Escasea trabajo formal para adultos mayores

Durango JOSÉ ANTONIO RODRÍGUEZ

Dejar de ser un adulto joven, se convierte en un auténtico reto cuando de encontrar empleo formal se trata: casi nadie lo obtiene, por lo que las personas en dicha condición, optan por otras alternativas.

En la imagen resaltan algunos adultos mayores que hacen fila en el banco para extraer los apoyos gubernamentales.Un porcentaje considerable de los adultos mayores de la ciudad, es de origen indígena; allá no encontraron ya forma de subsistir y vinieron acá.Algunos, pese a contar con una pensión, la insuficiencia de esta los obliga a regresar a un oficio para obtener recursos extra.Una vez que merma la fuerza física, a algunos no les queda más que pedir una moneda.Aunque para la mayoría resulta complicado el éxito laboral, hay casos que son emblema de buenos resultados.También están aquellos que se sobrepusieron al obstáculo de la edad, y lograron consolidar sus propios negociosAlgunos comerciantes de calle tienen toda una vida ejerciendo el oficio.Aquellos con discapacidad motriz, son los que más batallan en una ciudad con deficiencias de accesibilidad.En las calles hay desde vendendores hasta personas que dependen de las monedas que otros les entregan.El reciclaje se convirtió en una posibilidad para recuperar recursos, sin mayor inversión que el propio trabajo.De manera constante, es posible encontrar adultos mayores buscando material entre la basura.En la imagen, un micronegocio con empleo de adultos mayores, consolidado con el paso de los años.

Escasea trabajo formal para adultos mayores

12 fotos, Dejar de ser un adulto joven, se convierte en un auténtico reto cuando de encontrar empleo formal se trata: casi nadie lo obtiene, por lo que las personas en dicha condición, optan por otras alternativas. »


empleo formal,vejez,durango

En la imagen resaltan algunos adultos mayores que hacen fila en el banco para extraer los apoyos gubernamentales.

Un porcentaje considerable de los adultos mayores de la ciudad, es de origen indígena; allá no encontraron ya forma de subsistir y vinieron acá.

Algunos, pese a contar con una pensión, la insuficiencia de esta los obliga a regresar a un oficio para obtener recursos extra.

Una vez que merma la fuerza física, a algunos no les queda más que pedir una moneda.

Aunque para la mayoría resulta complicado el éxito laboral, hay casos que son emblema de buenos resultados.

También están aquellos que se sobrepusieron al obstáculo de la edad, y lograron consolidar sus propios negocios

Algunos comerciantes de calle tienen toda una vida ejerciendo el oficio.

Aquellos con discapacidad motriz, son los que más batallan en una ciudad con deficiencias de accesibilidad.

En las calles hay desde vendendores hasta personas que dependen de las monedas que otros les entregan.

El reciclaje se convirtió en una posibilidad para recuperar recursos, sin mayor inversión que el propio trabajo.

De manera constante, es posible encontrar adultos mayores buscando material entre la basura.

En la imagen, un micronegocio con empleo de adultos mayores, consolidado con el paso de los años.

Comentarios

Fotos más vistas