Enfermeras de Gómez Palacio reciben las primeras dosis de vacuna contra el COVID

Gómez Palacio y Lerdo GUADALUPE MIRANDA

Nancy Castrejón Ramos, de 29 años de edad; y Alejandra Morales, de 27 años, ambas enfermeras que se encuentran en la línea de batalla contra el COVID-19 en el Hospital Insabi número 8 de Gómez Palacio, fueron las primeras en recibir la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 de la farmacéutica Pfizer.

Nancy, originaria del municipio de Cuencamé, tuvo que dejar a su familia para radicar en Ciudad Lerdo y se mostró feliz por recibir la vacunación. Para evitar contagios entre sus familiares decidió mudarse de la casa de sus tíos donde habitaba, para vivir sola.

Desde hace tres años es enfermera y desde el inicio de la pandemia lucha contra el virus. Hasta el momento ni ella ni sus familiares se han contagiado.

"Me siento muy contenta de que por fin esté la vacuna con nosotros", dijo la joven enfermera, quien mencionó que aunque seguirá expuesta al virus, la vacuna le dará confianza.

A lo largo de estos 10 meses de lucha contra el COVID-19, a Nancy le ha tocado ser testigo de casos de éxito, donde el paciente se recupera satisfactoriamente y regresa a casa, pero también le ha tocado ver casos con desenlaces fatales. "He visto de todo, desde las personas que están estables hasta una persona supergrave, cuando fallece, la agonía que empiezan a sentir los pacientes con insuficiencia respiratoria severa".

Ante las desgarradoras escenas que le han tocado presenciar, pide a la ciudadanía cuidarse y a esas personas que aún no creen en la existencia del virus, les pide que comiencen a creer porque es real. "Que empiecen a tomar consciencia, a pesar de que ya está la vacuna no quiere decir que no habrá contagios, tenemos que tomar conciencia y empezar a ver la realidad, de evitar aglomeraciones, reuniones, dejar de salir si no es necesario".

ESPOSA Y MADRE

A sus 27 años, Alejandra Morales, segunda enfermera en aplicarse la vacuna contra el COVID-19, es esposa y madre de un menor de nueve años de edad. Desde hace más de un año y medio trabaja en el Hospital General y desde el inicio de la pandemia se encuentra en la línea de batalla. Desde entonces, asegura haberse contagiado del SARS-CoV-2 en dos ocasiones, la primera logrando infectar a su madre, que por fortuna no tuvo mayores complicaciones.

"La verdad me contagié dos veces, la segunda me fue muy mal. Sí tenía temor de que se fuera a contagiar mi hijo, mi esposo, la primera ocasión contagié a mi mamá", contó Alejandra, quien reconoció que siempre existió el temor de lo que fuera a pasar.

Y es que a lo largo de esta pandemia, además de ser testigo de la muerte de pacientes graves, ha perdido a seres queridos y compañeros de trabajo.

Lea la noticia completa aquí
Nancy tuvo que dejar a su familia en Cuencamé y vivir en Lerdo para no contagiarla de COVID.
Alejandra fue la segunda enfermera en recibir la vacuna contra el COVID-19 y afirma que ya se ha contagiado dos veces.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA