Un baño relajante para terminar el día

Estilo de vida JAVIER FERNÁNDEZ ROMERO

Las madres modernas son unas súper mamás: Trabajan, se encargan de la casa y se dan tiempo para cuidar a todos.

Incluso ahora donde el hogar se convirtió en el cuartel general de toda la familia, desde las clases en línea, homeoffice, videoconferencias e infinidad de actividades llenan las agendas.

Al caer la noche duelen los pies, se tensan los hombros y el ánimo no es el mejor, por lo que la idea de tomar un cálido baño relajante, seduce hasta el corazón más frío.

¡No necesitas bañera!

Y no es necesario contar con una bañera para hacerlo, basta con enfocarse solo en ti misma, concentrarse en los minutos de paz y la música relajante te devolverán las ganas de levantarte al día siguiente. 

Se recomienda un baño relajante al menos dos veces por semana, ya que el agua caliente te liberará de tensiones y favorecerá la circulación sanguínea.

Adiós noches sin dormir

Además, si sufres insomnio, el agua tibia relajará tu cuerpo hasta tal punto que te ayudará a conciliar el sueño de forma más rápida y profunda. Alcanzarás un estado de paz mental para combatir el estrés y la depresión.

¿Cómo disfrutar de un buen baño relajante?

Pon todo a la mano

Primero enfócate en el ritual, piensa bien todo lo que vas a necesitar y ve a buscarlo. Desde una suave toalla, elige jabones de olor, velas aromáticas, cremas, elige con cuidado tu música, busca canciones que te hagan sentir tranquila y relajada o hasta un buen libro ¡tú pones las reglas!

La hora del baño es tuya

Asegúrate de silenciar las notificaciones de tu teléfono y de decirle a tu familia que no estarás disponible durante un rato.

Tiempo

El tiempo que pases en la regadera no deberá superar los 15 minutos y la temperatura del agua será la que tu cuerpo tolere, aunque te recomendamos no usarla muy caliente.

Exfóliate 

Aprovecha la humedad y la temperatura generada por el vapor para cuidar tu piel, recuerda que una de las claves de un "cutis de seda” es el baño. Aprovecha los minutos para aplicarte una mascarilla calmante, purificante, hidratante o relajante sobre la cara.

Olvídate de los pendientes

El tiempo de descanso no es solo para tu cuerpo, procura mantener tu mente serena y enfocada en pensamientos agradables.

Una buena infusión 

No elimines la idea de disfrutar una infusión caliente para acompañar tu momento de relajación con una infusión caliente de hierbas relajantes. ¡Prueba con un té de tila!

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA