Biden y su esposa invitan a inmunizarse contra COVID

Internacional EFE

Joe Biden y su esposa invitaron a los estadounidenses a vacunarse, en un mensaje que difundieron con motivo del domingo de Pascua.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill, invitaron a los estadounidenses a vacunarse, en un mensaje que difundieron con motivo del domingo de Pascuas.

"El virus no ha desaparecido y muchos de nosotros sentimos la nostalgia y la soledad de la distancia", dijo Biden en un video que compartió en su cuenta de Twitter, en el que recordó que, por segundo año, la mayoría de los estadounidenses estará separado de sus familiares, amigos y de sus congregaciones.

Biden, quien es el segundo presidente católico de Estados Unidos después del asesinado John F. Kennedy, aseguró, citando el Evangelio de Juan, que "la luz brilla en las tinieblas" y señaló que las tinieblas no la han vencido.

"Compartimos los sentimientos del papa Francisco, quien ha dicho que vacunarse es una obligación moral cuando pueden salvar su vida y la de los demás", afirmó el líder demócrata.

"Vacunándose -agregó- y animando a sus congregaciones en nuestras comunidades a vacunarse. No solo podemos vencer a este virus, también podemos apresurar el día en el que podamos celebrar las fiestas juntos de nuevo".

La primera dama, que apareció junto al gobernante, destacó que las tradiciones de la Semana Santa suponen "un viaje desde el dolor hasta la salvación", el cual recuerda "que con fe, esperanza y amor, todo es posible".

"Y hoy vuelve la primavera, vemos la esperanza a nuestro alrededor. Las familias están recibiendo la ayuda financiera que necesitan para respirar, una vez más. Las empresas se están recuperando y cada vez más estadounidenses reciben vacunas que salvan vidas", destacó en alusión al gigantesco estímulo aprobado por el Gobierno de Biden para paliar los efectos de la pandemia y a su campaña de vacunación.

VIRUS NO DA TREGUA

Estados Unidos alcanzó ayer domingo 30,705,525 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 554,994 fallecidos por la enfermedad, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20:00 horas de ayer, es de 215 muertes más que el sábado y de 36,699 nuevas infecciones.

El recuento de este domingo muestra un descenso en las estadísticas de la pandemia respecto a los últimos días que puede estar relacionado con los días festivos que ha vivido Estados Unidos debido a la celebración de la Semana Santa.

California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 59,614 muertos (sin variación respecto al sábado), seguido por Nueva York (50,633), Texas (48,695), Florida (33,674), Pensilvania (25,173), Nueva Jersey (24,637) e Illinois (23,654).

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pronosticado que en total morirán más de 600,000 personas en el país a causa del virus.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de julio habrán muerto unas 600,000 personas.

Lea la noticia completa aquí
Joe Biden y su esposa invitaron a los estadounidenses a vacunarse, en un mensaje que difundieron con motivo del domingo de Pascua. (EFE)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA