¿Por qué la capirotada es el postre de la Cuaresma?

Estilo de vida DEBORAH RESÉNDIZ

Este miércoles 17 de febrero dio inicio la Cuaresma, el periodo religioso que alude a la preparación para la Pascua de Resurrección. Uno de los platillos típicos de este periodo es la capirotada, un postre amado por muchos, odiado por unos cuantos.

¿Cuál es su origen? 

La capirotada nace en Europa como un platillo salado. Su preparación se remonta a la época de los romanos, en la cual la preparaban con trozos de pan duro, los cuales previamente habían sido puestos a remojar con caldo y trozos de carne para después ser bañados en agua con vinagre.

La mezcla de pan se colocaba en un platillo junto a capas de pepinos, vísceras de pollo, queso y alcaparra. En ese entonces se le conocía como 'almondrote'

Su arribo a América 

Con la colonización y la llegada de los españoles al continente americano, llegaron también tradiciones europeas que fueron adaptándose a los recursos locales. A falta de algunos productos, los ingredientes fueron variando a nueces y granos dulces.

De acuerdo a la historia, el platillo también comenzó a ser transformado para agregarle una connotación religiosa, atribuyendo el pan viejo a la austeridad de la Cuaresma, la miel y el piloncillo a la sangre de Cristo, el queso a la manta que cubrió su cuerpo, etc. 

Baja popularidad  

En la década de los 60 era muy sencillo encontrar el tradicional postre en los restaurantes del país, pero poco a poco se fue perdiendo el interés, convirtiéndose en un platillo más hogareño. 

Lea la noticia completa aquí
Este miércoles 17 de febrero dio inicio la Cuaresma, el periodo religioso que alude a la preparación para la Pascua de Resurrección. Uno de los platillos típicos de este periodo es la capirotada, un postre amado por muchos, odiado por unos cuantos. (Especial)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA