Unidos por la magia de la música clásica

Escolar MARTÍN SOLÍS

Hace poco más de siete meses gracias a un proyecto de la convocatoria Arte Resiliente de la Secretaría de Cultura de Coahuila, que Raúl y Silvestre Jáquez, padre e hijo, le dieron un gran instrumento de aprendizaje de música clásica no solo a los niños laguneros sino de todo el mundo, gracias a sus videos publicados en Youtube.

Uno de los factores determinantes para el desarrollo de habilidades musicales de un niño es por medio de un ambiente estimulante desde edad temprana, alentándolo a participar en actividades que configuren sus primeras experiencias por ejemplo con la música.

Esa labor ha realizado Raúl Jáquez con su hijo Silvestre de 10 años, pues desde los cuatro ha estado en contacto con la música a través del piano. “Mi papá desde siempre me ha inculcado, me enseñaba las notas musicales y así fue como le fui adquiriendo gusto a la música”.

Raúl Jáquez es Licenciado en Educación Artística, también estudió música en la Universidad Autónoma de Nuevo León, toca la trompeta, guitarra, acordeón y bandoneón, además es compositor musical y ha ejercido la docencia a través del coro y música como parte del Centro de Estudios Musicales de Torreón.

Forma parte del grupo lagunero Cadereira y sus inicios en la música fueron similares a los de su hijo. “De forma natural también mi papá era músico, mis tíos, mi familia y hoy mi esposa también escucha música, de hecho, mi esposa y Silvestre son más selectivos en cuanto a estilos musicales, yo escucho de todo’’.

El tango, la pasión de Raúl 

Tosco y refinado, rebelde y conservador, el tango es un género musical argentino, un pensamiento triste que se baila diría el compositor Enrique Santos Discépolo, un baile elegante y apasionado que tuvo un periodo de gestación entre 1850 y 1895 en la periferia de Buenos Aires, Argentina, en comunidades de migrantes que llegaban al continente.

Hoy el tango es patrimonio inmaterial mundial por la UNESCO desde 2009. Raúl ha participado en diversos conciertos de tango en la región, interpretando piezas de Astor Piazzola, Carlos Gardel, Aníbal Troilo entre otros grandes autores.

“Me he especializado en el tango, aunque me gusta mucho el folklore argentino, las chacareras, las zambas, Santos Discépolo es un caso aparte, un gran referente en la cultura argentina, los tangos que no son tragedias los encontramos con Discepolo, sus posturas políticas y su forma de ver la vida”.

Silvestre ama la música pero quiere ser astronauta

La conversación con Raúl estuvo siempre bajo la mirada atenta del pequeño Silvestre, que con tan solo 10 años se desenvuelve como una persona de mayor edad. La música es un hobby que disfruta, que lo acerca al mundo de la cultura y las artes, sin embargo, los deseos de él son distintos. “A mí me gustaría mucho estudiar ingeniería, poder ser astronauta, sí me gusta la música, pero no para dedicarme al cien por ciento en ella”.

En YouTube, Silvestre tiene un espacio con su papá donde comparten historias acerca de grandes compositores como Vivaldi, Beethoven y Rossini, además platican de otros temas como arte y sociedad, el espacio se llama La Vereda Revista.

“La Vereda es una página de noticias culturales y sociedad, y nos invitaron a hacer un proyecto a través de la convocatoria Arte Resiliente, acerca de cómo charlar lo que vemos en casa sobre biografías de grandes compositores y Silvestre mientras se realiza el guión, él está escuchando, así que sus participaciones son de manera natural”.

La lectura es otra de las pasiones que Silvestre disfruta. “Me gusta leer ficción y gracias a que me gusta los maestros me proponen como maestro ceremonias”.

El vínculo padre e hijo con la música 

Silvestre comenzó a estudiar piano de manera más formal a lado de su papá, quien le está enseñando la teoría académica y la práctica, aunque siempre la música suena en la casa de la familia.

“A través de la música se trabajan diferentes inteligencias entre ellas la matemática, el músico tiene siempre la matemática presente y ayuda a los niños a estructurar un pensamiento diferente, además las melodías están formadas por frases, es una estructura muy clara que se puede disfrutar y mediante la música es muy benéfico para la niñez”, explicó Raúl sobre la formación integral y los beneficios que se obtienen mediante la música a temprana edad.

Lea la noticia completa aquí
Raúl y Silvestre Jáquez.
Silvestre Jáquez.
Raúl Jáquez.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA