Papa Francisco pide superar retrasos en distribución de vacuna

Internacional EFE

El papa Francisco instó ayer a la comunidad internacional a "un compromiso común para superar los retrasos" en la distribución de la vacunas del coronavirus y "para promover su reparto, especialmente en los países más pobres".

Francisco hizo la petición en el mensaje de Pascua que pronunció desde el interior de una vacía basílica de San Pedro.

Tras celebrar la misa del Domingo de Resurrección y dentro de la basílica, y no desde el balcón de la fachada de San Pedro como marca la tradición debido a que toda iItalia está confinada esos días, el papa rogó que "el Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros" y destacó que "todas las personas, especialmente las más frágiles, precisan asistencia y tienen derecho a acceder a los tratamientos necesarios".

RECUPERAN LA ALEGRÍA DEL DOMINGO DE GLORIA

Jerusalén llegó al Domingo de Gloria tras recuperar la Semana Santa y la alegría, apagada el año pasado por el COVID-19, y celebró con devoción la resurrección de Jesucristo.

"Cristo ha resucitado, ¡aleluya!", festejó en la homilía el patriarca latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, desde el interior de la basílica del Santo Sepulcro, donde la tradición sitúa su sepultura, hoy epicentro de la Pascua.

A diferencia del año pasado, cuando la pandemia obligó a cancelar casi todos los eventos y el silencio prevaleció en una Ciudad Vieja confinada, las procesiones y los ritos devolvieron esta semana la vida a las callejuelas de la ciudad amurallada.

Aunque todavía sin peregrinos por el cierre de fronteras exteriores, la extensa vacunación de Israel, que tiene anexionada la parte oriental de la ciudad que acoge los ritos, permitió cierta normalidad aunque no sin referencias a la pandemia.

"En este último año en gran parte del mundo, hemos contado sobre todo contagios, enfermos, muertos y probablemente, somos un poco como María Magdalena: tentados a correr hacia atrás, a buscar los cuerpos que hemos perdido, las oportunidades perdidas, las vacaciones postergadas, la vida que parecía escaparnos", remarcó Pizzaballa.

En esta ocasión tampoco hubo cristianos palestinos de Gaza, que vive un nuevo repunte de contagios. Unos 5,000 residentes de Cisjordania consiguieron el permiso israelí para atravesar los puestos de control que los separan de la Ciudad Santa.

La celebración de ayer siguió a la vigilia del Sábado Santo que en Jerusalén comienza con una misa temprana, a diferencia del resto del mundo que la conmemora en la madrugada del domingo. Esto se debe al concilio Vaticano II que, por motivos vinculados al status quo, regula la vida de las comunidades cristianas del Santo Sepulcro.

El emblemático templo, cerrado el año pasado a cal y canto, alberga los lugares santos de la crucifixión y la tumba de Jesucristo, protegida por el Edículo.

Lea la noticia completa aquí
El papa Francisco instó a la comunidad internacional a "un compromiso común para superar los retrasos" en la distribución de la nueva vacuna contra el coronavirus. (EFE)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA