Cirugía bariátrica en niños obesos

Doctor en casa - Bienestar DANIEL CAMPOS TORRES

Hace unos años, no se indicaba la cirugía de la obesidad en niños y la norma oficial mexicana e internacional aconsejaba este tipo de cirugía sólo para los adultos mayores de 18 años.

Hoy en día, debido a los pobres resultados de las medidas conservadoras para el control de peso, hay cientos de niños y adolescentes en los Estados Unidos y Europa que están siendo intervenidos con las dos técnicas principales: manga gástrica y bypass gástrico.

El gran problema de salud pública que representan los niños con sobrepeso y especialmente el número de enfermedades típicas de los adultos (diabetes, hipertensión, trastornos musculoesqueléticos, apnea del sueño, entre otras) que ya estamos viendo en los niños y adolescentes, ha hecho que la comunidad médica reconsidere la cirugía bariátrica como una opción para estos pacientes.

En la India, por ejemplo, se realizó un bypass gástrico a un niño de 4 años, cuyo índice máximo de masa corporal (IMC) era de 41, porque sufría de apnea del sueño que le hacía dejar de respirar mientras dormía.

El Comité Pediátrico de la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (ASMBS) ha demostrado la utilidad de la cirugía de la obesidad para tratar a los niños  y adolescentes con enfermedades asociadas a esta condición.

La cirugía se ha instruido principalmente en niños mayores de 13 años.

El niño con sobrepeso debe ser evaluado principalmente por el pediatra, que debe contar con la asistencia de especialistas en endocrinología, psicología, nutrición y fisioterapia.

El cirujano bariátrico que lleve el caso debe formar parte de una clínica de obesidad pediátrica y, sí, si después de una evaluación exhaustiva por parte de los pediatras el tratamiento conservador no da los resultados esperados, la cirugía bariátrica debe ser una opción.

Un adolescente de 13 años con obesidad mórbida que ya presenta enfermedades asociadas no tiene una calidad de vida prometedora para los años venideros. Es evidente que en estas circunstancias, los beneficios de la cirugía superan con creces los riesgos, mejorando enormemente su esperanza y su calidad de vida para la etapa adulta venidera.

La cirugía bariátrica en niños todavía se está investigando y evaluando, pero es un hecho que cientos de adolescentes están siendo intervenidos en todo el mundo con resultados sobresalientes.

En México, los pediatras son los expertos adecuados en la materia y se espera que asuman el liderazgo para formar clínicas especializadas en obesidad infantil que se centren en el tratamiento de este problema de salud cada vez mayor, y consulten con los cirujanos bariátricos la candidatura de los menores para estos procedimientos.

Ambos especialistas deben evaluar el caso y decidir honestamente y a la luz de los conocimientos actuales qué es lo mejor para el paciente.

Lea la noticia completa aquí
El niño con sobrepeso debe ser evaluado principalmente por el pediatra, que debe contar con la asistencia de especialistas en endocrinología, psicología, nutrición y fisioterapia. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA