A pesar de lluvia, prevalece sequía en Durango

Durango SAÚL MALDONADO

En varias comunidades del estado se está abasteciendo de agua a través de pipas, ante la sequía.

La falta de lluvias en Durango ya provocó serios problemas no solo al sector ganadero y forestal, ahora también a la población debido a que algunas comunidades y cabeceras municipales se están quedando sin agua para consumo humano.

La última lluvia en forma de precipitación abundante que se había registrado en la entidad duranguense fue el 15 de septiembre del 2020 día en que las fuertes agua que bajaban de la parte alta de la sierra provocó que se vino abajo el puente San Antonio en el municipio de Rodeo, en la carretera 45 o mejor conocida como la panamericana que comunica a Durango con Chihuahua.

Desde entonces no se habían registrado lluvias en la mayor parte de la entidad, solo algunas en la zona sierra en el mes de noviembre.

Por ello se tiene el registro de siete meses y medio o 225 días sin precipitaciones importantes en Durango, hasta el pasado jueves primero de abril que se dejó sentir una precipitación, en algunos sectores de la entidad con granizo, en otra con tormenta eléctrica en unos lugares solo agua.

La sequía que venía imperando en el estado de Durango se rompió con las lluvias del pasado jueves.

LLOVIÓ PERO LA SEQUÍA CONTINÚA

Sin embargo, el problema de sequía y sus con secuencias no se han terminado con las lluvias del pasado primero de abril, solo se rompió la racha sin lluvias, pero la sequía sigue estando presente en el estado.

Manuel Vargas, encargado de la delegación federal en Durango de Agricultura y Ganadería, dijo que el problema con el ganado no se terminó al romperse la sequía.

VACAS SIN AGUA PARA BEBER

"Los abrevaderos siguen estando sin agua, algunos, los más chicos, los demás solo les queda el resto del mes de abril para alimentar a sus vacas", comentó.

En algunas comunidades y/o ranchos, dijo el funcionario federal, ya la gente está llevándoles agua en galones a su ganado para que no se queden sin beber.

Aunque en algunas zonas, donde los abrevaderos son grandes, solo tendrán agua para consumo de animales hasta finales de abril o menos, pero para el mes de mayo ya no habrá agua por lo que iniciará el problema grave en el sector ganadero.

"Lamentablemente en esta zona del país, estoy hablando de estados como Durango, Chihuahua, Sonora, San Luis Potosí y Zacatecas estamos en una zona irregular de lluvias donde de cada 10 años, siete son así, irregulares, o tienen poca agua, o tienen agua en exceso", dijo.

Para Rogelio Soto, presidente de la Unión Ganadera de Durango, si bien es cierto que no llueve fuerte desde el 15 de septiembre, en el norte del estado las lluvias de julio, julio y agosto no fueron buenas y ello provocó que no se diera el ciclo vegetativo del pasto natural en aquella zona.

Aunado a la falta de lluvias, el poco pasto que creció en los agostaderos, se quemaron con las seis semanas heladas que tuvo Durango por lo que no solo no hay agua en los abrevaderos, tampoco hay pasto en los agostaderos.

ESTRÉS HÍDRICO

Por su parte Raúl Barraza Armstrong, dirigentes de los dueños del bosque, dijo que la falta de agua y de humedad de noviembre, diciembre y enero provocaron que el bosque se encuentre seco y por consecuencia en estos primeros tres meses del 2021 se han registrado bastantes incendios.

La falta de agua está provocando un estrés hídrico en el arbolado y el pasto esté seco, siendo un combustible para el fuego.

"El problema es que de acuerdo a las estadísticas que nos ha dado la Conagua, creo que sí la vamos a ver difícil porque no se espera mucha agua, al menos en esta primera parte del año", comentó el ejidatario.

A partir del primero de abril las nuevas brigadas que está solventando la Conafor entren en operaciones porque los poseedores de la tierra no pueden solos en este ataque y combate a los incendios.

Reconoció que en estos momentos la falta de agua no está afectando en el tema de plagas, pero si la sequía se extiende para después de medio año, entonces sí el problema de plagas podría acrecentarse.

De acuerdo a la Conagua, ya en algunos municipios de la zona del semidesierto están solicitando el apoyo para el suministro de agua a través de pipas, una petición que ya hizo también el alcalde Adrián Chaparro Gándara de Pueblo Nuevo donde solo tienen agua para consumo humano hasta la segunda quincena de abril en la cabecera municipal, la ciudad de El Salto.

Tan solo en este lugar serán cerca de 28 mil los habitantes que se quedarán sin agua y a los cuales se les suministrará a través de pipas tanto de la Conagua, de la misma alcaldía y del Gobierno del estado.

El año pasado no se alcanzó la media en el estado de precipitaciones debido a que fueron los tres últimos meses del 2020 sin lluvias; fueron 455 milímetros de agua en todo el año pasado, cuando la media es de 504.

PRESAS EN NIVELES CRÍTICOS

Esta falta de lluvias provocó que al menos dos presas de la entidad se mantuvieran en niveles críticos de almacenamiento del 30 y del 28 por ciento en las presas de San Gabriel y Villa Hidalgo, ambas en el norte del estado donde la falta de lluvias rebasó los siete meses y medio.

El resto de las presas tuvieron agua gracias a las precipitaciones en exceso que se registraron a mediados del mes de septiembre, las últimas lluvias que se dejaron sentir en el 2020.

Lea la noticia completa aquí
Los abrevaderos en Durango están sin agua; los más grandes todavía tienen, pero se les terminará este mes de abril. (EL SIGLO DE TORREÓN)
El pasado 15 de septiembre del 2020 fue la última lluvia que cayó en Durango, hasta el pasado jueves primero de abril. (EL SIGLO DE TORREÓN)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA