Tras confinamiento, los cines serán hegemónicos: Arturo Ripstein

Espectáculos EL UNIVERSAL

"El cine al que se nos ha acostumbrado es caca con miel", exclama el realizador Arturo Ripstein, al hablar de la presencia mayoritariamente hollywoodense en salas mexicanas.

El director de "El lugar sin límites" y "Principio y fin" augura que una vez concluido el confinamiento por la COVID-19, el público regresará a los cines donde el contenido será hegemónicamente hollywoodense.

"El país con cañones es el que tiene la fuerza, el autoritarismo es lo que priva y contra ello estamos absolutamente; nos correspondería legalmente nuestro sitio en pantallas y no sólo es que distribuidores y exhibidoras tengan esa avaricia, es culpa enorme del público que está acostumbrado y hecho a que el único cine posible es el cine gringo", subraya Ripstein.

"El cine al que se nos ha acostumbrado es caca con miel, nos han infectado con eso, es singular que a quien sea que le pregunten en el mundo entero cuál es su director o película favorita jamás sea algo en español, quizá por ahí se cuele algún Buñuel, un Almodóvar, pero todos los demás dejamos de existir; no sólo requerimos de un apoyo estatal que hace posible nuestra labor, también necesitamos apoyo de nuestros exhibidores y distribuidores, y del público que cada vez tenemos menos", recalca.

El ganador en La Habana, Sundance y San Sebastián considera que por fortuna el cine con ambición real se seguirá haciendo, encontrando medios alternativos de salida.

"El cine no se acabaré, pero ya las pantallas setán exclusivamente para las grandes producciones de cine de la hegemonía que son antípodas del cine con ambiciones que se hace en otros países", considera

Esta tarde Ripstein, junto con la escritora Paz Alicia Garciadiego y las actrices Sylvia Pasquel, Patricia Reyes Spíndola y Greta Cervantes, presentaron virtualmente la cinta "El diablo entre las piernas", que se estrena la semana próxima en cines.

La historia aborda la vida de pareja entre Beatriz y El Viejo (Pasquel y Alejandro Suárez), donde la primera cree que los insultos y maltratos cotidianos del que es objeto por parte de él, se deben al amor.

El problema comienza porque El Viejo tiene una amante (Reyes Spíndola), quien a su vez tiene una pareja que pese a saberlo, la quiere.

"El diablo entre las piernas" iba ser lanzada en marzo de 2020, pero se pospuso por la contingencia sanitaria.

Marca el primer desnudo de Pasquel en pantalla grande, algo que conflictuaba a la actriz en un inicio.

"Primero pensé que por la edad (más de 60 años) se iban a burlar de mí, se iban a reír de mí, se podrá tener buen cuerpo, pero la ley de la gravedad ha hecho lo suyo y me daba temor que mis hijas y nietas la viera y alguien hiciera comentarios ofensivos y se sintieran incómodas", cuenta Pasquel.

"Había miedo, pudor, pero el equipo que formamos fue tan familiar, tan cercano, que en ningún momento sentí eso, me dejé llevar y el resultado ahí está, es una película que en ningún momento molesta o agrede", destaca.

Lea la noticia completa aquí
"El cine al que se nos ha acostumbrado es caca con miel", exclama el realizador Arturo Ripstein, al hablar de la presencia mayoritariamente hollywoodense en salas mexicanas. (Especial)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA