Pfizer quiere tener lista pastilla antiCOVID-19 a finales del 2021

Ciencia EL UNIVERSAL

Pfizer, la farmacéutica con resultados más optimistas en el diseño de la vacuna contra el COVID-19, con una efectividad de hasta el 95%, trabaja en el diseño de un medicamento oral para inhibir los síntomas graves de la enfermedad, el cual tendría que ser ingerido durante las primeras fases de la infección. Los representantes de la empresa biotecnológica creen que el fármaco estará listo para comercializarse antes de la llegada del 2022.

Hasta la fecha, el 3% de la población mundial ha sido vacunada completamente con los tratamientos preventivos para combatir el Covid-19. Estas cifras equivalen a 253 millones 331 mil 45 personas.

No sólo las jornadas de vacunación continúan en la lucha de rebasar la aparición de nuevas variantes del coronavirus, más infecciosas y letales, sino que una cantidad incalculable de grupos de investigación se encuentran realizando ensayos clínicos, tanto en fases tempranas como avanzadas, para la fabricación de más vacunas.

A este esfuerzo se suma Pfizer, que pese a que el biológico "BNT162b2" ya ha sido aprobado y aplicado a millones de personas alrededor del mundo, continúa en la búsqueda de tratamientos alternativos con objeto de sofocar los efectos de la pandemia.

La nueva propuesta, dada a conocer a través de una reunión de la Sociedad Química Americana, se trata del medicamento "PF-07321332".

VER MÁS: Pfizer detecta vacunas falsas en México 

¿Cómo funcionará la píldora de Pfizer contra COVID-19?

Este tratamiento, a diferencia de las vacunas que han sido pensadas para efectos profilácticos, es decir que previenen la transmisión del SARS-CoV-2, combatirá al virus después que la persona haya sido contagiada.

"Hemos diseñado el PF-07321332 como una terapia oral potencial que podría prescribirse al primer signo de infección, sin requerir que los pacientes estén hospitalizados o en cuidados críticos", declaró Mikael Dolsten, presidente de investigación de Pfizer.

De acuerdo con los científicos involucrados en su elaboración, este medicamento sería suministrado en tabletas y tendría que ser ingerido durante las primeras fases de contagio. De este modo, los activos del fármaco evitarían el desarrollo de síntomas graves.

Los expertos relevaron que PF-07321332 funcionará como un "inhibidor de la proteasa" del SARS-CoV-2, un tipo de enzima que descompone las proteínas del virus en proteínas más pequeñas para que estas infecten a las células humanas.

De esta manera, la píldora de Pfizer atacará a la enzima antes que tenga la posibilidad de replicarse dentro del organismo humano y agravar la situación del paciente.

Este método inhibidor se basó en los mecanismos utilizados para tratar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Por ello, se administrará ritonavir, uno de los antivirales que lo combaten, en pequeñas dosis, junto con PF-07321332.

Los especialistas expresaron que este tratamiento fue pensado para afrontar los rebrotes del Covid-19, los cuales, surgirán sin importar que los objetivos de las jornadas de vacunación se cumplan

"Dada la forma en que el SARS-CoV-2 está mutando y el impacto global continúo del Covid-19, parece probable que sea fundamental tener acceso a opciones terapéuticas tanto ahora como más allá de la pandemia", advirtió Dolsten.

"Y, por tanto, como ocurre con todas las pandemias víricas, es importante que dispongamos de una caja de herramientas completa sobre cómo abordarla", añadió Charlotte Allerton, jefa de diseño de medicamentos de la empresa.

El proyecto, presentado a finales de marzo, ha causado expectación en los pasillos de los laboratorios, pues Pfizer ya ha demostrado resultados positivos en las primeras pruebas realizadas en seres humanos.

VER MÁS:  Advierte Pfizer que probablemente sea necesaria tercera dosis de la vacuna 

PF-07321332 es desarrollado simultáneamente en los laboratorios de Pfizer ubicados en Estados Unidos y Bélgica. Los involucrados estimaron que este medicamento podría estar disponible a finales del 2021, pues calculan que los estudios que se encuentran pendientes durarán seis meses.

Los participantes del ensayo, que concluirá su primera fase el 25 de mayo del 2021, oscilan entre los 18 a 60 años. Según los especialistas, si todo sale positivamente, la investigación durará 145 días, más un mes, en el que se llevarán a cabo los estudios necesarios para establecer la dosificación correcta del medicamento

Aunque ahora se han dado a conocer los primeros resultados de este estudio, los esfuerzos científicos datan de julio de 2020, cuando 120 investigadores de la farmacéutica fueron destinados a la obtención del primer tratamiento oral que combate los síntomas del COVID-19.

Sin embargo, la farmacéutica Merck ya trabaja en la píldora antiviral MK-4482/EIDD-2801, la cual se encuentra en la fase dos de ensayos clínicos. Este tratamiento buscará el bloqueo de la transmisión y propagación del virus. Hasta el momento, ha demostrado niveles más bajos en la carga viral de los pacientes.

Lea la noticia completa aquí
Pfizer, la farmacéutica con resultados más optimistas en el diseño de la vacuna contra el COVID-19, con una efectividad de hasta el 95%, trabaja en el diseño de un medicamento oral para inhibir los síntomas graves de la enfermedad, el cual tendría que ser ingerido durante las primeras fases de la infección. Los representantes de la empresa biotecnológica creen que el fármaco estará listo para comercializarse antes de la llegada del 2022. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA