El burrito que llegó para quedarse

Restaurantes JAVIER FERNÁNDEZ ROMERO

Para los laguneros es bien conocido que lo único igual a un Pollo Loco, es otro Pollo Loco, pues su exquisito sabor ha acompañado a los de la comarca por generaciones.

Corría el año de 1974 cuando “Pancho”, su fundador, decidió explotar una antigua receta familiar para preparar "pollo asado", así fue como el lunes seis de enero de 1975 se inauguró en el pueblo de Guasave, Sinaloa, el primer pollo loco del mundo.

El éxito no se hizo esperar y la marca se extendió rápidamente en la República Mexicana, hasta tocar tierras Laguneras.

Ignacio Trasviña, Gerente Regional, ha acompañado la travesía histórica del restaurante, pues se unió a sus filas desde 1989. “Aquí tengo 32 años trabajando, empecé en el área de las parrillas, también en las mesas, pasé por cajas, luego fui subgerente y gerente, hasta que llegué a donde me encuentro”.

Nuevo integrante: Burrito de 30 cms

La calidad y su delicioso sabor son características que distinguen a la familia de productos de El Pollo Loco. El más reciente integrante lleva unos meses en el mercado y ha tenido una gran aceptación. “La idea del burrito nació en Monterrey el año pasado”. La receta especial es: en una tortilla de harina de 30 centímetros como la de un tortillón, incluye arroz, frijoles, pechuga de pollo. Son 80 gramos de cada uno, con un aderezo de salsa chipotle y la verdad es que ha sido muy bien recibido por los comensales”.

“La sucursal ubicada en Senderos fue la que estuvo a cargo de la prueba piloto, se integró al menú a inicios de diciembre y tras la buena respuesta de la gente, a partir del primero de enero de este año el burrito forma parte de las cinco sucursales de la región: Periférico, Miguel Alemán, Laguneros y Revolución”.

Como en los pits: atención en menos de dos minutos

Una de las fortalezas que tiene El Pollo Loco, es la rapidez en la atención, si acudes en tu vehículo a comprar en ventanilla o en comedor en menos de dos minutos tendrás tu pedido listo para llevar. “Superando esa marca ya estamos mal. Hemos trabajado durante muchos años para perfeccionar esto, la idea es que desde que llegas hasta que te vas no pasen más de dos minutos. Solo en ocasiones extraordinarias, cuando hay mucha afluencia, el tiempo se recorre a dos minutos y medio, máximo tres, pero siempre trabajamos para que todo sea exacto y veloz”.

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

esceptico Hoy, 12:30 pm
fui y me tardaron 27 minutos
Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA