De una tradición a un snack saludable

Estilo de vida DAFNE CEPEDA

Actualmente alimentarse sanamente se ha convertido en una prioridad para muchos mexicanos.

Luego del encierro por la cuarentena del Covid-19, entre los kilos de más, por buscar una mejor opción de saciar los antojos inesperados, pensar en balancear mejor lo que se consume, calmar la ansiedad a cualquier hora, las madres de familia voltearon a ver un dulce muy tradicional, pero que llegó en su versión fit y es ideal para toda la familia: las obleas.

¿Por qué es el snack perfecto?

Ofrecen un sabor dulce y muy agradable al paladar con pocas calorías por presentación. Aparte su textura crujiente altamente adictiva, hace que sea irresistible dejar de comerlas. Un paquete de Deliblea, marca lagunera contiene 60 gramos y ofrece aproximadamente una caloría por gramo (es decir, por oblea). No tienen gluten, lácteos, azúcar, harina refinada ni huevo.

Por lo que son ideales para celiacos, veganos, personas bajo un régimen alimenticio, hábitos saludables o para todo aquel que se preocupa por su salud y la de su familia, sobre todo a la hora de buscar una alternativa para cuando solo se quiere ‘picar’.

¿De qué están hechas?

Están hechas de amaranto una fuente importante de proteína, de linaza, fibra que ayuda a la digestión, stevia endulzante sin calorías y el sabor. En este caso se pueden encontrar de canela, vainilla, cajeta, nuez, coco, arándano, taro, cappuccino y blueberry. Son prácticas de llevar, de tenerlos a la mano en casa o guardarlos en el coche.

Además se pueden acompañar con un taza de café o té, agregarle un poco de nieve, con algo de fruta, lo que la imaginación dé. Por sí solas cumplen su objetivo de saciar.

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA