo de vida en el que el peligro, durante la temporada de lluvias, es considerado una prioridad para distintos entes gubernamentales.

Aún existe la negativa de muchos por irse de un sitio al que, en su mayoría, llegaron bajo circunstancias ilegales.

En este lugar, decenas de niños crecen ajenos al peligro del lugar en que sus padres construyen su hogar; en la gran mayoría de los casos, la necesidad les hizo comprar terrenos en esta zona de riesgo.

En el lecho de este embalse, no dedicado al almacenamiento sino a la contención, viven un par de decenas de familias.

Desde predios no establecidos para zona habitacional, hasta algunos casos en los que hubo despojo por parte de líderes sociales.

Aunque en la zona existen escuelas, la oferta educativa no es suficiente, dado que es inviable construir más planteles en los puntos aledaños.

Niños y adolescentes, pese a lo adverso del entorno, respaldan el esfuerzo familiar, que es diario.

En un recorrido realizado por este medio de comunicación, se captaron imágenes de los alrededores de la llamada "Presa de Hielo".

Esta zona de la ciudad, además de estar entre las de mayor riesgo, está clasificada entre las más pobres de la capital.

Al fondo de esta imagen, la cortina de la Presa del Hielo, desbordada el año pasado.

Hoy, esperan que jamás ocurra de nuevo un fenómeno como el del año pasado; sin embargo, la única garantía que tienen, es la fe.

Adultos mayores prefieren mantenerse en esta zona antes que ser reubicados pues carecen de empleo o apoyo para solventar gastos mayores.

Un adulto mayor descansa sobre el canal que permite la salida de agua de la presa del Hielo.

Comentarios

Fotos más vistas