Crecen daños al interior y exterior de la Catedral de Durango

Durango JOSÉ ANTONIO RODRÍGUEZ

Con el paso de los años, crecen los daños en diferentes elementos de la Catedral Basílica Menor de Durango, que a la fecha no observa un trabajo integral de rehabilitación que permita reducirlos.

Por si fuera poco, se tienen que sobreponer a los daños vandálicos.Los daños también se notan en el exterior y tienen exactamente el mismo origen: la humedad.Con el paso de los años, crecen los daños en diferentes elementos de la Catedral Basílica Menor de Durango.Así, tanto los enjarres laterales, como los elementos de cantera también se han ido dañando poco a poco.Algunas de las portadas muestran afectación a causa de la presencia de aves.En algunos casos se erosionan y en otros acumulan adherencias producto de la condición provocada por el exceso de agua.A la fecha, no se han tomado acciones definitivas para remediar el problema.La pintura artística se ha ido desprendiendo con el paso de los meses.La mayoría de los problemas que muestra la Catedral Basílica Menor tienen que ver con la influencia de la humedad en sus frescos y enjarres.Los daños aparentemente más graves se registran en el interior.La mayoría de los problemas que muestra la Catedral Basílica Menor tienen que ver con la influencia de la humedad en sus frescos y enjarres.El deterioro de los interiores se ha acumulado por cuando menos un par de años, en los que no ha recibido rehabilitación.Parte de la cantera también se encuentra deteriorada,a causa también de la humedad.En algunos casos los problemas lucen ya de carácter estructural.Las personas que acuden al lugar, notan los daños que existen en el templo.Hasta la fecha no se observa un trabajo integral de rehabilitación que permita reducir los daños.Feligreses y demás visitantes de la Catedral, miran con preocupación el deterioro de la pintura artística.Hasta la fecha no se observa un trabajo integral de rehabilitación que permita reducir los daños.

Crecen daños al interior y exterior de la Catedral de Durango

18 fotos, Con el paso de los años, crecen los daños en diferentes elementos de la Catedral Basílica Menor de Durango, que a la fecha no observa un trabajo integral de rehabilitación que permita reducirlos. »


catedral,durango,daños

Por si fuera poco, se tienen que sobreponer a los daños vandálicos.

Los daños también se notan en el exterior y tienen exactamente el mismo origen: la humedad.

Con el paso de los años, crecen los daños en diferentes elementos de la Catedral Basílica Menor de Durango.

Así, tanto los enjarres laterales, como los elementos de cantera también se han ido dañando poco a poco.

Algunas de las portadas muestran afectación a causa de la presencia de aves.

En algunos casos se erosionan y en otros acumulan adherencias producto de la condición provocada por el exceso de agua.

A la fecha, no se han tomado acciones definitivas para remediar el problema.

La pintura artística se ha ido desprendiendo con el paso de los meses.

La mayoría de los problemas que muestra la Catedral Basílica Menor tienen que ver con la influencia de la humedad en sus frescos y enjarres.

Los daños aparentemente más graves se registran en el interior.

El deterioro de los interiores se ha acumulado por cuando menos un par de años, en los que no ha recibido rehabilitación.

Parte de la cantera también se encuentra deteriorada,a causa también de la humedad.

En algunos casos los problemas lucen ya de carácter estructural.

Las personas que acuden al lugar, notan los daños que existen en el templo.

Hasta la fecha no se observa un trabajo integral de rehabilitación que permita reducir los daños.

Feligreses y demás visitantes de la Catedral, miran con preocupación el deterioro de la pintura artística.

Comentarios

Fotos más vistas