1979: Muere Wilberto Cantón, célebre dramaturgo mexicano

Nacional Archivo AGENCIAS

Wilberto Cantón, a quien se recuerda a 42 años de su fallecimiento que se cumplen este viernes, dejó un amplio legado de más de 30 obras de diversos de géneros, tales como el teatro, el ensayo, la narración y la poesía. 

Autor de entre otras obras Cuando zarpe el barco, América es mi patria y Los malditos, Cantón dedicó su vida a mejorar el arte escénico nacional. 

Wilberto Cantón, quien nació en Mérida, Yucatán, el 15 de julio de 1925, estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y posteriormente fue becado por el gobierno de Francia, para continuar su formación en dicho país. 

En París, asistió a la Universidad de La Sorbona, estudió en la Facultad de Letras y en la Escuela de Profesores de Francés para el Extranjero. 

De regreso a su país, Cantón desempeñó funciones como jefe de información y director del Departamento Editorial en la UNAM; subdirector de la Escuela de Teatro, jefe de Prensa y Relaciones Públicas, jefe de Difusión, y de los departamentos de Teatro y Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). 

En esa época, el escritor también fungió como director del programa televisivo La Hora de Bellas Artes y de los Cuadernos de Bellas Artes, además fue fundador, junto con Luis Echeverría (1922), de México y la Universidad. 

Como dramaturgo, desarrolló su carrera entre 1945 y 1970, montando las puestas en escena Saber morir, Escuela de cortesanos, Pecado mortal, Tan cerca del cielo, Murió por la patria y Unas migajas de felicidad. 

De acuerdo con los datos biográficos de Cantón disponibles en el sitio electrónico de la Enciclopedia de la Literatura en México, elem.mx, además colaboró en diversos medios de circulación nacional, entre ellos, Espiga, Excélsior, Novedades y El Nacional. 

A lo largo de su sólida carrera fue distinguido con diversos premios, entre los que destacan el “Juan Ruiz de Alarcón” 1963 por Nosotros somos Dios y el del Primer Festival de Teatro Latino y de la Asociación de Críticos Latinos en Nueva York 1970 por Los malditos. 

Además recibió la Medalla Yucatán 1971 por su trayectoria literaria, el Premio del I Concurso de Teatro Nacional de Cultura de los Trabajadores 1979 por Retrato de mi padre y el Nacional de Teatro Mexicali 1979 por La República. 

En esa década, el destacado dramaturgo llegó a ser agregado cultural de la Embajada de México, en Bélgica y Consejero de la Delegación de México ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1974. 

La vida del destacado dramaturgo Wilberto Cantón se vio concluida a la edad de 54 años, el 5 de marzo de 1979 en la capital del país.

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA