Variaciones de voltaje 'truenan' pozo de agua en Madero

Regionales MARY VÁZQUEZ

Las variaciones en el voltaje de la red eléctrica "tronó" un pozo de agua para uso agrícola en el ejido Lindavista del municipio de Francisco I. Madero pero Comisión Federal de Electricidad (CFE) no se hace responsable del daño ocasionado, denuncio el comisariado ejidal Eugenio Aguilar Moreno.

Afirmó que en los últimos meses se registra constantemente "altas y bajas" en el suministro de la energía, ocasionado daños en varias comunidades, pues se tiene conocimiento que también se quemó un transformador en el ejido Charcos de Risa y se otras averías en Río Aguanaval.

Las tres comunidades conforman la zona conocida como el Valle de Acatita, la cual se encuentra unos 80 o 100 kilómetros de la cabecera municipal, en los límites con el municipio de Ocampo y registran un alto grado de marginación social.

El ejidatario dijo que, después de 12 años de que se tenía descompuesta la noria, debido a la falta de recursos para rehabilitarla, finalmente entre todos lograron juntar el dinero para "echarla a andar" les costó 1 millón de pesos, pero resulta que al poco tiempo de ponerla en funcionamiento ya que después de muchos años pidieron sembraron 30 hectáreas de alfalfa, pero por las variaciones ene l voltaje se les "quemó" el motor y les cuesta 38 mil pesos repararlo, por lo que acudieron a las oficinas de CFE a la ciudad de Torreón para que se hicieran responsables, sin tener respuesta.

"Tenemos altas y bajas en la tensión (energía) y nos acaban de quemar los motores, son tres transformadores los que tronaron, los de Comisión Federal no se hacen responsables de los daños, pero ellos si nos cobran lo que es".

Aguilar Moreno reiteró que el problema se presentó en Lindavista, pero también hay afectaciones en Río Aguanaval y Charcos de Risa, comunidades que dijo desde hace muchos años batallan para subsistir puesto que, han sido olvidados por las autoridades y con ayuda de ciertas personas empezaron a generar derrama económica con los atractivos turísticos que poseen, pero cuando apenas empezaban a buscar la forma de reactivar la siembra de sus parcelas, se les "corta" esa posibilidad, ya que reiteró son 30 hectáreas de alfalfa que tienen en proceso, aunque un pequeño propietario se comprometió a facilitarles en dinero y cuando saquen la cosecha le pagan.

"Nos tienen en la ruina y la verdad de las cosas es que tuvimos que pasar 12 largos años para podernos levantas, después de una caída que tuvimos porque se nos descompuso el pozo, y ahora que íbamos a retomar la agricultura, otra alternativa para salir de la situación en la que estamos y con recursos propios ahí la llevábamos, vendiendo la vaca, la marrana y lo que podíamos para sacar el dinero, pero nos pegaron con esto. Le pedimos a un pequeño productor que nos echara la mano y aceptó, le dijimos que nos esperara a sacar la producción para pagarle, aunque todavía no llevamos a reparar el motor y pues estamos detenidos".

Lea la noticia completa aquí
Ejidatarios repararon el pozo de agua para riego, pero hace unos días les tronó el motor por las variaciones del voltaje. (EL SIGLO DE TORREÓN)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA